Author image

Pedro Mellado Rodríguez

01/04/2023 - 12:05 am

¿Dónde están los votantes de AMLO, la 4T y Morena?

La mayoría de los más de 29 millones de beneficiarios que reciben algún programa de Gobierno, son la base social del más firme apoyo al Presidente López Obrador y su Gobierno. Y estarán dispuestos a apoyar al candidato presidencial que tenga la bendición del actual mandatario nacional.

Desde noviembre del año pasado la oposición al Gobierno del Presidente Andrés Manuel López Obrador y rival del partido Morena, ha articulado una campaña para combatir en todos los frentes posibles la reforma que pretende adelgazar la estructura electoral del país, reducir su muy oneroso costo y terminar con los privilegios de una burocracia dorada, encabezada por el todavía presidente del Instituto Nacional Electoral (INE) Lorenzo Córdova Vianello y su principal escudero, el Consejero Ciro Murayama Rendón, quienes terminarán su gestión en ese organismo el lunes 3 de abril del 2023.

Enfrascados en la diputa por el control del Instituto Nacional Electoral, que en las más recientes décadas ha estado en manos de una burguesía académica dorada y privilegiada, protegida por los partidos políticos tradicionales y por poderes fácticos que se sienten dueños del país, los opositores al autodenominado Gobierno de la Cuarta Transformación han pasado por alto asuntos importantes.

Como, por ejemplo, la consolidación de los programas sociales instrumentados por el Gobierno de López Obrador, que en 2023 suman ya más de 29 millones de beneficiarios, que representan una muy sólida y tenaz base social y electoral en respaldo del Presidente, de su administración, de su partido Morena y de la continuidad de su proyecto político.

Mientras que la oposición no logra articular un discurso que aumente la base social que le respalda, el Gobierno de la Cuarta Transformación y su partido se atrincheran en segmentos clave de la población.

La más reciente actualización de la Lista Nominal de Electores del país, con corte al pasado viernes 24 de marzo del 2023, que incluye a 94 millones 933 mil 915 potenciales sufragantes en todo el país, refleja que el segmento más fuerte de potenciales votantes lo constituye el de personas de 65 años y más, donde está el bloque más sólido de respaldo a López Obrador y su partido.

Los votantes de 65 años y más, en la Lista Nominal de Electores son, hasta el momento 11.9 millones de personas con credencial para sufragar, el 12.63 por ciento del total. En el otro extremo de la gráfica, el segmento más representativo es el de los jóvenes de entre 20 y 24 años, que suma 11.2 millones de potenciales sufragantes, el 11.82 por ciento del total en el país. Con una pequeña diferencia, que los adultos mayores acuden a las urnas en mayor proporción que los muchachos.

Otros dos segmentos muy importantes de votantes, con poco más de 10 millones cada uno, son los que incluyen a los jóvenes de entre 25 y 29 años de edad, y los que están en el rango de 30 a 34 años de edad.

¿A qué segmentos de la sociedad están llegando los apoyos de los programas sociales del Gobierno federal? El programa más ambicioso es la pensión para el bienestar de los adultos mayores de 65 años, que beneficia a 11 millones 200 mil personas de la tercera edad, según informó el miércoles 1 de marzo del 2023, en la conferencia mañanera en Palacio Nacional, la Secretaria de Bienestar, Ariadna Montiel Reyes.

Por su parte, Abraham Vázquez Piceno, coordinador nacional del Programa de Becas para el Bienestar “Benito Juárez” hizo el siguiente desglose: en educación básica se atienden poco más de cuatro millones de familias que tienen niños en preescolar, primaria o secundaria. En educación media superior, los becados ascienden a poco más de 5.8 millones de jóvenes del nivel preparatoria. Y en el caso de licenciatura, los becados son poco más de 546 mil jóvenes. En total son 10 millones 346 mil los becados por el Gobierno.

Marath Baruch Bolaños López, Subsecretario de empleo y productividad laboral, de la Secretaría del Trabajo, precisó que en el programa Jóvenes Construyendo el Futuro, que incluye a jóvenes entre los 18 y los 29 años, que no estudian ni trabajan pero que se les capacita en actividades productivas, había, por lo menos, 2.6 millones de beneficiarios.

A todos estos programas sociales, que juntos suman más de 24 millones de beneficiarios, habría que agregar por lo menos otros cinco millones de personas que reciben alguna ayuda a través de las Tandas para el Bienestar, Sembrando Vida, Producción para el Bienestar, Fertilizantes para el Bienestar y Bienpesca.

Según cálculo de Carlos Torres Rosas, coordinador de programas para el desarrollo de la Presidencia de la República, de los 35 millones de viviendas que hay en el país, el 71 por ciento recibe, por lo menos, un programa para el bienestar.

La mayoría de los más de 29 millones de beneficiarios que reciben algún programa de Gobierno, son la base social del más firme apoyo al Presidente López Obrador y su Gobierno. Y estarán dispuestos a apoyar al candidato presidencial que tenga la bendición del actual mandatario nacional.

Hasta la fecha, la Lista Nominal de Electores de México tiene casi 95 millones de personas inscritas, con credencial para sufragar. En las elecciones del 2018 votó el 63.42 por ciento. Si un porcentaje similar acudiera a las urnas el 2 de junio del 2024, estaríamos hablando de alrededor de 60 millones de ciudadanos.

¿Cuántos de los 29 millones de beneficiarios de los programas sociales acudirán a las urnas el año próximo y cuántos votarán por el proyecto que seguirán impulsando López Obrador y Morena? Esa es la gran duda que debe quitarle el sueño a muchos de los opositores al gobierno de la llamada Cuarta Transformación.

Más allá de las guerras mediáticas, interna y externa, de las descalificaciones, de los errores cometidos o que pudiera cometer el actual gobierno, de los odios y los violentos enconos, la realidad de las estadísticas terminará por imponerse, y hasta donde vamos, la base social de apoyo al actual régimen es muy sólida.

Pedro Mellado Rodríguez
Periodista que durante más de cuatro décadas ha sido un acucioso y crítico observador de la vida pública en el país. Ha cubierto todas las fuentes informativas y ha desempeñado todas las responsabilidades posibles en medios de comunicación. Su columna Puntos y Contrapuntos se ha publicado desde hace más de tres décadas, en periódicos como El Occidental, Siglo 21 y Mural, en Guadalajara, Jalisco. Es profesor de periodismo en el ITESO, la Universidad jesuita de Guadalajara.
en Sinembargo al Aire

Opinión

Opinión en video

más leídas

más leídas