El Palacio de Hierro, propiedad de Alberto Baillères, negó realizar actividades proselitistas como lo denunció en días pasados un reportaje de Bloomberg, que además señaló que la empresa proyecta a sus trabajadores videos creados por “ConcienciaMX”, un grupo financiado en parte por las tres principales cámaras de comercio del país.

El Palacio de Hierro confirmó que es una de las empresas que se sumó al movimiento llamado “ConcienciaMX”, cuya misión central es “hacer más consciente a los colaboradores frente a su responsabilidad como ciudadanos”, pero aseguró que la iniciativa “en ningún momento se influye en el voto, ni se presentan propuestas a favor o en contra de un partido o candidato”.

En los últimos días los dueños de diversas empresas como Finsa, Herdez, Grupo Vasconia y Grupo México han emitido mensajes a través de videos o comunicados llamando a sus colaboradores y trabajadores a “razonar el voto” en la elección del 1 de julio, donde el candidato izquierdista López Obrador lleva una ventaja de más de 20 puntos porcentuales cuando sólo falta un mes para los comicios.

Ciudad de México, 1 de junio (SinEmbargo).– El Palacio de Hierro, propiedad de Alberto Baillères, negó que la empresa esté involucrada en actividades proselitistas con sus empleados y en ningún momento ha hecho un llamado a votar en contra de algún partido o candidato como lo denunció en días pasados un reportaje de Bloomberg.

A través de un comunicado la empresa integrante del conglomerado Grupo Bal, reiteró su “absoluto respeto a las preferencias individuales y el derecho al voto libre y secreto”.

Esta semana, Bloomberg, uno de los medios especializado en negocios más importantes del mundo, publicó un reportaje firmado por la periodista Andrea Navarro en el que empleados del Palacio de Hierro contaron cómo la empresa realizó reuniones con sus empleados donde les mostraba videos con un llamado a no votar por el candidato Andrés Manuel López Obrador, de la coalición “Juntos Haremos Historia”.

El mensaje, que fue repetido uno y otra vez, era: “Voten por el candidato que tenga la mayor probabilidad de vencer a Andrés Manuel López Obrador; es la mejor oportunidad que tenemos de preservar el sistema económico que nos permite emplearlos”.

De acuerdo con Bloomberg, que cita testimonios de empleados del Palacio de Hierro, las presentaciones incluyeron un video electoral de seis minutos creado por “ConcienciaMX”, un grupo financiado en parte por las tres principales cámaras de comercio del país.

El mensaje principal del video fue, según Bloomberg:

“Usted, y en términos más generales México, no están tan mal como se cree. Los salarios y el poder adquisitivo han aumentado en las últimas décadas, los servicios públicos son mejores, el comercio exterior está en auge y juntos, podemos continuar mejorando la sociedad mexicana. Infórmate y reflexiona antes de votar”, dice el narrador al final del video mientras una gráfica insta a los espectadores a no emitir un voto “por enojo”.

El Palacio de Hierro confirmó que es una de las empresas que se sumó al movimiento llamado “ConcienciaMX”, cuya misión central es “hacer más consciente a los colaboradores frente a su responsabilidad como ciudadanos y actores principales en la construcción y evolución del modelos de país que aspiramos”.

Sin embargo, aseguró que la iniciativa “en ningún momento se influye en el voto, ni se presentan propuestas a favor o en contra de un partido o candidato”.

“El Palacio de Hierro niega rotundamente cualquier actividad proselitista”, reiteró.

Hoy, en una entrevista con el diario El Universal, el presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), Lorenzo Cordova Vianello, señaló que los empresarios están jugando al límite de lo permitido en el proceso electoral, por lo que hizo un llamado a no enturbiarlo.

“Está bien que los empresarios se pongan de acuerdo y ejerzan la libertad de expresión, lo que no se vale es utilizarla tratando de incidir indebidamente en la voluntad de los demás (…) No enturbiemos el proceso electoral, no vale la pena”, dijo al medio.

El Palacio de Hierro pertenece al conglomerado Grupo Bal, que integra otras empresas como Petrobal, GNP, afore Profuturo, Casa de Bolsa Valmex y Peñoles, una de las grandes compañías mineras mexicanas que junto con Grupo México son responsables de desastres ambientales.

El dueño de Grupo Bal es Alberto Baillères González, quien posee una fortuna de 10.8 mil millones de dólares y es el tercer hombre más rico de México, de acuerdo con el listado de la revista Forbes.

Alberto Baillères y su hijo Alejandro Baillères Gual fueron unos de los principales aportadores de la campaña de Margarita Zavala, quien abandonó la contienda el 16 de mayo, cada uno con una donación de un millón 680 mil pesos.

LA IP CONTRA AMLO

En los últimos días los dueños de diversas empresas como Finsa, Herdez, Grupo Vasconia y Grupo México han emitido mensajes a través de videos o comunicados llamando a sus colaboradores y trabajadores a “razonar el voto” en la elección del 1 de julio, donde el candidato izquierdista López Obrador lleva una ventaja de más de 20 puntos porcentuales cuando sólo falta un mes para los comicios.

Algunas empresarios como Germán Larrea, sí han mencionado directamente el nombre de López Obrador identificándolo como el candidato que haría daño a la economía. Otros, no dicen nombres, pero todas las características que mencionan aluden al político tabasqueño, quien ya es mencionado en algunos sectores políticos y empresariales como “ya sabes quien”, en referencia a la precampaña de Morena.

La campaña de los empresarios en contra de López Obrador tomó fuerza desde finales de abril con dos desplegados en la prensa nacional –el del Consejo Mexicano de Negocios (CMN) y del Consejo Coordinador Empresarial (CCE)– en los que le recriminaron que los haya acusado de influir en la campaña electoral a favor del panista Ricardo Anaya.

El pasado 24 de mayo, Andrés Manuel López Obrador confirmó una reunión entre Alejandro Ramírez Magaña, presidente del Consejo Mexicano de Negocios, y Alfonso Romo Garza, coordinador de estrategia de Movimiento Regeneración Nacional (Morena), con el objetivo de conciliar con los empresarios.

El candidato de Morena ha dicho en reiteradas ocasiones que será un Presidente favorable al mercado y que no tiene la intención de expropiar empresas privadas, en un mensaje claramente dirigido a los empresarios.

El 1 de julio están llamados a las urnas 89 millones de personas para elegir al Presidente de México, los diputados, los senadores, ocho gobernadores y el jefe de Gobierno de Ciudad de México, entre otros 3 mil 400 cargos.