La Suprema Corte de Justicia de México declaró este jueves constitucional la consulta popular propuesta por el Presidente López Obrador para decidir si se enjuicia por corrupción a cinco exmandatarios del país, el fallo motivó reacciones de personajes de la política.

Ciudad de México, 1 de octubre (SinEmbargo/EFE).– Morenistas se pronunciaron a favor de lo avalado por la Suprema Corte de Justicia sobre realizar una consulta popular para decidir si se enjuiciará o no a cinco expresidentes, mientras que representantes de partidos de oposición criticaron la decisión porque, dijeron, influyó la presión que el mandatario López Obrador hizo al Poder Judicial.

El Coordinador General de Comunicación Social de la Presidencia, Jesús Ramírez Cuevas, calificó la decisión como “un paso trascendental para la construcción de una democracia verdadera”.

“Hoy el pueblo de México gana una lucha de décadas, por la que millones lo han entregado todo”, dijo en su cuenta de Twitter.

Ricardo Monreal, coordinador de Movimiento Regeneración Nacional (Morena) en el Senado, dijo que el fallo de la SCJN es “histórico”, y que las y los legisladores de su bancada lo acatarán

“Respetamos esta decisión jurisdiccional trascendente, que buscará el desagravio de millones de mexicanos; vamos a actuar con apego a la ley y vamos a actuar observando fielmente el Estado de Derecho, no les quede ninguna duda, la mayoría en el Senado actuará con sensatez y prudencia para continuar el trámite legislativo que la Constitución y la Ley determinen”, dijo el morenista en in video difundido en su redes.

En entrevista con Mileno adelantó que el Senado iniciará el proceso legislativo para enjuiciar a expresidentes la próxima semana.

Mario Delgado, líder de la bancada en la Cámara de Diputados, consideró que la decisión de la SCJN significa que el país sigue cambiando.

“¡Qué bueno que nuestro país está cambiando y que la Suprema Corte fue sensible a los reclamos históricos de justicia del pueblo de México! #LaConsultaVa”, expuso.

Por su parte, Marko Cortés, dirigente nacional Partido Acción Nacional, condenó las presiones del Presidente Andrés Manuel López Obrador a la SCJN.

“@AccionNacional respeta el Estado de Derecho y las decisiones de la @SCJN, pero no compartimos los argumentos de la mayoría. Condenamos las presiones del Ejecutivo hacia la Corte y rechazamos que la procuración de justicia sea parte de la politiquería y propaganda del Presidente”, escribió en su cuenta de Twitter.

La Asamblea de Gobernadores de Acción Nacional dijo que respetará las decisiones de la SCJN “aunque no siempre coincidan”.

“La constitución establece claramente las facultades, competencias y procedimientos de la procuración e impartición de justicia”, agregó en un mensaje en Twitter.

Jesús Zambrano, dirigente del Partido de la Revolución Democrática (PRD) opinó que la mayoría de los ministros “·se doblegaron ante las amenazas del autócrata de palacio”, refiriéndose al Jefe del Ejecutivo, por lo que alertó sobre la desaparición del equilibrio de poderes.

Clemente Castañeda, presidente de Movimiento Ciudadano ironizó con el fallo de la Suprema Corte. “México, donde la ley se aplica… previa consulta popular”, tuiteó.

La Suprema Corte de Justicia de México declaró este jueves constitucional la consulta popular propuesta por el Presidente Andrés Manuel López Obrador para decidir si se enjuicia por corrupción a cinco exmandatarios del país, si bien ordenó modificar la pregunta original.

Durante una sesión virtual por la pandemia de COVID-19 y en una ajustada votación, seis magistrados defendieron que preguntar a los ciudadanos sobre este asunto es constitucional, mientras que cinco lo consideraron fuera de la Constitución.

No obstante, los magistrados acordaron revisar la pregunta del referendo que se planteará ante la ciudadanía a fin de evitar que condicione los derecho de los cinco expresidentes.

“¿Estás de acuerdo en que se lleven a cabo acciones con apego al marco legal para esclarecer las decisiones políticas tomadas en el pasado por los actores políticos y garantizar la justicia y derechos de las posibles víctimas?”, relata la pregunta consensuada por los magistrados.

Esta modifica la planteada por López Obrador: “¿Está de acuerdo o no con que las autoridades competentes, con apego a las leyes y procedimientos aplicables, investiguen, y en su caso sancionen, la presunta comisión de delitos por parte de los expresidentes Carlos Salinas de Gortari, Ernesto Zedillo Ponce de León, Vicente Fox Quesada, Felipe Calderón Hinojosa y Enrique Peña Nieto antes, durante y después de sus respectivas gestiones?”.

Contra todo pronóstico y tras un acalorado debate, la mayoría de miembros de la Corte desestimó el proyecto propuesto por el Ministro Luis María Aguilar, que consideraba la consulta un “concierto de inconstitucionalidades”.

Aguilar advertía que “no es posible realizar una consulta popular que condicione la vigencia de los derechos humanos a lo que decida un grupo de la población”.

Consideraba que al señalar a los expresidentes se vulnera su presunción de inocencia y subrayaba que la justicia no se puede someter a consulta, dado que las autoridades están “obligadas” a denunciar cualquier delito.

Sin embargo, la mayoría de magistrados optó por tener una visión menos restrictiva del derecho a los ciudadanos a ser consultados.

El presidente del tribunal, Arturo Zaldívar, quien votó a favor de la constitucionalidad, dijo que la Suprema Corte tenía “una oportunidad histórica para dar un sentido verdaderamente democrático al mecanismo de consulta popular”.

Defendió una “democracia más plural e incluyente” y subrayó que el resultado de la consulta no sería vinculante, por lo  que la justicia no quedaría “a merced de la opinión pública”.

Antes de la votación, el Presidente López Obrador pidió en su conferencia de prensa diaria a la Suprema Corte que no negara “al pueblo su derecho de participación” y exigió “que se haga valer a plenitud la democracia en el país”.

“¿A quién se le violan derechos humanos, garantías?, si la pregunta es muy clara, es de que se lleven a cabo procesos apegados a la ley, que no haya violación de derechos humanos”, dijo el mandatario, del izquierdista Movimiento Regeneración Nacional (Morena).

Aunque el mandatario es el principal promotor de esta consulta -que se celebraría en 2021- apoyada por unos 2 millones de firmas ciudadanas, López Obrador dijo que votaría en contra de enjuiciarlos porque quiere evitar la “venganza”.

–Con información de EFE.