El legislador panista reveló que su homólogo de la mayoría de Morena, Ignacio Mier, solicitó tiempo para el diálogo entre el Gobierno federal y el sector privado, con la participación de la Cámara de Diputados, por lo que la iniciativa presidencial se procesará hasta la próxima semana.

Ciudad de México, 1 de diciembre (SinEmbargo/EFE).- El Coordinador del Partido Acción Nacional (PAN) en la Cámara de Diputados, Juan Carlos Romero Hicks, anunció que el debate de la reforma presidencial para prohibir el outsourcing será pospuesta para la próxima semana.

“No se va a procesar el jueves el tema de la tercerización laboral; hay una mesa de discusión con el Ejecutivo, en la que también participa de manera preliminar el Congreso, porque el tema está en el Congreso, no en el Ejecutivo, y nos han solicitado una semana más”, confirmó el coordinador del PAN en el Palacio de San Lázaro.

Además, el legislador panista reveló que su homólogo de la mayoría de Morena, Ignacio Mier, solicitó tiempo para el diálogo entre el Gobierno federal y el sector privado, con la participación de la Cámara de Diputados, por lo que la iniciativa presidencial se procesará hasta la próxima semana.

Por su parte, líderes empresariales informaron el pasado 30 de noviembre que nuevamente no se llegó a ningún acuerdo luego de la reunión con el Presidente Andrés Manuel López Obrador e integrantes de su Gabinete sobre los posibles cambios a la iniciativa de ley de outsourcing.

“El acuerdo es que todavía seguimos discutiendo, pero nos sentimos optimistas. Expusimos todas nuestras preocupaciones y también hablamos sobre los posibles acuerdos”, dijo Carlos Salazar Lomelín, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE).

También, Carlos Salazar consideró que era posible que esta semana alcancen un acuerdo con el Gobierno mexicano sobre la regulación del “outsourcing” o subcontratación laboral.

El esquema permite que una empresa delegue a una tercera la prestación de servicios, lo que permite hasta 50 por ciento de reducción de costos.

Por ello, el Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, envió una iniciativa al Congreso el 12 de noviembre para prohibir la práctica por considerarla “abusiva”, aunque días después el mandatario abrió la posibilidad de revisar toda la iniciativa de ley y, de darse, llevar a cabo modificaciones.

-Con información de EFE