Luz María Mujica Hernández, madre de Yesica Celene Hernández Mujica, asesinada en el centro comercial Reforma 222, dijo que las audiencias sobre su caso se han retrasado porque la defensa de Oscar Alejandro “N” –quien sobrevivió al intento de suicidio después del asesinato– ha alargado el proceso penal al interponer múltiples amparos donde alega que no está bien de sus facultades mentales.

Yesica Celene fue una de las 148 mujeres asesinadas durante el 2018 en la Ciudad de México, cifra que creció 9 por ciento el año pasado con respecto al 2017.

Ciudad de México, 2 de marzo (SinEmbargo).- Luz María Mujica Hernández sostuvo entre sus manos recortes de periódicos y noticias sobre el feminicidio cometido en el centro comercial Reforma 222, se paró frente a la Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, y cuestionó: “Mire, ¿cómo es posible que digan que no hay pruebas? ¿Cómo es posible que la Ministerio Público me pida pruebas?”.

Fue el 1 de febrero pasado, Luz María cayó en llanto mientras reclamaba justicia para su hija Yesica Celene Hernández Mujica, asesinada el 19 de marzo de 2018 en una tienda de ropa, dentro del centro comercial Reforma 222, ubicado en la Ciudad de México.

Luz María platicó entrevista con SinEmbargo que a casi un año del feminicidio de su hija, aún tiene que luchar para exigir justicia y teme que el presunto responsable, Oscar Alejandro, – quien sobrevivió al intento de suicidio después del asesinato– no sea juzgado conforme lo marca la ley.

La madre de Celene dijo que las audiencias se han retrasado porque la defensa del imputado ha solicitado amparos donde alega que no está bien de sus facultades mentales. También denunció que la agente del Ministerio Público asignada a su caso ha actuado de manera ineficaz y la ha revictimizado.

Entre nueve y 10 mujeres son asesinadas diariamente en el país, con un total anual de 3 mil 580 muertes violentas, de las que sólo 834 son investigadas como feminicidios. El número de asesinatos contra mujeres perpetrados en 2018 subió a nivel nacional 9.41 por ciento y sólo 735 de estos casos se indagan como feminicidios, de acuerdo con las cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP).

Celene era una joven muy alegre y con muchas ilusiones, comentó su mamá Luz María Mujica. Foto:Especial

ERA MUY ALEGRE

Luz María Mujica describió a su hija como una joven afable y de carácter alegre. Sus amistades y compañeras de trabajo le decían de cariño “La China”, pero en su casa la nombraban como Celene.

“Era muy alegre y amiguera, tenía muchos amigos. Su felicidad era su hijo, [a quien le decía de cariño Rayword]. Celene quería educarlo y verlo creer. Él era todo para ella. El niño tenía 4 años, y ansiaba verlo en el kínder, llevarlo a la escuela era otra de sus ilusiones”, platicó la madre.

Celene dejó trunca la Licenciatura en Ciencias Biológicas en el Instituto Politécnico Nacional (IPN). Ella cursó hasta el cuarto semestre, por eso, uno de sus sueños era concluir su educación superior.

Luz María Mujica explicó que Celene tuvo una relación intermitente con Oscar Alejandro, quien es el padre de su hijo y lo cuidaba durante los fines de semana.

“Ella nunca vivió con él, simplemente le prestaba al niño los fines de semana y ya él se los entregaba”, añadió la mamá.

Una semana antes del feminicidio, Celene le dijo a su mamá que quería cortar la relación con su ex pareja, pero él no quería alejarse. “Ella me dijo que no quería nada con él, pero que él le decía que se iba a aferrar”.

Una de sus ilusiones de Celene era concluir la Licenciatura de Biología y ver crecer a su hijo, a quien le decía de carió Rayword. Foto: Especial

EL ASESINATO

Celene y Oscar Alejandro discutieron en casa de ella la mañana del 19 de marzo de 2018, horas antes del feminicidio, platicó Luz María.

“Él la insultó y, cuando se salió de la casa, le robó el celular a mi hija, eran como las 10 de la mañana”, abundó en entrevista.

