El resto, como suele decirse, es historia. Corona se rodó en Vancouver a principios de año, antes de que el COVID-19 pasase a ser una pandemia global y comenzara el aislamiento en muchos países. De este modo se ha convertido en la primera película inspirada en los sucesos reales del coronavirus, superando a otras producciones que ya están en marcha como la apocalíptica sátira Corona Zombie.

Madrid, 2 de abril (EuropaPress).– Con la fuerte crisis social y sanitaria que está sufriendo el mundo en éste momento a causa del coronavirus, era sólo cuestión de tiempo que el COVID-19 llegase al mundo de la ficción. Pero parece que hay alguien que ha sido sorprendentemente eficaz a la hora de desarrollar una idea, porque el primer filme de la pandemia, titulado Corona, ya está acabado y listo para su distribución en streaming.

Según informa The Hollywood Reporter, el escritor y director Mustafa Keshvari se inspiró para escribir la película de Corona cuando empezaron a llegar las primeras noticias del virus desde China. La historia trata sobre un bloque de vecinos cuyo racismo sale a la luz cuando empiezan a enfrentarse entre sí por culpa del coronavirus.

El resto, como suele decirse, es historia. Corona se rodó en Vancouver a principios de año, antes de que el COVID-19 pasase a ser una pandemia global y comenzara el aislamiento en muchos países. De este modo se ha convertido en la primera película inspirada en los sucesos reales del coronavirus, superando a otras producciones que ya están en marcha como la apocalíptica sátira Corona Zombie.

Siguiendo la estela de la premiada 1917, Corona está grabada en un único plano secuencia. Su historia, de corte independiente, transcurre en un ascensor, donde un grupo de individuos discute si una de las vecinas, que es de ascendencia china, es portadora o no del COVID-19. Las tensiones, de claro corte racista, son tan oportunas como acertadas, y la tensión se masca con cada segundo que pasa.

Mientras las grandes producciones de Hollywood como Jurassic World 3, Fast & Furious 9, La Sirenita o más recientemente Spider-Man 3 se han pospuesto sin tiempo indefinido a causa de la pandemia, los creadores independientes ya trabajan en distintas obras que tratan de analizar la nueva situación sin precedentes a la que está sometida el mundo, y sus consecuencias sociales a corto y largo plazo.

Corona, aún sin distribuidor y por tanto sin fecha de lanzamiento anunciada, ha sido la primera película del COVID-19. Pero sin duda habrá muchas más en el futuro.