Durante su conferencia matutina del lunes, el mandatario mexicano reconoció que han existido tres dificultades principales a lo largo de su gestión.

Por Manuel Hernández Borbolla

Los Ángeles, 1 de diciembre (RT).- El Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, registra una aprobación cercana al 60 por ciento al cumplir su segundo año de mandato, de acuerdo con diversas encuestas, pese a los altos niveles de violencia y la crisis derivada por la pandemia de la COVID-19.

Durante su conferencia matutina del lunes, el mandatario mexicano reconoció que han existido tres dificultades principales a lo largo de su gestión.

LOS TRES OBSTÁCULOS, SEGÚN LÓPEZ OBRADOR 

“Lo más difícil, hablando de tres obstáculos, tres problemas, lo más difícil: la pandemia. Además de muy doloroso, eso es lo que más nos ha afectado”, dijo.

También consideró que enfrenar las secuelas de la crisis económica por el coronavirus, así como los estragos que dejó el modelo neoliberal, ha sido otro problema que, sin embargo, se ha ido resolviendo con medidas como apoyar a los más pobres, en lugar de optar por rescates bancarios como el llamado Fobaproa-IPAB, que marcó a México a fines de la década de 1990.

“En segundo lugar, pero muy distante de lo primero, la crisis económica. Eso lo estamos enfrentando bien. La crisis económica bastó con no seguir la fórmula neoliberal de rescatar a los arriba, como le hacían siempre, como fue el Fobaproa, empezar a rescatar al pueblo, ayudar abajo y ahí vamos saliendo. Eso sería lo segundo”, dijo.

El otro aspecto que el mandatario mexicano ha considerado más complicado son las constantes críticas de sus adversarios políticos y detractores, apoyados por varios medios mexicanos.

“Lo tercero, pero muy allá, marginal, los ataques en los medios de comunicación y la reacción conservadora, porque tampoco ha sido muy significativa”, apuntó.

EL GRAN PENDIENTE: LA VIOLENCIA NO CESA 

De enero a octubre de 2020, México registró 29 mil 182 homicidios dolosos, lo cual representa un ligero incremento de 1.1 por ciento respecto a 2019, considerado el año más violento en la historia reciente del país, de acuerdo con la metodología del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

Sin embargo, los datos del Instituto Mexicano de Geografía y Estadística (INEGI), los más precisos con los que cuenta el país, sostienen que 2019 fue el primer año desde 2015 en registrar una ligera caída en el número de asesinatos, con 36 mil 661 fallecidos frente a los 36 mil 685 del año previo.

No obstante, el promedio mensual de homicidios dolosos se mantiene relativamente alto, con casi tres mil.

EL PRINCIPAL CAMBIO: LA LUCHA ANTICORRUPCIÓN 

Uno de los episodios más notables en lo que va de la administración de López Obrador es el alto número de exfuncionarios y políticos de alto nivel que han sido imputados por los sistemas de justicia.

En dos años de mandato, la Fiscalía General de la República ha imputado cargos contra los exsecretarios Rosario Robles, Salvador Cienfuegos, Luis Videgaray y el exdirector de Pemex Emilio Lozoya, en lo que muchos consideran que podría ser el inicio de un maxiproceso judicial contra una presunta red de corrupción supuestamente encabezada por el expresidente Enrique Peña Nieto y su círculo cercano. Un acontecimiento inédito en la historia de México.

Sin embargo, la manera en que el Gobierno mexicano intercedió ante EU para que liberase al exsecretario de la Defensa, Salvador Cienfuegos, en noviembre pasado, tras ser acusado de narcotráfico en un tribunal de Nueva York, ha generado algunas dudas sobre los alcances que tendrá la Fiscalía mexicana a la hora de procesar a políticos de alto perfil.

Hasta el momento, tampoco existen sentencias contra ninguno de los imputados legalmente.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Calidad de Impacto Gubernamental, el porcentaje de personas que consideran que los actos de corrupción son frecuentes o muy frecuentes se redujo 4.5 por ciento, mientras que la tasa de víctimas de corrupción creció 7.5  por ciento y la tasa de actos de corrupción aumentó 19.2  por ciento, de 2017 a 2019.

Otros temas que han ocupado un lugar importante durante el mandato de López Obrador han sido el desabasto de medicamentos, los ajustes presupuestales y administrativos, el combate al lavado de dinero, entre otros.

MÁS DE 60 % DE APROBACIÓN 

Pese a los inconvenientes, alrededor de seis de cada 10 mexicanos han aprobado la gestión de López Obrador, quien asumió la Presidencia el 1 de diciembre de 2018.

La encuestadora Buendía y Laredo calificó como “un nivel relativamente alto” el 64 por ciento de aprobación de mandato registrado en noviembre de 2020. Asimismo, 59 por ciento de los encuestados aprobaron su gestión de la pandemia, pese a que México es el cuarto país con mayor número de muertos por COVID-19, con un total de 105 mil 940 fallecidos.

Por su parte, la encuestadora Demotecnia también ubicó en un 63  por ciento el respaldo ciudadano a la Presidencia de López Obrador. Los resultados de esta medición señalan que la gente considera estar mejor en la situación general del país y en materia de inseguridad.

Un promedio de las últimas encuestas disponibles en los últimos meses, publicado por Oraculus, da a López Obrador un 62  por ciento de aprobación general a noviembre de 2020.

“Los dos primeros años han sido lo que el presidente llama ‘tratar de levantar un elefante reumático’, que era el Estado mexicano, un aparato muy pesado, cansado. Se ha tratado de impulsar a través de leyes y cambios administrativos este cambio de régimen. Hoy vemos que el elefante ha empezado a caminar”, aseguró el politólogo Javier Buenrostro.

El analista apuntó que los cambios impulsados por la administración de López Obrador deberán consolidar en los próximos años, más allá de lo legal, mientras que considera que el logro más palpable, hasta ahora, han sido los programas sociales.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE RT. VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.