Un camión cisterna fue conducido contra cientos de manifestantes que protestaban por el asesinato de George Floyd. El camión aceleró contra la multitud, mientras las personas se dispersaban a los costados.

Mineápolis, Minesota, 1 de junio (RT).- Un camión cisterna se ha conducido directo contra cientos de manifestantes que protestaban en una avenida cerca del centro de la ciudad de Mineápolis (estado de Minesota, EU) por el asesinato de George Floyd.

En las imágenes publicadas en redes sociales se puede ver al camión acelerar contra una multitud, mientras las personas se dispersan desesperadamente hacia los costados.

Según los informes iniciales, nadie resultó gravemente herido en el incidente, excepto el conductor, que fue sacado del camión y golpeado por los manifestantes indignados.

Los oficiales de policía tuvieron que usar gas pimienta para abrirse paso entre la multitud hasta llegar donde se encontraba el sospechoso y arrestarlo.

Al respecto, las autoridades locales consideran que la acción pudo ser deliberada. El Departamento de Seguridad Pública de Minesota confirmó la detención del conductor del vehículo y precisó que sufrió lesiones que no amenazan su vida.

Bogdan Vechirko ha sido identificado como el sospechoso que iba al volante cuando se produjo la agresión este domingo por la tarde, señaló la oficina del sheriff del condado de Hennepin.

Los testigos relataron que escucharon el sonido de la bocina del camión que se venía en contra de ellos antes de echarse a correr, según medios locales. De momento, no está claro cómo el vehículo ingresó a la autopista que se encontraba cerrada.

En el momento del incidente, había miles de personas que marchaban por el puente en contra de la brutalidad policial y tenían planeado rendir un homenaje al afroamericano George Floyd en la misma ciudad en la que perdió la vida en manos de las fuerzas del orden.

Multitudinarias protestas se han producido en distintas ciudades de EU tras el asesinato de Floyd. El pasado lunes, la Policía de Mineápolis lo detuvo por presunto “fraude en curso”.

Durante el arresto, uno de los agentes presionó el cuello del detenido con la rodilla durante al menos ocho minutos, a pesar de que el individuo estaba esposado en el piso y se quejaba de que no podía respirar. El hombre fue declarado muerto poco después en un hospital.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE RT. VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.