La Alianza Federalista, grupo de gobernadores de oposición, señaló que colaborará “en la construcción de soluciones viables mediante el diálogo para poder ver hacia un futuro más prometedor: el que México merece”.

Ciudad de México, 1 de diciembre (SinEmbargo).- El día en que Andrés Manuel López Obrador cumple dos años al frente del Gobierno de México, la Alianza Federalista (AF) le pidió hacer a un lado las diferencias y trabajar juntos para resolver los problemas del país.

“A dos años del Gobierno de López Obrador, el saldo es de innegable crisis y retos por delante; sin embargo, en la Alianza Federalista reiteramos disposición a trabajar juntos. No podemos seguir en pleitos interminables cuando México reclama seriedad, soluciones y unidad”, dijeron los gobernadores de oposición que integran la Alianza.

“Ya no nos podemos dar el lujo de postergar el crecimiento de nuestro pueblo por las diferencias y criterios dispares que nos impiden ver hacia delante; sobre nuestros hombros está la vida y la prosperidad de más 120 millones de mexicanos”, agregaron en sus redes sociales.

La AF señaló que “la negación de los problemas ha entorpecido el rumbo. Llegó el momento de recapitular y de ponderar lo que verdaderamente necesita México: trabajo coordinado y serio, entre poderes y órdenes de gobierno. Hagamos de lado las diferencias, la coyuntura lo requiere”.

Los gobernadores de oposición aseguraron que están dispuestos “a colaborar en la construcción de soluciones viables mediante el diálogo para poder ver hacia un futuro más prometedor: el que México merece”.

Luego hicieron una breve referencia al béisbol, deporte que le gusta a Andrés Manuel López Obradro: “Por México pasemos del manojo de crisis a la administración de soluciones. Ciudadano Presidente, es su turno al bat”.

Gobernadores opositores al Gobierno de AMLO. Foto: Cuartoscuro.

DOS AÑOS

Con más de 500 ruedas de prensa a sus espaldas y una elevada popularidad, Andrés Manuel López Obrador cumple este martes dos años como presidente de México sin haber logrado atajar la crisis de violencia del país ni recuperar la débil economía nacional, que se ha desplomado todavía más por la pandemia.

Precisamente, la pandemia de la COVID-19, que con más de 100 mil muertos ha situado a México como el cuarto país del mundo en número de decesos, ha sido lo “más difícil” y “doloroso” de su Gobierno, confesó el mismo Presidente en la víspera.

Pero López Obrador asegura que el país ya ha “domado” al coronavirus, un optimismo que no comparten las autoridades sanitarias, quienes advierten de un repunte de contagios en varios estados, incluida la capital. Ni la Organización Mundial de la Salud (OMS), que ve una situación “muy preocupante”.

El líder izquierdista, convertido en 2018 en el Presidente más votado de la historia de México, conserva una popularidad superior al 60 por ciento.

Sus conferencias de prensa diarias a las siete de la mañana, las críticas a la prensa y al legado de “los Gobiernos neoliberales”, y anuncios sorprendentes como la rifa del avión presidencial -que finalmente fue simbólica- le funcionan.

-Con información de EFE.