La pandemia obligó a la pareja a posponer el casamiento varias veces. Y el diagnóstico de la novia parecía nuevamente echar a perder sus planes.

California, EU, 1 de diciembre (RT).- Una pareja de la ciudad de Ontario (California, EU) logró casarse a pesar de que la novia se encontraba en cuarentena tras haber sido diagnosticada con COVID-19 apenas unos días antes, informan medios locales.

Lauren Jimenez y Patrick Delgado, de 29 y 27 años, respectivamente, llevaban cuatro años juntos, se comprometieron en mayo de 2019 y este año tenían previsto dar el “sí, acepto”. Pero con la llegada de la pandemia debieron reprogramar la boda al menos en tres ocasiones.

La prueba positiva de Jimenez parecía arruinar una vez más sus planes. Sin embargo, los novios idearon una ingeniosa manera para contraer las nupcias respetando las debidas medidas de distanciamiento.
Durante la ceremonia, celebrada el pasado 20 de noviembre, la novia se ubicó en la ventana del segundo piso de la casa de su madre, mientras que su amado quedó parado debajo, en el patio. Y para simbolizar su unión, ambos ataron a sus muñecas una cinta de casi 10 metros de largo adornada con flores.

Eso sí, los recién casados debieron posponer el beso hasta tanto Jimenez se recupere.

En palabras de la fotógrafa del evento, Jessica Castellano, la ceremonia fue “la boda más 2020” en la que le haya tocado trabajar. Y expresó que “la distancia entre ellos añadió mucha más magia al día de bodas”.

A su vez, Jimenez manifestó: “si logramos superar el 2020, Patrick y yo podemos superar lo que sea. Sé que Patrick y yo nos reiremos juntos sobre lo alocado, único y diferente que fue nuestro día de bodas. Definitivamente compartiremos esta historia con nuestros hijos y nietos algún día”.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE RT. VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.