El estudio descubrió varios tipos de estructuras en la región montañosa conocida como Puuc, en el norte de la península.

Ciudad de México, 2 de mayo (RT).- Un grupo de científicos ha descubierto con ayuda de moderna tecnología láser los restos de una sofisticada civilización de los antiguos mayas en el norte de la península de Yucatán (México).

El estudio, publicado esta semana en PLOS One, reveló varios tipos de estructuras en la región montañosa conocida como Puuc, incluidos reservorios artificiales, más de mil 200 hornos, terrazas para la agricultura y casi 8 mil plataformas donde se construyeron las casas. Además, el escaneo láser demostró que los antiguos mayas extrajeron la roca en la zona, recoge Live Science.

Por otro lado, la investigación permitió explorar cuatro grandes acrópolis que datan del período Formativo Medio (700 a.C. a 450 a.C.) y centros cívicos que datan de 600 a 750 d.C., durante el Clásico Tardío.

“UN ÁREA MUY PRÓSPERA”

“Parece haber sido un área muy próspera, porque tenemos todas estas casas de mampostería [de piedra]”, declaró a Live Science el autor principal del estudio, William Ringle, profesor emérito de antropología en el Davidson College de Carolina del Norte. “Parece que la gente tenía acceso a lo que necesitaba”, añadió.

Aunque los investigadores han tenido constancia de antiguos asentamientos mayas en el Puuc desde la década de 1840, este es el primer estudio completo de la región realizado con tecnología LiDAR, consistente en un láser que escanea profundamente el suelo, incluso a través de la espesa vegetación, revelando la topografía del terreno, así como cualquier característica artificial.

Este es el primer estudio completo de la región realizado con tecnología LiDAR. Foto: William M. Ringle, et al., Lidar survey of ancient Maya settlement in the Puuc region of Yucatan, Mexico, abril 2021

El análisis reveló la existencia de unas 7 mil 900 plataformas de viviendas, incluso en las colinas de la región, lo que indica que la región Puuc tenía una gran población que se concentraba, en gran medida, en diferentes comunidades, con unas pocas casas en el interior. Muchas de estas estructuras de viviendas todavía tenían líneas de piedra que marcaban diferentes habitaciones, entre dos y tres por casa, según Ringle. Estos detalles sugieren que el Puuc, probablemente, figuraba “entre los más densamente poblados dentro de las tierras bajas mayas”, un área que incluye partes de los actuales territorios de México, Guatemala y Belice, sugieren los investigadores.

Pese a estar muy poblada, parece que los habitantes de la zona eran en su mayor parte pacíficos, con comunidades bastante cercanas las unas de las otras y sin evidencia de estructuras defensivas en ninguna de ellas. Además, el equipo no encontró ninguna prueba de que la élite se concentrara en barrios ricos.

Para resolver el problema del agua, los mayas construyeron “chultunes” o cisternas revestidas con yeso de estuco, que recogían el agua de lluvia, así como “aguadas” o embalses, con largos canales que desembocaban en ellos.

La exploración también mostró evidencias de una industria de trabajo de piedra “intensiva y generalizada”, que incluía canteras y mil 232 hornos circulares. “Están por todas partes. Y eso indica que era una industria bastante grande en el Puuc”, comentó Ringle.

Las imágenes LiDAR también mostraron la “primera evidencia inequívoca de las terrazas en el Puuc, de hecho en todo el norte de Yucatán”, apuntan los investigadores. Sin embargo, a pesar de los cientos de colinas de la región, sólo ocho estaban en terrazas para la agricultura, lo que sugiere que la práctica no estaba muy extendida en el Puuc, indica el equipo.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE RT. VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.