El ex candidato del PRD al gobierno de Campeche fue detenido acusado de defraudación fiscal equiparable. Sin embargo, la dirigencia local del partido refiere que se trata de un delito menor y de un malentendido que será solucionado a la brevedad, situación por la que el imputado podría salir libre en los próximos días. Ante la situación, el PRD acusó al Gobierno de Enrique Peña Nieto de aprovecharse de esta situación para utilizarla como “cortina de humo” para desviar la atención de aquellos ex funcionarios priistas acusados de peculado.

Ciudad de México, 1 de septiembre (SinEmbargo).- Fernando Dante Imperiale García, ex candidato del Partido de la Revolución Democrática (PRD) al gobierno de Campeche, fue detenido ayer en Ciudad del Carmen por elementos de la Policía Federal (PF), acusado de defraudación fiscal equiparable.

De acuerdo con la información difundida en medios nacionales y locales, los agentes de la PF habrían puesto a Imperiale García a disposición de un juez de Distrito y se prevé que este jueves rinda declaración preparatoria.

La denuncia fue interpuesta por el área jurídica del Sistema de Administración Tributaria (SAT) por presuntos delitos relacionados con actividad empresarial.

De acuerdo con Luis García Hernández, Secretario General del PRD en Campeche, expresó que los cargos imputados a Imperiale García “son menores”, situación por la que podría ser liberado en los próximos días. Al respecto, el político comentó que el acusado fue arrestado porque no contesto unos oficios enviados por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), pero que el malentendido está siendo aclarado y podrá ser resuelto próximamente.

Por su parte, William Mena Flores, Dirigente estatal del Sol Azteca, explicó que la aprehensión no es política sino fiscal, y en defensa de su ex abanderado, profirió que por los complicados trámites y requisitos de Hacienda, cualquier mexicano corre el riesgo de evadir impuestos.

Sin embargo, ante los hechos la dirigencia estatal del PRD acusó la persecución en contra de empresarios incómodos por parte del Gobierno Federal, “en particular los de izquierda y que mantienen actitud crítica contra el corrupto sistema político que prevalece”.

“El presidente Enrique Peña Nieto se exhibe como un manso corderito ante poderes fácticos del exterior y vasallo de intereses supranacionales, como el magnate Donald Trump que lo visitó en Los Pinos. Pero se erige como un fiero persecutor de quienes no comulgan con su partido y su mal gobierno”, expuso Luis García Hernández por medio de un comunicado.

Asimismo, expresó que si de persecución de delitos fiscales o penales se trata, “Peña y su partido [el PRI] deberían encarcelar al ex Gobernador Fernando Eutimio Ortega Bernés [actual Embajador de México en Paraguay] y a su gavilla de rufianes que saquearon Campeche en el anterior sexenio, y que hoy, hasta el momento, gozan de impunidad y protección”.

Por lo anterior, el líder del Sol Azteca consideró que la detención de su otrora abanderado es “una cortina de humo” para desviar la atención de aquellos ex funcionarios priistas acusados de peculado.

-Con información del periódico Por Esto!