La hija del Alcalde de Nueva York, Chiara de Blasio, fue arrestada la noche del sábado debido a las protestas por el asesinato de George Floyd, a manos de la policía de Mineápolis; el Alcalde no se ha pronunciado al respecto, aunque dijo que “era hora de que la gente regresara a casa”.

Nueva York, Estados Unidos, 1 de junio (RT/EFE).- Chiara de Blasio, hija del Alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, fue arrestada en la noche del sábado en medio de las protestas por el asesinato de George Floyd, el afroamericano que murió a manos de la policía a principios de la semana pasada en Mineápolis.

De acuerdo con el diario New York Post, Chiara, de 25 años de edad, al parecer fue esposada por bloquear el tráfico en una calle del Bajo Manhattan —cerca de la plaza Union Square— y por negarse a dispersarse de una manifestación, declarada como ilegal.

Fuentes policiales, citadas por el medio, aseguran que en medio de la detención la joven no reveló su parentesco con De Blasio, pero la dirección de residencia que entregó correspondía a la del Alcalde neoyorquino.

Chiara fue procesada, recibió una orden para comparecer ante un tribunal penal y posteriormente fue puesta en libertad. El Ayuntamiento de la ciudad se negó a comentar el asunto de inmediato.

EL ALCALDE AÚN NO SE HA PRONUNCIADO

Se calcula que el incidente ocurrió aproximadamente una hora antes de una rueda de prensa en la que De Blasio había expresado su agradecimiento y respeto por las protestas pacíficas, pero había declarado que ya era “hora de que la gente regresara a casa”.

Las protestas en Nueva York se producen al poco de las manifestaciones del pasado miércoles en Los Ángeles (California).

La policía de Nueva York ha informado de que desde las protestas del pasado viernes ha detenido a un total de 730 personas. Ayer, el día de los peores altercados, se produjeron 345 arrestos después de una noche caótica de protestas y saqueos en la ciudad de Nueva York por la muerte de George Floyd, que causó 33 policías heridos y 47 vehículos policiales dañados.

Mientras tanto, en Mineápolis, donde comenzaron pacíficamente, han pasado a enfrentamientos directos y violentos con la policía y en partes de la ciudad hubo actos de saqueo y vandalismo.