Returnal es una experiencia única, fresca y sobre todo de nueva generación que nos da una historia y sistema de juego a la altura de lo que esperaríamos de una nueva saga.

Ciudad de México, 2 de mayo (SinEmbargo).- Con una nueva generación de consolas, esperamos que no sólo los juegos luzcan mejor que nunca con grandes gráficos, resoluciones 4K y todos los cuadros por segundo posibles, también esperamos nuevas experiencias que nos hagan recordar porqué disfrutamos tanto de los videojuegos y porqué decidimos adquirir desde el primer día una nueva consola. Si bien, dentro de la librería del PlayStation 5 tuvimos títulos como Marvel’s Spider-Man, Miles Morales, el remake de Demon’s Souls o Sackboy: A Big Adventure, ninguno se sentía como un verdadero juego de siguiente generación, esto no quiere decir que sean malos juegos, al contrario, cada uno es increíble y su desempeño es impecable en el PlayStation 5, sin embargo, ninguno exprimía las capacidades técnicas de una nueva generación o nos daba una experiencia inmersiva realmente nueva, hasta que llegó Returnal.

Tomaremos el papel de Selene, una astronauta que decide no seguir la órdenes de sus superiores para viajar a un planeta no explorado. Sin embargo, al entrar en la atmósfera del planeta, su nave comienza a fallar y se estrella. Aquí es donde comienza nuestra aventura, al descubrir que no es un planeta cualquiera y está habitado por creaturas y entes hostiles, poco a poco iremos descubriendo diferentes tipos de ellos, lo que sí sabemos es que representan problemas. Eso no es todo, ya que conforme avancemos en la historia, notaremos que no sólo estamos en un planeta hostil, sino que cada vez que moriremos, regresaremos al mismo punto de partida, el accidente en nuestra nave, una y otra vez. Aunque suene como algo normal dentro de un videojuego, en este caso, es una parte fundamental de la trama, ya que básicamente es un bucle temporal.

Returnal es un juego desafiante que nos pone a prueba en cada momento. Foto: Returnal

Nos damos cuenta que Returnal nos ofrece una experiencia diferente en muchos sentidos y básicamente en cada momento después de nuestra muerte, un tanto parecido a la película de Tom Cruiste, Edge of Tomorrow, donde en cada muerte regresa al mismo punto y tiene que vivir lo mismo una y otra vez. Sin embargo, en Returnal tenemos un mundo cambiante donde cada paso que demos contará de gran manera y cada diálogo que tengamos formará parte fundamental del atractivo narrativo, para descubrir un poco lo que esta pasando. Además, habrá elementos de la realidad o de la vida de nuestra protagonista que se verán mezclados con la superficie del planeta, por lo que iremos descubriendo misterios y nuevos caminos en cada paso que demos. Afortunadamente el juego nos da un libre albedrio de cómo queremos disfrutarlo, si queremos investigar a gusto y placer y sacar teorías o deducir qué está pasando con nosotros, o bien, darnos momentos llenos de acción, donde no importará nada más que salir con vida.

Por la parte de la jugabilidad, Returnal nos ofrece una experiencia rápida de un juego de disparos en tercera persona, que incluye ciertas dinámicas conforme progresemos, todo radica en una experiencia más similar a DOOM, donde tendremos que disparar, esquivar y evitar ser heridos. Podremos obtener diferentes armas que nos darán hasta dos modos de disparo para hacer menos o más daño, así como habilidades especiales que tendremos que utilizar de la manera adecuada, ya que tardarán algo de tiempo en recargarse y estar listas para el combate, no podemos realizar un combate cuerpo a cuerpo como tal y nuestras armas siempre serán las mejores aliadas. Claro, uno de los puntos más destacables de ser un título de disparos es el uso en todo momento de la tecnología del control del PlayStation 5, el Dual Sense que hace uso de los gatillos adaptativos y las vibraciones hápticas para brindarnos una experiencia inmersiva en todo momento. Con cada arma que utilizamos y los segundos modos de disparos que nos ofrecen, simplemente al momento de llegar al combate, la experiencia es maravillosa.

En cuanto a la progresión del juego, podemos decir que se puede volver un poco frustrante en un inicio, pero al mismo tiempo es parte fundamental para entender la manera en cómo avanzas o vuelves al inicio, cabe mencionar que, al momento de morir, perderemos las armas que tengamos y potenciadores de vida o habilidades, pero el progreso que de las misiones se mantendrá, por lo que es un inicio desde cero y a la vez no tanto. Algunas salas cambiarán, veremos pasillos nuevos, sin embargo, el juego no es tan lineal como parece y nuestro progreso recae más en las misiones que tenemos que cumplir y no en el camino por el que avancemos.

Returnal nos ofrece una experiencia diferente en muchos sentidos. Foto: Returnal

En cuanto a la dificultad, no cabe duda que es un juego desafiante que nos pone a prueba en cada momento y una vez entendidas las dinámicas y conocidos los espacios donde se desarrolla, podemos hacerlo un poco más sencillo. Las armas que consigamos y artefactos dependerán de un poco de suerte y qué tanto te guste la exploración. Tal vez el punto más débil del juego recae en su rejugabilidad, ya que si bien el juego se puede terminar en poco más de 10 horas y ofrecernos exploración y misiones para hacerlo más extenso y llegar al verdadero final del juego en aproximadamente 30 horas de juego, sin embargo, la realidad es que no existe motivo para volver a jugar, ya que a diferencia de muchos juegos no te ofrece nuevas recompensas o niveles de dificultad para hacer de una nueva partida una experiencia aún más desafiante.

Returnal es una experiencia única, fresca y sobre todo de nueva generación que nos da una historia y sistema de juego a la altura de lo que esperaríamos de una nueva saga. Si bien, es completamente nueva y viene de un estudio pequeño, lo hace de gran manera para sorprendernos y dejarnos en claro que no sólo las grandes franquicias tienen lugar en nuestra consola.