Ciudad de México, 1 de nov (sinembargo.mx)  – A unos días de concluir la administración de Ivonne Ortega, el Consejero Jurídico Sergio Cuevas González ordenó al titular del Instituto de Vivienda del Estado de Yucatán (IVEY) vender a la persona moral “Mayam Há” un terreno de 60 hectáreas en el Parque Industrial Portuario de Yucalpetén, municipio de Progreso, Yucatán, en menos de una décima parte de su valor catastral.

De acuerdo un reportaje de Rafael Gómez Chi publicado en el periódico yucateco PorEsto!, el Instituto figuraba como propietario de ese predio valuado en 178 millones de pesos, que formaba parte del proyecto de reordenamiento territorial en la zona industrial de Yucalpetén, Progreso, pero que fue comercializado en menos de 12 millones de pesos.

En el Registro Público de la Propiedad se dio una solicitud con folio electrónico 904001 el pasado 8 de octubre de 2012, es decir, a una semana de iniciado el gobierno de Rolando Zapata Bello; de acuerdo con esa solicitud, hasta el 16 de octubre estaba “en proceso”, el trámite de la compra-venta.

El 14 de septiembre de 2012, según consta en documentos consultados por el reportero de PorEsto!, se dio el aviso definitivo para la compraventa en aproximadamente 11 millones 878 mil pesos.

En la historia registral del predio se da cuenta que el propietario era el Instituto, y el 13 de octubre de 2011 solicitó la división del mismo, según protocolos de la Notaría 67, a cargo de Sergio Iván Priego Medina, con lo cual se fijó un valor catastral de 178 millones 181 mil 956 pesos para la parte que se quedó a nombre del gobierno del Estado de Yucatán.

El lote mide una extensión cercana a las 60 hectáreas y está ubicado en la calle 23 número 250 en el Parque Industrial Portuario de Yucalpetén; tiene un valor de 178 millones 181 mil 956 pesos, según se asienta en la Cédula Catastral 36139, dice PorEsto!.

“Se sabe que la ex alcaldesa progreseña, María Esther Alonzo, y funcionarios estatales presionaron a los regidores salientes para que, de manera rápida, autorizaran el cambio de uso de suelo en esa zona, que pasó de industrial a mixto, lo que permite construir un desarrollo habitacional y turístico exclusivo”, agrega el diario.

El 13 de octubre de 2011, ante el Notario 67, Sergio Iván Priego Medina, se otorgó la división del terreno asentado a nombre de IVEY, según la inscripción vigente 1356034, y tiene una dimensión de 60 hectáreas. Los últimos movimientos registrales con respecto a ese terreno fueron realizados por la Notaria 33, María del Carmen Baltazar Arceo, y tienen fechas del 10 y 14 de septiembre de 2012, y corresponden a la enajenación del predio.

“Fue por ello que se dio la reciente modificación del uso del suelo hecha por el Cabildo de Progreso, agrega PorEsto!, a fin de que en ese terreno se pueda construir un complejo turístico y residencial. Detrás de la figura moral de “Mayam Há” se encuentran empresarios ligados al Estado de Quintana Roo. Además, está involucrado un grupo empresarial que encabeza Rodolfo Rosas Moya”, dice.

Rosas Moya es presidente de la empresa R4 que se define según su portal de Internet como “una empresa familiar dedicada al desarrollo de nuevos proyectos, visualizando lugares estratégicos para su planeación, empezando desde la tierra hasta volverlos en productos terminados, zonas comerciales, residenciales, etc. Armando todas las tramitologías, permisos, usos de suelo, comercialización, financiamientos, etc”.