Las estafas más comunes son las de organizaciones benéficas falsas que solicitan donaciones a empresas desconocidas para ayudar a conseguir una vacuna contra el COVID-19. También hay falsos comerciantes que afirman tener en stock mascarillas y desinfectantes de manos, productos que escasean actualmente debido a las compras masivas.

Ciudad de México, 2 de abril (Economía Hoy).- María trabajó gran parte de su vida como empleada doméstica, hasta que su hipertensión, diabetes y una fuerte lesión en un hombro le impidieron seguir laborando. Hace un año que enviudó y quedó desamparada económicamente, ya que su esposo, que solía emplearse de manera temporal en diversas actividades, tampoco tuvo seguridad social en ningún momento de su vida.

A sus 65 años, María vive de la ayuda que le dan sus familiares y de algunos trabajitos que realiza en su comunidad, a la espera de alcanzar la edad para recibir la pensión que ofrece el Gobierno federal a los adultos mayores.

Sin embargo, tras decretarse la contingencia por la pandemia de coronavirus y al estar ella dentro de los grupos más vulnerables de contagio, sus opciones de ingresos se han reducido drásticamente.

Por ello, cuando recibió a través de WhatsApp dos links, -uno que hablaba “del Gobierno y los equipos de futbol” y otro de Tarjetas Bansefi-Prospera- en donde ofrecían apoyos durante la contingencia por el COVID-19, no dudó en pedirle ayuda a uno de sus hermanos para que la inscribiera, apurándolo, ya que el número de ayudas sería limitado.

Grande fue su decepción cuando su hermano le informó que dichas ayudas no existían y que esos links en realidad son esquemas diseñados para engañar a la gente y obtener información confidencial que puede ser utilizada para perpetuar un fraude.

La información sobre las supuestas ayudas empezó a proliferar desde el pasado 25 de marzo, unos días después de que las autoridades sanitarias de México decretaran la suspensión de clases para prevenir la propagación del virus e invitaban a las personas a permanecer el mayor tiempo posible en sus casas, para no exponerse.

El primero que recibió María decía: “El GOBIERNO Junto a Los clubes de FÚTBOL más ricos del Mundo Facilitan recursos a Domicilio para el reparto de ALIMENTOS y productos FARMACÉUTICOS a sus CIUDADANOS con el objetivo de evitar que salgan de casa, así le ganaremos al virus. Este se ejecutara con un BONO semanal para cada familia, El dinero sobrante por favor ahorralo. NO LO MALGASTES. Se dispone de 150 mil BONOS FAMILIARES A DOMICILIO!”.

Se trataba de un contenido publicado a través de Blogger, un servicio creado por Pyra Labs y adquirido por Google en el año 2003, que permite crear y publicar información a cualquier persona dentro del dominio blogspot.com, por lo que no está sustentado por el dominio oficial de ninguna dependencia gubernamental de México ni de algún club de futbol, como se afirma en el mensaje.

Asimismo, el diseño del mensaje es de muy baja calidad y mezcla elementos como productos de marcas mexicanas reconocidas con un cupón de comida que suelen otorgarse en Estados Unidos.

Si la persona contesta las primeras tres preguntas que se hacen en la publicación -cuántas personas habitan en el hogar, si alguna ha tenido síntomas y la edad del solicitante- es dirigido a un menú donde se le pide compartir el mensaje a través de WhatsApp a sus contactos para poder recibir las instrucciones para recibir su apoyo.

El segundo mensaje que recibió María, justo el día en que el gobierno mexicano incrementó las medidas de seguridad para intentar frenar el contagio, es una captura de pantalla de una supuesta noticia publicada por la revista Newsweek, en donde se afirma que el gobierno federal de México ha iniciado un plan de ayuda para alimentos y ayuda hospitalaria a través de Bansefi y el Programa Prospera.

También está publicado como un contenido de Blogger y carece de alguna referencia oficial del gobierno. Si la persona da clic a la liga, es referenciada a un menú donde le piden reenviar el mensaje a sus contactos para poder registrarse y recibir la ayuda.

En este caso, es importante destacar que Bansefi (Banco del Ahorro Nacional y Servicios Financieros) cambio de nombre bajo la llegada a la Presidencia de Andrés Manuel López Obrador y ahora se llama Banco del Bienestar, mientras que el programa Prospera fue eliminado por la actual administración federal.

María afirmó que no sospechó de los mensajes porque se lo enviaron personas de su confianza, además de que ambos traían testimonios de personas que afirmaban ya haber sido beneficiadas.

Los mensajes que recibió María son dos de al menos media docenas de mensajes que circulan a través de WhatApp, y en donde se afirma que hay apoyos del gobierno mexicano o de instituciones internacionales como la Organización Mundial de la Salud.

Sin embargo, el Gobierno de López Obrador ha sido muy contundente respecto al tipo de apoyo que brindará a la población y, tanto empresas como organismos internacionales que han realizado donaciones, lo han hecho directamente a instituciones de gobierno, como el Instituto Mexicano del Seguros Social (IMSS), no directamente a la población.

TIPOS DE ESTAFAS

De acuerdo con Mastercard, durante la contingencia por el coronavirus ha detectado diferentes esquemas de estafas, que tienen como objetivo apoderarse del dinero de las víctimas o extraer información confidencial para hacer mal uso de ésta, aprovechando la desesperación de algunas personas ante la crisis por la pandemia.

Entre las estafas directas más comunes están la de las organizaciones benéficas falsas, a través de las cuales se solicitan donaciones a empresas desconocidas para ayudar a conseguir una vacuna contra el COVID-19; o los falsos comerciantes, es decir, empresas que afirman tener en stock mascarillas y desinfectantes de manos, productos que escasean actualmente debido a las compras masivas.

Ante ello, Mastercard recomienda investigar cualquier plataforma antes de hacer una donación, y hacerla sólo a través de esquemas y empresas con las que estás familiarizado; y para evitar caer en manos de falsos comerciantes, no comprar en plataformas de comercio poco conocidas.

Aunque no son fraudes directos, la empresa especializada en sistemas de pagos también advirtió sobre el auge de noticias falsas distribuidas a través de mensajes de Whatsapp o cadenas de correos electrónicos, en donde se dan consejos médicos sin respaldo o se ofrecen alternativas milagrosas, y que tienen como objetivo introducir algún malware en la computadora o simplemente desencadenar una reacción social. Este tipo de esquemas también funcionan a través de aplicaciones de seguimiento falsas sobre la pandemia.

Al instalarse un malware en los dispositivos, se le da acceso al hacker al historial del navegador, redes sociales e información de la cuenta bancaria, o incluso se le estaría dando acceso remoto directo al dispositivo.

Asimismo, la persona puede ser presa de publicidad engañosa y termine aceptando créditos abusivos a tasas exorbitantes.

Mastercard recomendó pensarlo dos veces antes de hacer clic a cualquier link sospechoso y consultar fuentes confiables para obtener información.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE ECONOMÍA HOY. VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.