En la autobiografía de Bob Kane Batman and Me, Bill Finger quería que el personaje tuviera un nombre asociado a la nobleza para enfatizar la faceta de playboy millonario de Batman, y eligió a Robert the Bruce por sus lazos con la realeza escocesa. Sin embargo, fue Bob Kane quien eligió que el apellido del guerrero fuese en éste caso el nombre.

MADRID, 1 de junio (EuropaPress).- La historia detrás de los orígenes de Batman es casi tan interesante en la vida real como en los cómics. El Hombre Murciélago nace de una idea original de Bob Kane, que tenía poco más que un nombre, y su colaborador habitual Bill Finger, que diseñó tanto el traje como la historia de Bruce Wayne. Un nombre que, por cierto, no es para nada casual.

A Finger le costó décadas recibir la acreditación que se merecía por la creación de Batman, al que no sólo le otorgó su icónico traje de murciélago, sino que también le dio una identidad.

Bruce Wayne nació de la investigación de ambos autores de diferentes personajes de la historia que fueron héroes de su tiempo, lo que ya de por sí simboliza la inquebrantable personalidad del Caballero Oscuro.

Su nombre de pila viene del célebre guerrero escocés Robert the Bruce, que los cinéfilos recordarán por ser el compañero de William Wallace en Braveheart. Curiosamente, fue Bruce quien fue apodado como Braveheart tras ser coronado Rey de Escocia, y no el personaje de Mel Gibson, al que acaba traicionado en la película. El Robert, fue el verdadero héroe de aquella historia que fue rey de Escocia de 1306 a 1329.

Según recuerda Screenrant en la autobiografía de Bob Kane Batman and Me, Finger quería darle un nombre que estuviese asociado a la nobleza para enfatizar la faceta de playboy millonario de Batman, y eligió a Robert the Bruce por sus lazos con la realeza escocesa. Sin embargo, fue Bob Kane quien eligió que el apellido del guerrero fuese en éste caso el nombre.

El apellido de la influyente familia de Gotham sí se le acredita a Kane, en una de sus pocas aportaciones originales. Para ello recurrió a los libros de historia de Estados Unidos hasta que descubrió al “Loco” Anthony Wayne, que se ganó su epíteto por la forma feroz que tuvo de luchar contra los británicos en la guerra de independencia estadounidense.

‘Loco’ Wayne de hecho es el antepasado del propio Batman, tal y como se reveló en un cómic de DC en los 60, en el que el propio Caballero Oscuro viaja al pasado y se encuentra con el personaje histórico real.

Así, Bruce Wayne lleva el apellido de dos revolucionarios, uno escocés y otro estadounidense, ambos de buena familia, que no tuvieron miedo a dar sus vidas por lo que creían justo y necesario. Algo que el propio Batman ha demostrado con creces en su larga carrera contra el crimen.