Por medio de un documento suscrito ante la Cámara de Diputados, la bancada perredista aseguró que actualmente en México existen cerca de 1.2 millones de jóvenes desempleados y que el número de personas que ni estudian ni trabajan, mejor conocidos como “NiNis”, va en aumento. Por ello, los legisladores hacen un llamado a las autoridades federales a hacer de conocimiento público las cifras y los alcances obtenidos con diversos programas de asistencia social, de modo que puedan ajustar o establecer proyectos que permitan revertir la actual y endeble situación económica por la que atraviesa el país, asimismo luchando por evitar el aumento del crecimiento del mercado ilegal.

Un joven tragafuegos labora en el crucero del Instituto Estatal de Educación Pública (IEEPO) para recaudar dinero para poder sobrevivir. Foto: Cuartoscuro.

En el estado de Oaxaca, un joven tragafuegos labora en el crucero del Instituto Estatal de Educación Pública (IEEPO) para recaudar dinero para poder sobrevivir. Foto: Cuartoscuro.

Ciudad de México, 1 de julio (SinEmbargo).- Más de un millón 209 mil jóvenes se encuentran desempleados en el país mientras que el número de personas que “ni trabajan, ni estudian” aumenta, informó el día de hoy la bancada del Partido de la Revolución Democrática (PRD) en el Congreso de la Unión.

“En México viven 37.9 millones de jóvenes de 15 a 29 años, de los cuales el 50.5 por ciento son mujeres, y el 49.5 por ciento varones. Un análisis por edad muestra que este sector de la población tiene el mayor nivel de desocupación”, refiere el documento.

De acuerdo con un comunicado, los legisladores aseguraron que uno de los mayores retos que enfrenta la población joven en México radica en la transición de la vida escolar a la laboral.

Detalla que la población desocupada sin instrucción escolar representa el 10 por ciento; a nivel primaria 19 por ciento y en secundaria 37 por ciento; medio superior y superior, 18 y 24 por ciento, respectivamente. De ahí que “uno de los mayores retos que enfrenta la población joven, es la transición de la vida escolar a la vida laboral”.

En ese sentido, los perredistas explicaron que la Secretaría del Trabajo y Previsión Social reportó en el primer trimestre de 2016, una tasa de desocupación de jóvenes del 7.2 por ciento, siendo las mujeres las más afectadas; que según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), el año pasado, la población desocupada de 14 a 19 años de edad representó el 15 por ciento, mientras que para el grupo de 20 a 29 años ascendió a 38 por ciento.

“El 7.1 por ciento de la población joven esta subocupada, lo que significa que puede ofertar más tiempo de trabajo, mientras el 61.1 por ciento tiene un empleo informal, debido a su bajo nivel de escolaridad”, explican los legisladores.

Un joven encuentra una buena oportunidad de ganar unas monedas, recorriendo los restaurantes de la colonia Roma con su trompeta. Foto: Cuartoscuro.

En la Ciudad de México, un joven encuentra una buena oportunidad de ganar unas monedas, recorriendo los restaurantes de la colonia Roma con su trompeta. Foto: Cuartoscuro.

Al respecto, los funcionarios federales apuntaron que la insuficiente generación de empleos para satisfacer la demanda juvenil dentro del sector formal en México, aunada a la expansión del mercado ilegal, genera un aumento en el número de jóvenes que se incorporan en las filas de la delincuencia organizada.

Por lo anterior, los diputados urgen al titular del Instituto Mexicano de la Juventud (Imjuve), José Manuel Romero Coello, a que dé a conocer la situación actual en la que viven 37.9 millones de jóvenes en materia de empleo, acciones y pendientes, riesgos y proyecciones.

De igual forma, los legisladores exhortan al Ejecutivo federal a difundir las acciones que realiza para generar más oportunidades de empleo formal y efectivo para los jóvenes, en el contexto económico en el que se encuentra el país.

Además, solicitan que los titulares de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) y de Nacional Financiera (Nafinsa), informen acerca del número de solicitudes del “Programa Crédito Joven”, con el propósito de conocer cuántos beneficiarios han recibido los apoyos y han puesto en marcha sus proyectos.

Al coordinador general del Servicio Nacional de Empleo, los perredistas piden haga del conocimiento público el porcentaje de empleos formales de los 372 mil 38 obtenidos por jóvenes, en el periodo de septiembre 2014 a junio 2015, reportados en el Informe de “Logros 2015”.

Asimismo, que el titular de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) informe en el portal oficial de la dependencia en qué consistieron los trabajos otorgados a los jóvenes en lugares afectados por fenómenos meteorológicos que implicaron una situación de emergencia; cuál fue la zona geográfica en que se llevaron a cabo esas actividades y su duración; cuántos jóvenes fueron beneficiados y cuál fue la retribución económica que recibieron.

En Guerrero, un joven toca la marimba en el zócalo, para ganarse unas monedas y hacerle frente a la severa crisis por la que atraviesan los mexicanos. Foto: Cuartoscuro.

En Guerrero, un joven toca la marimba en el zócalo, para ganarse unas monedas y hacerle frente a la severa crisis por la que atraviesan los mexicanos. Foto: Cuartoscuro.

Respecto a los jóvenes artesanos, apuntaron que se requiere conocer el porcentaje presupuestal destinado a este sector, mediante la compra de materia prima, apoyo para la asistencia a ferias y compra de artesanías, del total erogado por más de 212 millones 48 mil pesos.

En cuanto a los apoyos entregados en 2015 a 21 mil 272 infantes hijos de jornaleros agrícolas, los diputados solicitan conocer si la ayuda es de carácter temporal o continua, con la finalidad de poder determinar su alcance para que puedan concluir sus estudios.

Finalmente, los perredistas sostuvieron que aún y cuando se han alcanzado avances para atender a la juventud mexicana, resultan insuficientes, debido a que en el país vive más un millón de jóvenes desempleados.

El punto de acuerdo suscrito a la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, fue presentado por los legisladores del PRD Julio Saldaña Morán, Cristina Gaytán Hernández, Rafael Hernández Soriano, Omar Ortega Álvarez y Juan Fernando Rubio Quiroz.