Yesica Celene se fue a su trabajo de manera habitual. Ella era empleada de la tienda “Nine West”, ubicada en el segundo piso de la plaza comercial Reforma 222.

Alrededor de las 3:20 de la tarde, un hombre ingresó armado a la tienda comercial. Los presentes primero pensaron que los iban a asaltar, pero no era así: el agresor asestó tres tiros directamente a Celene; después, se dio un disparo en la cabeza.

La joven madre, herida en el abdomen, alcanzó a decir a los policías que Oscar Alejandro era quien la había agredido, narró la mamá.

“Empezó a decir a los policías que ella lo señalaba a él, que él le había hecho eso [dispararle] . Ella también  preguntaba por su mamá y el niño [su hijo], estaba preocupada por nosotros, quería saber de nosotros”, enfatizó la entrevistada.

Elementos de la Secretaría de Seguridad Pública de la Ciudad de México (SSP-CdMx) desplegaron un operativo en el centro comercial. Llegaron las ambulancias y trasladaron a las dos personas a hospitales cercanos para recibir la atención médica necesaria.

A Luz María le notificaron a las 4 de la tarde que su hija “había tenido un accidente”.

La joven madre, herida en el abdomen, alcanzó a decir a los policías que Oscar Alejandro era la persona que la había agredido, narró la mamá. Foto: Especial

La Procuraduría General Justicia de la Ciudad de México (PGJ-CdMx) informó que la joven recibió tres impactos de bala por parte de un hombre de 36 años de edad, quien era su pareja, y que éste había quedado herido de consideración tras dispararse así mismo.

Guillermo Terán Pulido, Subprocurador de Averiguaciones Previas Desconcentradas de la PGJ, declaró ese mismo día en entrevista con Ciro Gómez Leyva que el atacante tenía un historial delictivo, pues había estado en prisión al menos tres veces: por robo, robo en pandilla y robo de auto; sin embargo, en todas quedó en libertad.

Oscar Alejandro “N” fue trasladado al hospital Rubén Leñero donde recibió atención médica hasta el 3 de abril cuando fue presentado ante un juez de control para la audiencia de vinculación a proceso por el feminicidio de Yessica Celene.

El impartidor de justicia determinó su traslado al Reclusorio Preventivo Varonil Norte bajo la medida cautelar de prisión preventiva oficiosa.

Yesica Celene fue una de las 148 mujeres asesinadas durante el año 2018 en la Ciudad de México, cifra que creció 9 por ciento con respecto al 2017.

A nivel nacional, el crecimiento de asesinatos de mujeres se ha registrado desde hace tres años: en 2017, con 3 mil 272 asesinatos, creció un 17.31 por ciento con respecto a 2016, año que reportó al menos 2 mil 789 asesinatos. En 2016 el crecimiento fue de 30.08 por ciento con respecto al 2015, cuando se registraron 2 mil 144 asesinatos de mujeres.

Celene fue una de las 148 mujeres asesinadas durante el 2018 en la Ciudad de México. Foto: Especial

LA MP LE PIDIÓ PRUEBAS

Luz María Mujica tuvo que contratar un abogado particular porque la Ministerio Público que la atendía pretendió delegarle la responsabilidad de conseguir evidencias para el caso, denunció la madre durante la entrevista.

“A mí no me parecían muchas de la MP porque ella me pedía pruebas. El caso de mi hija fue muy visto, muy viral. Además, el trabajo de ella es investigar, pero ella me decía: ‘pues traiga los periódicos, porque mire, aquí no sale nada [en el video de las cámaras de seguridad de la tienda]. Yo así ¿a quién voy a culpar?’, me dijo la MP”, narró la madre de Celene.

Las cámaras de seguridad de la tienda sólo captaron, el día del feminicidio, a las dos compañeras que estaba al lado de Celene, pero no el momento y ni al agresor, es decir, no se ve cuando el atacante le dispara a la joven, explicó Luz María.

“En el video nada más salen las dos chicas al lado de mi hija, pero se supone que debe de salir el video donde están bajando a ella y donde están bajando a él, porque en los periódicos sale así, pero [las autoridades] no pidieron esos videos”.

La madre de Celene reconoció que hasta la fecha no puede concebir la postura de la agente del Ministerio Público.

