México

Caro Quintero acepta que abogado de oficio lo defienda en juicio de extradición a EU

01/08/2022 - 4:44 pm

El narcotraficante que se encuentra preso en el penal federal de “El Altiplano”, en el Estado de México, desde su detención el pasado 15 de julio en Sinaloa, aceptó que sea un defensor de oficio quien lo represente.

Ciudad de México, 1 de agosto (SinEmbargo).– El prominente narcotraficante Rafael Caro Quintero, capturado hace unas semanas, aceptó que su defensa durante el juicio de extradición a Estados Unidos al que será sometido esté a cargo de un abogado de oficio al menos por ahora, confirmó el Poder Judicial.

“El Titular de la Delegación del Instituto Federal de Defensoría Pública delegación Estado de México, designa como defensor público del quejoso … a …, señalando domicilio donde puede ser localizado dicho defensor”, indica un acuerdo publicado en los estrados judiciales este lunes, consultado por SinEmbargo.

El defensor público federal “adscrito al Juzgado Quinto de Distrito de Procesos Penales Federales en el Estado de México acepta y protesta el cargo conferido, señala domicilio para oír y recibir notificaciones, solicita acceso al expediente electrónico, proporciona un correo electrónico como medios de contacto y adjunta copia de su cédula profesional que lo acredita como licenciado en derecho”, añade el acuerdo.

El Juzgador también resolvió dar vista al defensor público “con las constancias que integran el presente asunto”.

El Instituto Federal de Defensoría Pública, a través de su delegación en el Edomex, designó a un abogado de oficio para el presunto narcotraficante. Foto: FGR.

El abogado de oficio, del cual se reservó el nombre, solicitó acceso al expediente y a las constancias de la demanda de amparo y de la suspensión de plano, que un Juez federal de Puente Grande, Jalisco, concedió al detenido para no ser extraditado

También se le autorizó a conocer el expediente del Juzgado Sexto de Distrito de Procesos Penales Federales de la Ciudad de México, en donde se presentó la primera demanda de amparo, en la que se pedía que el detenido no estuviera incomunicado.

Apenas la semana pasada, una Jueza federal otorgó una suspensión provisional a Caro Quintero contra su extradición a Estados Unidos.

Abigail Ocampo Álvarez, Jueza Primero de Distrito en Materia de Amparo y Juicios Federal en el Estado de México, fue quien admitió a trámite el amparo del fundador y líder del Cártel de Guadalajara.

Asimismo, la impartidora de justicia concedió una suspensión para evitar que el capo permanezca incomunicado mientras se encuentre en la cárcel de máxima seguridad de El Altiplano, lugar al que fue trasladado después de haber sido detenido por elementos de la Secretaría de Marina (Semar).

Traslado de Rafael Caro Quintero. Foto: Semar

El pasado 19 de julio, el Juez Francisco Reséndiz Neri, titular del Juzgado Séptimo de Distrito de Amparo en Materia Penal en el Estado de Jalisco y quien otorgó la suspensión provisional de la extradición de Rafael Caro Quintero, se declaró incompetente para continuar con el caso, ya que sería competencia de un Juez de Distrito del Estado de México.

Lo anterior debido a que el acusado se encuentra preso en el penal perteneciente al Estado de México, por lo que dijo que correspondería seguir el caso a una autoridad judicial de dicho estado.

A pesar de ello, la suspensión otorgada por el Juez prevalece y el narcotraficante no podrá ser extraditado a los Estados Unidos hasta enfrentar un juicio previo.

Rafael Quintero fue detenido en el noroeste de México, casi una década después de salir de la cárcel debido a un aparente error judicial. El capo tenía dos órdenes de aprehensión en México, pero fue ejecutada una tercera con fines de extradición a Estados Unidos.

En la primera aprehensión de Caro Quintero, en 1985 en Costa Rica, la DEA fue decisiva para localizarlo y capturarlo. Foto: Semar

Caro Quintero fue uno de los principales proveedores de heroína, cocaína y marihuana a Estados Unidos a fines de la década de 1970 y principios de los 80.

El exlíder del Cártel de Guadalajara es acusado por el asesinato del agente de la Administración de Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés), Enrique “Kiki” Camarena, en 1985 y por los de otros ciudadanos estadounidenses en la misma época.

México dejó en claro que Caro Quintero fue capturado con la intención de extraditarlo. No obstante, sus abogados dejaron entrever con sus primeras presentaciones que el proceso de extradición tomará tiempo.

en Sinembargo al Aire

Opinión

Opinión en video