El titular de la Comisión Coordinadora de Institutos Nacionales de Salud y Hospitales de Alta Especialidad, Gustavo Reyes Terán, explicó que entre los medicamentos que se van a utilizar, están el remdesivir, el tocilizumab, la hidroxicloroquina, la hidroxicloroquina con azitromicina y el método de plasmaféresis.

México, 1 abr (EFE).– El Gobierno de México informó este martes que iniciará ensayos clínicos con medicamentos que se han propuesto a nivel mundial para utilizarlos en posibles tratamientos para frenar la pandemia del COVID-19 en este país.

El titular de la Comisión Coordinadora de Institutos Nacionales de Salud y Hospitales de Alta Especialidad, Gustavo Reyes Terán, explicó que entre esos medicamentos están el remdesivir, el tocilizumab, la hidroxicloroquina, la hidroxicloroquina con azitromicina y el método de plasmaféresis.

Reyes Terán dijo que su grupo de investigación está terminando los trámites para iniciar la conducción de cinco ensayos clínicos con medicamentos que se han propuesto a nivel mundial y que tienen un efecto contra el virus.

Además de que tienen el potencial de controlar la replicación del virus, los síntomas de la enfermedad y evitan que se llegue a la condición de gravedad.

Señaló que los primeros tres son con los fármacos remdesivir, la hidroxicloroquina y la combinación de hidroxicloroquina con acitromicina.

En cuarto lugar apuntó al tocilizumab y el quinto “es un método que se llama plasmaféresis o la obtención de plasma, el componente líquido de la sangre de los pacientes que han superado la infección y que han estado muy gravemente enfermos y con altos títulos del virus para trasladarlo a personas que están sufriendo la enfermedad”.

Dijo que los cinco protocolos están en terminación de los trámites y en el caso de la plasmaféresis “está en proceso de ser sometido a los comités de ética correspondientes para saber si es aprobado y probablemente lo sea, a la brevedad posible”.

En tanto, el Subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, dijo que la población “no debe asumir que los medicamentos que sean señalados son medicamentos ya conocidos como útiles para combatir o controlar o tratar el coronavirus“.

Señaló que los medicamentos ya se usan para otras enfermedades, pero “no hay todavía una autorización sanitaria y una prueba científica contundente” que indique que estos medicamentos pueden o deben usarse de manera segura para tratar a la COVID-19.

México llegó este martes a mil 215 contagios de la COVID-19 con 121 nuevos respecto a los mil 094 del día anterior (11 por ciento más), y a 29 fallecimientos, uno más que el último reporte, informaron las autoridades sanitarias del país.

El director general de Epidemiología de la Secretaría de Salud, José Luis Alomía Zegarra, dijo que las autoridades sanitarias tienen registrados 3 mil 511 casos sospechosos de la enfermedad, al presentar el reporte técnico de la epidemia del coronavirus.

Alomía explicó que otros 6mil 282 casos han sido descartados de un universo total de 11 mil 008 personas que han sido revisados desde que el pasado 27 de febrero se registró el primer caso de la COVID-19 en México.

El Estado de México y la capital mexicana, las entidades más pobladas del país, acumulan la mayoría de casos confirmados con 254 y 149, respectivamente, de acuerdo con la información técnica presentada.

Un total de 167 personas, de los mil 215 contagios confirmados, han requerido tratamiento hospitalario, entre las que el 5 por ciento tuvieron síntomas de gravedad y el 1 por ciento fueron intubadas al tener un riesgo mayor.

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) anunció un programa para facilitar que las personas de alto riesgo y con enfermedades crónicas, limiten su visita a las clínicas para sus tratamientos y que se queden en casa.

Para ello, los pacientes recibirán una consulta cada tres meses y se les entregará recetas de medicamentos que mes a mes podrá recoger un enviado que no tenga el riesgo tan elevado como el paciente.