“La MP me decía que no había pruebas. El día que me dijo eso yo salí destrozada, desmoralizada porque no se vale. Saben quién mató a mi hija, que está ahí, que había una carta, que ella [Celene] lo señaló, y que ella, la MP, me pida pruebas, no se vale”, insistió la entrevistada.

Luz María agregó que el día de los hechos una de sus hermanas hizo una declaración, pero las autoridades le dijeron que no servía la queja sin explicar los motivos para desecharla.

ALARGADO PROCESO POR AMPARO

El proceso penal por el feminicidio se ha extendido debido a que el imputado ha interpuesto amparos con los que busca un trato diferente, pues alega que supuestamente no estaba en sus facultades mentales al momento en que actuó contra la joven, de acuerdo a lo dicho por la mamá de la víctima.

“Él se hizo pasar por loco, dijo que estaba mal, moral y físicamente por lo que había encontrado en el teléfono de mi hija [presuntos indicios de que la joven tenía una relación sentimental]”, comentó la madre.

Al respecto, Luz María dijo que fue revictimizada por las autoridades capitalinas con comentarios alusivos a culpabilizar a la víctima y citó una de las conversiones:

–Pues señora, a lo que yo entiendo, Celene ya tenía otra relación con otra persona, le dijo la MP a Luz María.
–Así ella hubiera tenido mil relaciones, él no tenía porque haberla matado, contestó la mujer.

De acuerdo con el relato de la madre, el caso de Celene está antecedido por varios episodios de violencia e incluso amenazas de Oscar Alejandro. Por ese motivo, para Luz María no hay razón para que el imputado quiera alegar una discapacidad psicosocial.

“En diciembre del año pasado, él le dio una cachetada a su hija. Mi hija me comentó que él le molestaba mucho, era muy intenso, muy grosero”,  ejemplificó.

Y narró: “Un mes antes de que pasara esto [el feminicidio], el niño le dijo a mi hija: ‘Ay mami, tú te vas a morir’. – el pequeño acababa de regresar de con su padre–. Yo no le dije nada a mi hija en ese momento, pero al día siguiente le comenté a mi hija: ‘Ay mija, ¿por qué Rayword te comentó eso?´y ella me contestó, ‘No mamá yo ya le reclamé a este cabrón, y no sé qué…’”.

Luz María pidió justicia a la Jefa de Gobierno. Foto: Los Machos Nos Matan.

Luz María se cuestiona qué habrá escuchado el niño para hacerle ese comentario a su madre, y justo por ese motivo no acepta que el hombre alegue “locura temporal”.

La última audiencia penal se tenía programada en diciembre de 2018, pero fue pospuesta porque una solicitud amparo del imputado seguía en curso. El próximo 27 de febrero se realizará otra audiencia, “pero también se va a diferir, porque los magistrados no le han contestado el amparo [al acusado]”, advirtió la mujer.

El pasado primero de febrero, Luz María acudió a una de las audiencias de la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, para exigir justicia. La Jefa de Gobierno la atendió y la canalizó con la Procuradora de Justicia, Ernestina Godoy, quien le prometió que analizarían su caso, destacó la madre.

La titular de la PGJ-CdMx la envió con el Fiscal del Reclusorio norte, comentó Luz María. “Yo le dije a él [Fiscal] y a la Procuradora que cómo era posible que la MP me pidiera pruebas, y ellos me dijeron que yo tenía razón, y prometieron que iban a trabajar en equipo y retomar la investigación”, comentó la madre.

La madre de Celene en una de las audiencias de la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum. Foto: Los Machos Nos Matan

Luz María también busca que el imputado pierda la patria potestad del niño, “para que él nunca se le acerque al niño”. Sin embargo, añadió la mujer, es un proceso largo porque los trámites son burocráticos y engorrosos y ella tiene que trabajar para sostener al menor.

La madre de Celene dijo que teme que Oscar Alejandro no sea juzgado con todo el peso de la ley, y por eso clama por justicia.

“Yo pido justicia, es lo único que yo pido, porque a mí también me mataron junto con ella. Que él [asesino] sea castigado conforme marca la pena máxima. Pido castigo para el asesino de mi hija”, indicó.