La empresa productiva informó que desde el 4 de marzo de 2021, la agencia dejará de prestar sus servicios de calificación para la “optimización en la contratación de servicios de calificación de valores adoptada por Petróleos Mexicanos para hacer frente al complejo contexto económico actual”.

Aseguró que este movimiento no significará un obstáculo o riesgo para las futuras emisiones de valores de la compañía.

Ciudad de México, 3 de marzo (SinEmbargo).- Petróleos Mexicanos (Pemex) anunció que terminó el contrato con la agencia calificadora Fitch Ratings a partir de este mes de marzo. La decisión se tomó debido a un proceso de optimización en la contratación de estos servicios y además para enfrentar el “complejo contexto económico actual”.

En un comunicado enviado a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) la empresa productiva del Estado mexicano informó que desde el 4 de marzo de 2021, la agencia dejará de prestar sus servicios de calificación de valores a nivel local y global. Con esto, dio por terminado el Contrato de Calificación de Valores vigente entre Pemex y Fitch México S.A. de C.V.

“Lo anterior obedece a la optimización en la contratación de servicios de calificación de valores adoptada por Petróleos Mexicanos para hacer frente al complejo contexto económico actual”, detalló la petrolera estatal.

Pemex aseguró que este movimiento no significará un obstáculo o riesgo para las futuras emisiones de valores de la compañía, independientemente de que se realicen en el mercado nacional o internacional. La empresa contará con los servicios de otras calificadoras crediticias necesarias, como lo exige el marco regulatorio para la emisión de valores.

pemex-1

El año pasado, Pemex sólo recibió 46 mil 256 millones de pesos del presupuesto federal. Foto: Cuartoscuro.

Las calificadoras son de utilidad para que los inversores de cualquier sector tengan certidumbre de los bonos.

Fitch Ratings fue una de las calificadoras que mantuvo una postura firme con las finanzas de Pemex y lo que podrían impactar la economía mexicana. Los cambios en las notas crediticias que realizó a la empresa productiva del Estado afectaron el tipo de cambio y acarrearon pérdidas en la BMV.

“Muy probablemente el mercado vaya a interpretar la decisión de Pemex de dejar fuera a Fitch del proceso de calificación como un ‘no me quieres calificar bien, no me califiques’. Esto implica pérdida de confianza sobre Pemex”, estimó Gabriela Siller, analista de Banco Base.

Apenas el 20 de enero Fitch Ratings aseguró que Pemex puede requerir más apoyo económico por parte del Gobierno mexicano porque los ingresos del sector productivo han disminuido y con ello no se han podido estabilizar las finanzas de la empresa. Un mes más tarde el Presidente Andres Manuel López Obrador anunció un nuevo decreto que reducirá la carga fiscal de Pemex.

El mandatario mexicano expresó que su Gobierno continuará con el apoyo a las empresas productivas el Estado, que incluyen a la Comisión Federal de Electricidad (CFE). La aportación se hará con financiamiento público, con el presupuesto, aseguró.

plataforma-exploración-pemex

Pemex destacó que continúa siendo el productor de crudo más relevante en el mercado nacional. Plataformas de exploración y producción de Pemex ubicadas en la Sonda de Campeche. Foto: Cuartoscuro.

Aunque la nota soberana de México no se verá afectada con la decisión del Gobierno federal, destacó Fitch, no deja de ser un factor negativo.

México mantiene una nota crediticia en “BBB-“, por encima del grado especulativo, con perspectiva estable. Las tres principales agencias internacionales rebajaron la calificación de Pemex en 2020, con un grado de especulación de Moody’s y Fitch Ratings, y uno de inversión de Standard & Poor’s.

Hasta ahora Pemex ha luchado por mantener su producción y pese a que sí genera ingresos, estos no se comparan con las pérdidas continuas que presenta, pese al capital ingresado por el Gobierno federal.

Aunque la petrolera estatal continúa como una fuente de ingresos para el gobierno federal. Sin embargo, la calificadora consideró que no se ha hecho lo suficiente para que las finanzas de Pemex estén sostenidas.