Ciudadanos de Ecatepec exigieron seguridad al gobierno. Foto: Cuartoscuro.

El Estado de México fue la entidad que más delitos registros en 2013, según la ENVIPE. Foto: Cuartoscuro.

Ciudad de México, 1 de octubre (SinEmbargo).– El Estado de México es la entidad que registró el mayor número de delitos en el 2013, con una tasa de 47 mil 778 por cada 100 mil habitantes mayores de 18 años, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Victimización y Precepción sobre Seguridad Pública (ENVIPE) que presentó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía e Informática (Inegi), seguido por Baja California con 39 mil 507 víctimas; el Distrito Federal con 33 mil 068; Jalisco con 33 mil 029, y Sonora con 27 mil 395.

En total, en el país se registraron 22 mil millones de víctimas (28 mil 224 por cada 100 mil), un 1.68 por ciento más que en 2012, cuando se contabilizaron 27 mil 337 por cada 100 mil habitantes. El 49.9 por ciento fueron hombres y 50.1 por ciento mujeres.

Adrián Franco Barrios, de la Dirección General de Estadísticas de Gobierno, Seguridad Pública y Justicia del Inegi, destacó que como institución productora de información no podía emitir análisis alguno sobre los datos que se dieron; sin embargo, aseguró que “los números hablan” y que el debido a que el fenómeno es muy complejo no se puede hacer una conclusión, aún menos cuando “cada entidad federativa tiene un comportamiento distinto”.

“A nivel nacional, evidentemente, los datos respecto al año anterior son mejores, en otros indicadores no lo son, eso hay que analizarlo a detalle con mucho cuidado y no se puede llegar a conclusiones absolutistas”, afirmó.

Durante 2013 se generaron 33.1 millones de delitos asociados a 22.5 millones de víctimas, es decir hay una tasa de 1.5 delitos por víctima, en 2012, la tasa fue de 1.3. Además, de esos 33.1 millones, la víctima estuvo presente en el 55 por ciento de los casos (18.2 millones). En esos casos, 16.3 por ciento hubo agresión física. También en un 50.2 por ciento, el delincuente portaba arma y ésta fue utilizada en el 8.1 por ciento.

Los mayores delitos que se presentaron fueron el robo o asalto en la calle o en el transporte público (12 mil 294 por cada 100 mil habitantes), extorsión (9 mil 790), robo total o parcial de vehículo (4 mil 973), fraude (3 mil 981), amenazas (3 mil 808).

El Estado de México presentó la mayor tasa de delitos por cada 100 mil habitantes con 93 mil 003 delitos, respecto a 56 mil 752 que se registraron en 2012, seguido por Baja California con 57 mil 066 delitos, el Distrito Federal con 51 mil 786, Jalisco con 47 mil 278 y San Luis Potosí con 39 mil 558.

En el Estado de México los delitos más frecuentes son el robo o asalto en la calle o en el transporte público, la extorsión y el robo total o parcial de vehículos. En Baja California la extorsión, el robo total o parcial de vehículos y el robo en casa habitación.

El Distrito Federal destacó por robo o asalto en la calle o en el transporte público, extorsión y robo total o parcial del vehículo; en Jalisco la extorsión, el robo total o parcial de vehículo y el robo o asalto en la calle o en el transporte público.

Por último, en San luís Potosí predominaron los delitos de extorsión, robo o asalto en la calle o en el transporte público y las amenazas.

Foto: INEGI

Durante 2013 se generaron 33.1 millones de delitos asociados a 22.5 millones de víctimas; es decir, hay una tasa de 1.5 delitos por víctima: ENVIPE. Foto: INEGI

COSTOS DE SECUESTRO

De acuerdo con la ENVIPE, el costo total de la inseguridad y el delito en hogares representa un monto de 213 mil millones de pesos, es decir, 1.27 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), lo que a su vez equivale a 5 mil 560 pesos por persona afectada por la inseguridad y el delito. En 2012 costó 215.2 millones.

Las medidas preventivas representaron un gasto estimado para los hogares que asciende a 64 mil millones de pesos y en 2012 fue de 55.2 mil millones de pesos.

De acuerdo con Adrián Franco, esto se debe a que ” la gente se está protegiendo más, en medidas preventivas para los hogares está creciendo. Las personas están destinando más recursos para protegerse y también las personas se están preparando para salir a la calle”.

“Antes salían con la cartera completa, todas las tarjetas, mucho efectivo y llevaba además reloj y dos celulares o un celular, ahora si voy a salir a la calle me salgo con un billete y una identificación. Al ser asaltada una persona ya no pierde una cartera completa, sino una pequeña parte”, explicó.

