ADVERTENCIA: IMÁGENES FUERTES.

En la nueva grabación se escucha una voz lanzando una amenaza a todos los “padrotes independientes” que operan en Los Cabos, Baja California, mientras otro sujeto golpea con una tabla a un hombre, un presunto proxeneta, que permanece sometido boca abajo en el piso.

–Con información de La Opinión

Ciudad de México, 1 de julio (SinEmbargo).– La semana pasada fue en Querétaro, donde presuntos sicarios del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) torturaron, desnudaron, raparon y golpearon a escorts. Ahora fue en Los Cabos. En ambos casos, los criminales difundieron los videos.

En la nueva grabación se aprecia a un supuesto padrote tirado boca abajo en el piso y con el pantalón abajo, mientras que otro sujeto lo golpea fuertemente en los glúteos y en la espalda con un bate por no pagar derecho de piso a la organización criminal e intentar operar de manera independiente.

Junto al hombre sometido se observa a dos mujeres, presuntamente escorts, que permanecen hincadas y con la cara cubierta por el cabello; detrás de ellas, un hombre de pie las golpea de vez en cuando con la mano en la cabeza.

Cuando un sujeto agrede al hombre que permanece en el piso en repetidas ocasiones, se escucha la voz de otro que lanza una amenaza a los “padrotes independientes”.

“Esto le va a pasar a todos los que andan de independientes moviendo mujeres aquí en Cabo […] Esto le va a pasar a las plebes que le hagan caso a los que andan de independientes. Tengan en cuenta que la plaza es de alguien”, dice.

En la lucha por el control de lo que ellos llaman “plazas” –localidades–, las bandas de crimen organizado en México han utilizado no sólo tortura, sino también los asesinatos. El negocio del comercio de sexo es relacionado con actividades criminales, así como el tráfico de humanos, la venta de droga, la extorsión y, hasta este año, cuando el Presidente Andrés Manuel López Obrador dio un golpe al huachicoleo, al robo de combustible.

ATAQUES A ESCORTS EN QUERÉTARO

Escorts raptadas, desnudadas, humilladas, torturadas. En el video, los autores del abuso son identificados como sicarios del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG). Es en Querétaro, una entidad que había estado lejos del tipo de violencia que es común en entidades aledañas.

Según la información disponible, los integrantes del cártel difundieron las imágenes con el objetivo de infundir miedo y que las trabajadores sexuales “se cuadren”. Lo dicen en el video.

En la grabación se observa a sujetos encapuchados que tienen amarradas y amordazadas a las mujeres. Son escenas de tortura. Y mientras ocurren –parece que dentro de una casa de seguridad o en un hotel–, los sujetos aseguran que la “plaza de Querétaro ya está ocupada”.

A unas les dan choques eléctricos. Las amenazan. Les ponen armas en la cabeza. Las mujeres lloran, aterradas. El Cártel es identificado como uno de los más sanguinarios del mundo y, especialmente, de México.

“Ella era un contacto, yo trabaja en la noche con ella, (inaudible) se llama Karen, trabaja con otra chica que se llama Karina”, se escucha decir a uno de los agresores.

El CJNG es dirigido por Nemesio Oseguera Ramos, alias “El Mencho”. Por información que conduzca a su captura, Estados Unidos ofreció una recompensa de 10 millones de dólares, una de las sumas más cuantiosas que se hayan ofrecido. México, por su parte, ofreció una recompensa de 30 millones de pesos.

El grupo criminal se expandió con enorme velocidad durante el sexenio de Enrique Peña Nieto. El cártel tendría contactos en Colombia, Perú, Bolivia, Centroamérica, Estados Unidos, Canadá, Australia y el sureste asiático, conexiones que usa para el tráfico de marihuana, cocaína y drogas sintéticas.

El CJNG es un grupo criminal que surge como resultado de una serie de muertes, capturas y luchas con cárteles más antiguos. Es conocido por su agresivo uso de la violencia y su campaña de relaciones públicas. A pesar de la captura de sus principales cabecillas, el grupo parece continuar en expansión.

El CJNG surge luego de que el ex capo del Cártel de Sinaloa, Ignacio Coronel, alias “Nacho”, fuera abatido por las fuerzas de seguridad mexicanas en julio de 2010. Antes de su muerte, Coronel daba órdenes a Óscar Orlando Nava Valencia, alias “El Lobo”, líder del Cártel del Milenio. Este grupo criminal traficó cargamentos de droga, manejó las finanzas del Cártel de Sinaloa y operó principalmente en los estados de Jalisco y Colima, posteriormente extendiéndose a Michoacán y al Distrito Federal (Ciudad de México).

Al momento de la muerte de “Nacho” Coronel, “El Lobo” había sido capturado y el Cártel del Milenio había sufrido una serie de fracturas internas, dividiéndose en dos facciones: La Resistencia y Los Torcidos (La Resistencia acusaba a los últimos de haber entregado a El Lobo a las autoridades). En el vacío de poder que dejó la muerte de “Nacho”, ambos grupos se enfrentaron por el control del tráfico de drogas en Jalisco, y Los Torcidos se convirtieron en lo que ahora es conocido como el CJNG, surgiendo como los sucesores de la red del capo sinaloense en la región.

Nemesio es considerado el líder y fundador del CJNG, y sus socios originales fueron Erick Valencia, alias “El 85” y Martín Arzola Ortega, alias “El 53”, ambos antiguos miembros del Cártel del Milenio. Abigael González Valencia, otro antiguo miembro del Cártel del Milenio, cuñado de “El Mencho” y líder de la organización criminal Los Cuinis, presuntamente ayudó a financiar el ascenso del CJNG. Varios medios de comunicación se han referido a González Valencia como el “operador financiero” del CJNG o incluso han afirmado que es una de las personas a cargo del grupo.