La actriz, entrevistada por Jimmy Fallon, desvela que el “culpable” del famoso error de la última temporada de Game of Thrones se lo confesó durante una fiesta: “¡Era suyo! Era el vaso de Conleth. Eso dijo él”.

Madrid, 01 de noviembre (ElDiario.es).– La octava y última temporada de Game of Thrones elevó a la serie de HBO a los altares de la televisión, sumida en una ola de éxito mundial y convertida en un verdadero fenómeno que se resolvió en seis capítulos. Y en uno de ellos, concretamente el cuarto, lo más comentado fue curiosamente un error: la aparición del ya famoso café de Starbucks.

El desliz se tradujo en una campaña publicitaria valorada en unos 2 mil 300 millones de dólares para la famosa empresa, HBO “limpió” el episodio editándolo, e incluso sus showrunners reconocieron hace poco que al principio “nos daba vergüenza, ahora nos hace gracia”. Pero lo cierto es que hasta ahora gracias a Emilia Clarke, no se sabía de quién era el famoso café.

La actriz acudió este miércoles al plató de Jimmy Fallon para ser entrevistada, y desveló que el dueño del café le había confesado su “delito” durante una fiesta previa a los Premios Emmy.

“Esta es la verdad: Estábamos en una fiesta previa a los Emmy, y Conleth, que estaba sentado a mi lado en ese momento, me apartó a un lado y me dijo: ‘Emilia, tengo que decirte algo. Tengo que decirte algo, cariño. ¡El vaso de café era mío!’. ¡Era suyo! Era el vaso de Conleth. Eso me dijo él”, explicó Emilia Clarke.

El café era de Conleth Hill, el actor que en Game of  Thrones daba vida a Lord Varys, y se vio en la necesidad de aclarárselo a su compañera después de que muchas miradas se centrasen en ella: “Me dijo: ‘Lo siento mucho, no quería decir nada porque todo el mundo se centraba en ti'”.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE ELDIARIO.ES. VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.