Efrén Nicolás Leyva Acevedo, priista guerrerense de la vieja guardia. Foto: Cuartoscuro

Washington, D.C.– Los diplomáticos son el rostro de México en el extranjero. Sus modales, su apariencia, sus gestos, su voz, su personalidad, ofrecen la primera impresión de lo que somos como nación. De ahí el enorme daño que se hace cuando entre los representantes diplomáticos hay un individuo acusado de “comportamiento beligerante” que debe el cargo exclusivamente al reparto de cuotas de poder.

Efrén Nicolás Leyva Acevedo, priista guerrerense de la vieja guardia, allegado a Beatriz Paredes y Manlio Beltrones, acaba de ser nombrado cónsul de México en San Bernardino, California (Comunicado SER, 20/09/2019). Leyva, a quien la SRE trata de inflar atribuyéndole una presunta “carrera diplomática”, fue destituido como cónsul de Albuquerque en medio de acusaciones de amenazas verbales y físicas contra el personal bajo su cargo.

Pero no se detuvo con el personal del Consulado. En carta fechada 24 de octubre de 2016, dirigida a Paulo Carreño King, a la sazón subsecretario para América del Norte de la SRE, la doctora Cheryl L. Willman, directora y CEO del Centro Integral de Cáncer de la Universidad de Nuevo México (UNMCCC), denunció:

“Desafortunadamente, desde que fue nombrado hemos tenido muy serias dificultades en nuestras relaciones con el Cónsul Efrén N. Leyva Acevedo. Estas pobres relaciones han sido bastante espeluznantes y muy decepcionantes para nosotros… el Cónsul ha sido muy poco profesional con nuestro personal, así como con el personal del Consulado, al exhibir un comportamiento muy hostil, beligerante, intimidante y abusivo. Cuando intervine en la situación para apoyar a mi personal… Experimenté la misma actitud. En mi ausencia, el Cónsul lanzó amenazas contra mi persona (relacionadas a mi posición y seguridad) en presencia de empleados del Consulado y de mi personal… Nuestro personal en el UNMCCC considera que el ambiente de trabajo en el Consulado es hostil e inseguro”.

La disputa estalló cuando Leyva demandó que el UNMCCC también diera vacunas gratis, exámenes dentales y lentes de aumento a la comunidad mexicana. Ante la negativa de la institución, Leyva terminó unilateralmente el memorándum de entendimiento entre el gobierno de México y el UNMCCC para atender y educar a la comunidad mexicana sobre el cáncer a través del Programa Ventanilla de Salud. La SRE revocó la anulación. Leyva excedió sus atribuciones. Carreño King no respondió a mis preguntas sobre el episodio.

Era un secreto a voces que Leyva amenazaba al personal del Consulado. Pero el que una profesional como la doctora Willman haya tomado el inusual paso de dejar constancia escrita sobre la conducta abusiva de un diplomático mexicano quiere decir que la situación era inaguantable. Ignoro si el daño que causó a la colaboración con el UNMCCC fue irreversible. La actual Cónsul en Albuquerque Norma Ang Sánchez no respondió a mi llamada y correo.

Sobre los nombramientos de gente que no es del Servicio Exterior Mexicano (SEM), Roberto Velasco Álvarez, portavoz de la SRE, me dijo que se hace una revisión de antecedentes de todas las nuevas contrataciones, “tanto penales como administrativos”. Dependiendo de lo que se encuentra, me explicó, pueden quedar descalificados. “Por ejemplo, si tienen una inhabilitación”.

Leyva fue despedido por Luis Videgaray en julio de 2017. Nunca se lo perdonó. En diciembre pasado, lo acusó de haber entregado el Águila Azteca a Jared Kushner para que le diera “chamba en su exilio”. Videgaray trabaja en MIT, su ex alma mater.

Leyva fue despedido en 2017. Foto: Captura de pantalla

Leyva agradeció a Peña Nieto la “oportunidad de servir a mis paisanos” e informó vía Twitter que “servirá en otra trinchera”. Como consolación, Peña lo nombró Director de Fideicomiso Fondo Nacional de Fomento Ejidal de la SEDATU, cuya titular era Rosario Robles.

El agradecimiento a Peña. Foto: Captura de pantalla

Rescatado por el gobierno de la 4T, Leyva ahora se dedica a atacar a la “mediocre dirigencia” del PRI.

México tiene 20 consulados generales, 30 de carrera y una sección consular en Estados Unidos. A diferencia de los consulados generales, los de carrera no necesitan pasar por el Senado por lo que es a donde va la mayoría de cónsules a modo. Con amplio margen de maniobra, alejados de la capital, se mueven dentro de una burbuja que controlan a sus anchas. Cubriendo lo esencial, pueden hacer o no hacer lo que quieran. Dada la extensa gama de funciones que tienen, la supervisión está pulverizada entre varias instancias dentro de la estructura de la SRE.

La SRE asegura que ha hecho 115 nuevos nombramientos de miembros del SEM, cifra que llama “récord”. Sostiene que 74% de las representaciones están encabezadas por gente del SEM (Comunicado 12/09/2019). Sin embargo, es un dato engañoso. El gobierno de López Obrador en realidad ha hecho 74 nuevos nombramientos, 47 de miembros del SEM y 27 de fuera. El resto de los 115 son nombramientos de Peña que Marcelo Ebrard ratificó, como el caso de Roberta Lajous en España, o que no cambió por falta de recursos para los traslados.

Si van a seguir utilizando a los consulados para pagar favores lo menos que pueden hacer es escoger a personas sin la negra trayectoria de Leyva. Su caso y el de otros son prueba de que los cargos se reducen a monedas de cambio en un corrosivo sistema de cuotas de poder que AMLO prometió cambiar de la boca para afuera.

Twitter: @DoliaEstevez

A continuación la carta dirigida a Paulo Carreño King: