García Luna, quien fue Secretario de Seguridad Pública desde fines de 2006 a 2012 bajo el Gobierno del expresidente Felipe Calderón, se ha declarado inocente de las acusaciones de los fiscales, quienes alegan que recibió enormes cantidades de dinero por parte del cártel de Joaquín “El Chapo” Guzmán a cambio de permitir que éste traficara cocaína a sus anchas.

Ciudad de México, 1 de junio (SinEmbargo).- Los fiscales de la Corte de Brooklyn, en Nueva York, pidieron al Juez postergar 60 días la audiencia de Genero García Luna, que está agendada para el 4 de junio próximo, dicen documentos enviados al Magistrado y difundidos por la periodista Dolia Estévez.

De acuerdo con la periodista, los fiscales están a la espera de evidencia del Gobierno de México y de citatorios girados a socios y empresas del acusado, quien fuera el titular de la Secretaría de Seguridad Pública federal en el sexenio del expresidente Felipe Calderón Hinojosa.

Hasta hoy, dice Estévez en su cuenta de Twitter, los fiscales han entregado 60 mil páginas de pruebas a la defensa de García Luna, quien está acusado de recibir millonarios sobornos de parte de miembros prominentes del Cártel de Sinaloa a cambio de protección.

El pasado 4 de mayo, el Presidente Andrés Manuel López Obrador, pidió investigar “a fondo” los vínculos con el narcotráfico del exsecretario de Seguridad Pública Genaro García Luna (2006-2012) ya que fueron “terribles independientemente de si había complicidad hacia arriba o no”.

Estas declaraciones del mandatario llegaron después de que la exembajadora de Estados Unidos en México Roberta Jacobson asegurara en una entrevista que el entonces Presidente mexicano, Felipe Calderón, era consciente de la situación y no hizo nada al respecto.

“Eso fue terrible, independientemente de si había complicidad hacia arriba o no. Imagínense el Secretario de Seguridad Pública en el tiempo en el que se decide declarar la guerra al narcotráfico defendiendo o protegiendo a uno de los grupos para perseguir a otros”, aseguró en su conferencia matutina.

La solicitud de los fiscales. Foto: Twitter, @DoliaEstevez.

LAS PRUEBAS CONTRA GARCIA LUNA
Dos cartas disponibles en el sistema electrónico de los tribunales federales estadounidenses revelan que fiscales neoyorquinos entregaron a los abogados del exsecretario de Seguridad Pública de México, Genaro García Luna, pruebas contra el exfuncionario que incluyen correos electrónicos, fotografías, transacciones financieras y comunicaciones interceptadas.

Los fiscales del distrito sur de Nueva York dijeron que entregaron las pruebas a los abogados y pidieron pruebas recíprocas por parte de la defensa.

García Luna está acusado en Nueva York de tres cargos de asociación delictiva para el tráfico de cocaína y de falso testimonio.

García Luna, quien fue Secretario de Seguridad Pública desde fines de 2006 a 2012 bajo el Gobierno del expresidente Felipe Calderón, se ha declarado inocente de las acusaciones de los fiscales, quienes alegan que recibió enormes cantidades de dinero por parte del cártel de Joaquín “El Chapo” Guzmán a cambio de permitir que éste traficara cocaína a sus anchas.

Genaro García Luna y Felipe Calderón durante durante la inauguración del Centro de Inteligencia de la Policía Federal en 2009. Foto: Sáshenka Gutiérrez, Cuartoscuro

En las cartas, los fiscales también dijeron que entregaban transacciones de dinero, de propiedades, informes de cuerpos de seguridad y declaraciones del acusado. Mensajes enviados al abogado de García Luna, César de Castro, no fueron respondidos de forma inmediata.

A mediados de abril, el Juez Brian Cogan denegó el pedido de García Luna de salir de la cárcel en la que se encuentra en Nueva York. El exfuncionario mexicano hizo la solicitud tras asegurar que corría peligro de contagiarse de coronavirus en prisión.

García Luna, quien vivía en Miami, fue arrestado en diciembre de 2019.

Durante el juicio a “El Chapo” celebrado a fines de 2018 e inicios de 2019 en Nueva York, el jurado escuchó al exmiembro del Cártel de Sinaloa, Jesús Zambada, testificar que entregó personalmente por lo menos seis millones de dólares a García Luna en pagos clandestinos a nombre de su hermano mayor, el jefe del cártel Ismael “El Mayo” Zambada.

El testigo dijo que se reunió con García Luna en un restaurante entre 2005 y 2006. Jesús Zambada declaró que le dio una maleta con tres millones de dólares en el lugar. En ese momento García Luna estaba a cargo de la agencia federal de investigación de México. En una segunda reunión en 2007, cuando García Luna ya era Secretario de Seguridad Pública, Zambada dijo que le dio otra maleta con entre tres y cinco millones de dólares.