El Gobernador del Estado, Rubén Moreira Valdez, negó que el desabasto de agua en el municipio de Zaragoza esté relacionado con la planta de la empresa cervecera Constellation Brands, que opera en Nava, como lo afirmó el Alcalde Leoncio Martínez. El mandatario señaló que el problema con el líquido vital tiene su origen en que la red de agua municipal es antigua.

La red de distribución del vital líquido es muy antigua, según el gobernador del Estado. Foto Vanguardia

La red de distribución del vital líquido es muy antigua, según el Gobernador del Estado. Foto Vanguardia

Por Josué Rodríguez 

Ciudad de México, 1 de julio (SinEmbargo/Vanguardia).– El desabasto de agua que se presenta en el municipio de Zaragoza, Coahuila, no es originado por la cervecera que opera en el área sino porque la red de distribución del vital líquido es muy antigua, dijo el Gobernador del Estado, Rubén Moreira Valdez.

En su visita a Piedras Negras, el mandatario estatal, indicó que este problema ya tiene muchos años, pero no se hizo un debido mantenimiento a la red de agua que ya es muy antigua, por lo que se ofreció a ayudar al municipio para que no tengan problemas con el abasto las colonias.

Señaló que la red de asbesto tiene muchas fugas de agua y que ya cuenta con más de 50 años operando, por lo que, dijo, sostuvo una plática con el alcalde de Zaragoza Leoncio Martínez, para fondear recursos, además de asesoría para que mediante el sistema de agua municipal puedan salir adelante con esta situación.

“Le vamos a ayudar, le vamos a fondear recursos, le queremos asesorar en su organismo municipal de agua, vamos a respaldarlo”, destacó.

Subrayó que será una inversión importante y se evalúa para ver cuánto pondrá el municipio y cuanto será por parte del Gobierno del Estado, en este problema que aseguró no es grave dado la bondad del terreno de contar con agua.

Además, enfatizó que el problema no se origina por la planta cervecera que se tiene en la región de los Cinco Manantiales, lo cual, aseguró, está certificado.

promoo Moreia2

A mediados de esta semana, Leoncio Martínez, denunció que una planta de la empresa cervecera Constellation Brands, dueña de Grupo Modelo, está dejando sin agua al municipio que él gobierna y acusó que los gobiernos federal y estatal privilegian a la compañía estadounidense por encima de los pobladores del municipio.

Aunque territorialmente está establecida en el municipio de Nava, la planta está más cerca de la zona urbana de Piedras Negras sobre la carretera 57. Inició operaciones en marzo del 2010 como Grupo Modelo, pero en 2013 la compañía estadounidense líder en vinos y licores Constellation Brands, compró las acciones de la empresa.

De acuerdo con datos proporcionados por Constellation Brands, para producir un litro de cerveza se necesitan 3.25 litros de agua. Una parte de lo que sobra se reutiliza en las diferentes áreas de la planta y el resto se desecha al Río Bravo.

El agua que se usa para crear la cerveza proviene de un acueducto de la reserva ubicada a 40 kilómetros de la planta. Está en una comunidad conocida como “Las Albercas” en el municipio de Zaragoza. Ahí, tanto la autoridad municipal, como ciudadanos y ecologistas de la región están preocupados. No quieren quedarse sin agua.

Entre el 2015 y 2017, la compañía proyectó que pasará de 10 millones a 25 millones de hectolitros de producción anual. En una matemática simple, en Nava se harán 8 mil 30 millones de cervezas cada año, lo que equivale a 22 millones por día. Para ello la empresa invertirá alrededor de 2 mil 275 millones de dólares en el proyecto de expansión.

“Nos estamos quedando sin agua y no se ha invertido ni un cinco partido por la mitad”, señaló Leoncio Martínez, quien afirmó que los mantos acuíferos se están agotando.

Denunció además que el Gobierno del Coahuila y el Gobierno federal están privilegiando a la empresa Constellation Brands, ubicada en Nava, que extrae el agua de Zaragoza para producir cerveza.

El Edil envió un oficio al Gobernador del Estado, Rubén Moreira Valdez, con el mensaje “No tenemos agua para el consumo humano”.

“Ni el Gobierno del estado, ni el Gobierno federal nos apoyan, pero tampoco quieren que molestemos a la cervecera porque es una fuente de empleo, se nos puede ir. Prefieren que la comunidad de Zaragoza se muera de sed antes que molestar a una empresa que no es ni nacional”, señala Martínez.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE Vanguardia. Ver ORIGINAL aquí. Prohibida su reproducción.