Emma Clit, la feminista de lo cotidiano que ha viralizado el concepto de «carga mental», se propone desvelar las desigualdades que pueblan nuestro día a día y cambiar nuestra mirada sobre el patriarcado, el acoso, la conciliación, la desigualdad de oportunidades, la sexualidad femenina o el exceso de trabajo.

Ciudad de México, 2 de marzo (SinEmbargo).– ¿Está la mujer socialmente programada para ser agradable y no rebelarse, o para soportar la carga mental de las tareas del hogar? ¿Es irremediable que las cosas resulten más difíciles para una mujer que para un hombre? ¿Hay manera de educar sin estereotipos?

Emma Clit, la feminista de lo cotidiano que ha viralizado el concepto de «carga mental», se propone desvelar las desigualdades que pueblan nuestro día a día y cambiar nuestra mirada sobre el patriarcado, el acoso, la conciliación, la desigualdad de oportunidades, la sexualidad femenina o el exceso de trabajo.

Por cortesía de Penguin Random House, SinEmbargo presenta a continuación un adelanto de La carga mental. 

***