Respecto a los secuestros, se contabilizaron 131 mil 946 secuestros, por 123 mil 470 víctimas; es decir, algunas personas sufrieron más de un secuestro en el 2013. También se incrementó la cifra comparado con 2012, que se contabilizaron 105 mil 682 secuestros por 94 mil 438 víctimas.

CIFRA NEGRA

Foto: INEGI

De acuerdo con el Inegi, de los 33.1 millones de delitos sólo se denunció el 9.9 por ciento. De lo que denunciaron, no todos tienen averiguación previa, sólo el 6.2 por ciento del total tuvo una denuncia o una averiguación. Foto: INEGI

“La cifra negra es la razón por las que nacen las encuestas de victimización en los años 60 y 70 y su fin es averiguar o medir cuál es la diferencia entre los delitos que se registran ante una autoridad, en el caso de México es ante el Ministerio Público y los delitos que realmente suceden en una sociedad”, explicaron los especialistas.

De acuerdo con el Inegi, de los 33.1 millones de delitos, solamente se denunció el 9.9 por ciento de ellos, de esos que se denunciaron, no todos tienen averiguación previa, solamente el 6.2 por ciento del total sí tuvo una denuncia o una averiguación y el resto no la tuvo, es decir, el 93.8 por ciento, que corresponde a la cifra negra.

El 31.4 por ciento de las personas que no denunciaron fue por considerar como una pérdida de tiempo y el 21 por ciento porque desconfían de las autoridades.

Debido al problema que representa la denominada cifra negra en los registros administrativos de delitos, las encuestas de victimización son la alternativa para hacer una aproximación más apegada a la realidad del fenómeno de la delincuencia.

Los estados donde menos se hacen las denuncias son Guerrero (96.7), seguido del Estado de México (96), Tamaulipas (95.2), Veracruz (94.9), Oaxaca (94.8), Guanajuato (94.5), Puebla (94.3) y San Luis Potosí (94.1).

En Estados Unidos, la cifra negra es de 63 por ciento, en Canadá de 69 por ciento e Inglaterra y Gales de 61 por ciento.

Sobre la percepción de seguridad, el 58.1 por ciento de la población considera a la inseguridad y delincuencia como el problema más importante que aqueja su entidad federativa, seguido por el desempleo (46.1 por ciento) y el aumento de precios (37.7 por ciento).

Los estados que tienen mayor percepción de inseguridad son Tamaulipas, Estado de México y el Distrito Federal; los de menor percepción es Chiapas, Yucatán y Oaxaca.

El 73.3 por ciento de la población considera que su estado es inseguro a consecuencia de la delincuencia, un aumento de .53 por ciento respecto al año anterior.

El 92.6 por ciento de los habitantes del Estado de México consideran que su entidad es insegura, Morelos con 89 por ciento, Tabasco con 86.1, Tamaulipas con 83.9, Michoacán con 82, Veracruz con 80.7, Zacatecas con 80.3, Guerrero con 78.9, Coahuila con 78.5 y el Distrito Federal con 77.6 por ciento.

Los lugares donde la población se siente más insegura es en los cajeros automáticos, seguidos por los bancos, la calle, el transporte público, las carreteras, los mercados, los parques o centros recreativos, el automóvil, la escuela, elt rabajo y su casa.

Además, de los encuestados el 69.9 por ciento ya no permitió que sus hijos menores salieron a la calle por miedo a ser víctimas, el 67.4 por ciento dejó de usar joyas, el 53.2 dejó de salir de noche, el 52 ya no lleva dinero en efectivo, el 42.7 tampoco trae tarjeta de crédito o débito, el 34.1 por ciento dejó de salir a caminar, 33.1 por ciento dejaron de visitar a parientes o amigos, el 31 por ciento dejó de tomar taxis, 29.4 ya no sale a comer o cenar, el 29 por ciento dejó de ir al c une o al teatro, el 27.4 por ciento no va a los estadios y el 22.6 por ciento dejó de viajar en carretera a otro estado o municipio.

Sobre el nivel de confianza en las autoridades a cargo de la seguridad pública y nacional, procuración e impartición de justicia, el 84.4 por ciento identifica a la Marina como la de mayor confianza, seguida por el Ejército con un 80.7 por ciento, la Policía Federal con 57.7 por ciento, la Procuraduría General de la República con 51.4 por ciento, los jueces con 47.4, la Policía Estatal con 44.1 por ciento, la Policía Ministerial o Judicial con 42.5 por ciento, el Ministerio Publico y la Procuraduría Estatal con 41.9, la Policía Preventiva Municipal con 37.5 por ciento y la Policía de Tránsito, en último lugar, con 33.5 por ciento.