La Secretaría de Comunicaciones y Transportes explicó que Aeropuertos y Servicios Auxiliares (ASA) no les ha suministrado la turbosina “hasta que no haya la regularización de pago de lo que en este momento ellos operan”.

La Profeco informó que, hasta el lunes, 3 mil 756 personas se vieron afectadas por la falta de operación de la aerolínea.

Ciudad de México, 1 de diciembre (SinEmbargo).- La falta de pago por turbosina llevó a Interjet este martes a cancelar sus vuelos por cuarto día consecutivo y por segunda vez en un mes. La aerolínea mexicana, propiedad de la familia Alemán, ya afectó a al menos 3 mil 756 pasajeros, según la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco).

De acuerdo con personas usuarias citadas por medios nacionales se les ha ofrecido la posibilidad de viajar hasta la segunda semana de este mes y, en su defecto, en febrero de 2021.

Las cancelaciones de esta ocasión iniciaron el sábado y la Profeco aseguró que hasta el lunes se habían cancelado 62 vuelos por “necesidades operacionales“. La institución destacó que brindó apoyos a 69 personas consumidoras e Interjet debe reembolsarles el costo de los boletos en un máximo de 10 días naturales.

Interjet no ha dado una postura oficial por las últimas cancelaciones a través de sus redes sociales o un comunicado de prensa o si quiera algún aviso en su página de internet.

Ayer, el subsecretario de Transporte de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT)  Carlos Morán Moguel, explicó que la dependencia “Aeropuertos y Servicios Auxiliares (ASA) que suministra el combustible no se los está proporcionando ahorita [turbosina], hasta que no haya la regularización de pago de lo que en este momento ellos operan”.

Medios nacionales aseguraron que el Aeropuerto Internacional de Ciudad de México (AICM) tenía contemplados nueve vuelos que ya se suspendieron. Algunos destinos cancelados eran Cancún, Mérida, Guadalajara, Monterrey y Los Cabos.

La Profeco recordó que el pasado 3 de noviembre emitió una alerta sobre el riesgo de establecer relaciones comerciales con la aerolínea, debido a “los reiterados incumplimientos a las disposiciones jurídicas en perjuicio de los derechos humanos de las y los consumidores”.

Hasta la fecha, Profeco tenía registradas mil 542 quejas en contra de esta aerolínea y 904 se encontraban en trámite. Finalmente invitó a los usuarios afectados a adheriste a la acción colectiva en contra de Interjet.

El 2 de noviembre el Procurador Ricardo Sheffield Padilla aseguró que la aerolínea “prácticamente está en quiebra” y hasta podría ser embargada por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP). “Es una empresa que está al borde de la quiebra, que ya mañana emitimos una alerta a todos los consumidores en el país, que les recomendamos no comprar boletos”, dijo durante una entrevista con la periodista Azucena Uresti en Telediario.

De acuerdo con el Procurador, esta empresa es la única de su tipo que ya tiene una acción colectiva ante un juzgado, debido al alto número de quejas acumuladas.

La compañía se encuentra en un proceso de negociación con acreedores y está embargada por el Servicio de Administración Tributaria (SAT). Además, arrastra adeudos al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y al Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit).

CONFLICTO LABORAL

El 3 de noviembre Cientos de trabajadores de la aerolínea se manifestaron en las instalaciones del AICM, argumentando que la empresa no les ha pagado su salario correspondiente en los últimos dos meses. De acuerdo con los primeros reportes, alrededor de 500 empleados de distintas áreas se reunieron con pancartas afuera de la Terminal 1 para exigir que se les pague el dinero de las últimas cuatro quincenas.

Los trabajadores afiliados a la Sección 15 de la Confederación de Trabajadores de México (CTM) denunciaron falta de pago de sus salarios y prestaciones, por lo que emplazaron a huelga a la compañía para las 12:48 horas del 19 de noviembre. De acuerdo con información de El Universal buscan ya una solución al adeudo de cuatro quincenas, vales de despensa y otras prestaciones.

Paralelamente, siguió con un proceso jurídico ante la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje para exigir el pago de las prestaciones adeudadas y otros derechos laborales violentados.

A través del voto, sus empleados podrían emplazar a huelga el próximo viernes 4 de diciembre.