En entrevista con The Associated Press, William Barr divulgó que fiscales y agentes del FBI han estado siguiendo pistas y atendiendo a denuncias que han recibido, pero hasta ahora no han detectado ninguna irregularidad que pueda cambiar el resultado de la votación.

WASHINGTON (AP).— El Secretario de Justicia William Barr declaró el martes que su departamento no ha descubierto evidencia alguna de un fraude que pueda cambiar el resultado de las elecciones.

Los comentarios marcan un agudo contraste con las denuncias y acusaciones del Presidente Donald Trump, quien se niega a aceptar su derrota ante el demócrata Joe Biden.

En entrevista con The Associated Press, Barr divulgó que fiscales y agentes del FBI han estado siguiendo pistas y atendiendo a denuncias que han recibido, pero hasta ahora no han detectado ninguna irregularidad que pueda cambiar el resultado de la votación.

“Hasta la fecha, no hemos visto fraude de una magnitud que pueda llevar a un diferente resultado electoral”, indicó Barr en la entrevista.

En la imagen, Donald Trump, Presidente de Estados Unidos.

En la imagen, Donald Trump, Presidente de Estados Unidos. Foto: EFE/EPA/Chris Kleponis

Los comentarios son particularmente importantes ya que Barr ha sido uno de los más estrechos aliados del Presidente saliente. Antes de las elecciones, mencionó repetidamente la posibilidad de que los sufragios depositados por correo eran vulnerables al fraude, en momentos en que una parte de la población optó por votar de esa manera a fin de evitar la presencia física en los centros de votación durante la pandemia.

Ayer por la noche, fue confirmada la victoria de Joe Biden en el estado crucial de Wisconsin, esto después de un recuento parcial que le incrementó su ventaja de 20 mil 600 votos sobre el Presidente Donald Trump, quien había prometido presentar una demanda en un intento por anular los resultados.

El Gobernador demócrata Tony Evers firmó un certificado que completó el proceso después de que el informe de sondeo que muestra a Biden como el ganador tras el recuento fue aprobado por la presidenta de la Comisión Electoral de Wisconsin, un órgano bipartidista. La ley requiere la firma de Evers y suele ser un paso procesal al que se le presta poca atención.

“Hoy llevé a cabo mi obligación de certificar las elecciones del 3 de noviembre”, afirmó Evers en un comunicado. “Quiero agradecer a nuestros secretarios, administradores electorales y trabajadores de encuestas en todo nuestro estado por trabajar incansablemente para asegurar que tuviéramos unas elecciones seguras, imparciales y eficientes. Gracias a todos por su buen trabajo”.

A partir de ahora Trump tiene cinco días para presentar una demanda. El mandatario había anunciado el sábado que presentaría la demanda a más tardar el martes, pero sus posibilidades de conseguir que se anulen los resultados mediante la descalificación de 238 mil papeletas son remotas. Los abogados de Trump han alegado sin presentar pruebas que hubo fraude generalizado y otras irregularidades.

El equipo de campaña de Biden afirma que el recuento mostró que el exvicepresidente ganó Wisconsin de manera contundente y que no hubo fraude. Incluso si Trump tuviera éxito en Wisconsin, los 10 votos del Colegio Electoral del estado no le alcanzarían para anular la victoria general de Biden conforme los estados certifican los resultados en el país. Horas antes el lunes, las autoridades de Arizona certificaron la estrecha victoria de Biden en ese estado.

El Presidente electo Joe Biden habla en el teatro The Queen, en Wilmington, Delaware, el miércoles 25 de noviembre de 2020.

El Presidente electo Joe Biden habla en el teatro The Queen, en Wilmington, Delaware, el miércoles 25 de noviembre de 2020. Foto: Carolyn Kaster, AP