El dictamen proponía modificar la Constitución local para permitir la interrupción legal del embarazo, salvo las excepciones que establezca la ley, así como hacer adecuaciones al Código Penal para eliminar la necesidad de denuncia ante el Ministerio Público.

Cancún, Quintana Roo, 2 de marzo (EFE).- El Congreso de Quintana Roo rechazó este martes, por mayoría de votos, la legalización del aborto, luego de meses de protestas en varios puntos de la entidad y la toma de la sede legislativa por grupos feministas.

Tras darse a conocer el resultado de la votación, colectivos feministas y organizaciones de mujeres a favor del aborto anunciaron que llevarán sus demandas ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación y dieron a conocer que preparan una serie de protestas el 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer.

La votación, que ya había sido aplazada en días anteriores, inició poco después de las 22.00 horas locales.

Con 13 votos en contra y siete a favor, la iniciativa se rechazó de manera contundente e incluso en una segunda votación se rechazó también regresar la iniciativa a comisiones legislativas para una nueva revisión.

El dictamen proponía modificar la Constitución local para permitir la interrupción legal del embarazo, salvo las excepciones que establezca la ley, así como hacer adecuaciones al Código Penal para eliminar la necesidad de denuncia ante el Ministerio Público.

Cabe señalar que desde noviembre pasado varios grupos de mujeres identificadas con el movimiento Marea Verde, la Red Feminista Quintanarroense y organizaciones que promueven los derechos de la mujer, realizaron una serie de protestas en todo el estado que incluyeron la toma de las instalaciones de la sede del Congreso en Chetumal, la capital de Quintana Roo.

Durante varios meses las manifestantes instalaron casas de campaña alrededor del recinto y también en el interior, obligando a los legisladores a trasladarse a sedes alternas.

Además, en distintas ocasiones denunciaron acosos y medidas represivas como cortes en el suministro de luz y agua.

En el balneario de Cancún, las dos recientes marchas a favor del aborto se tornaron violentas, además de que registraron agresiones a periodistas que cubrían las manifestaciones.

En contraparte, grupos próvida como el Frente Nacional por la Familia y organizaciones religiosas, realizaron caravanas en las principales ciudades como Cancún, Playa del Carmen y Chetumal para rechazar la posible despenalización del aborto.