El mandatario se encontraba en la zona de Xpujil para supervisar los avances del Tren Maya, otro de los proyectos impulsados por su Gobierno, el cual también ha sido señalado por apropiarse de tierras indígenas. Sin embargo, recalcó que éste cuida la naturaleza y el medioambiente del sureste de México.

Ciudad de México, 2 de mayo (SinEmbargo).– Andrés Manuel López Obrador, Presidente de México, recalcó la importancia del programa Sembrando Vida para apoyar a la conservación del agua, sobre todo en comunidades cercanas a las selvas tropicales.

Por medio de un video que fue grabado desde Xpujil, Campeche, el mandatario aseguró que la mejor forma de preservar el agua es seguir plantando árboles.

López Obrador señaló que antes dichas zonas de Campeche no padecían la falta de agua, sin embargo, ahora es el principal problema que enfrentan sus comunidades.

“Antes no se padecía de la falta de agua, y ahora el principal problema es que no hay agua en Xpujil. Vamos a atender esa necesidad”, sostuvo.

Desde el sitio arqueológico de Chicaná precisó que por la tarde sostendrá una reunión con las autoridades locales para tratar dicho problema.

“Claro que lo mejor para que haya agua es seguir sembrando árboles frutales, maderables. Por eso la importancia del programa ‘Sembrando Vida’, ya no echar abajo la selva tropical como se hizo durante mucho tiempo de manera irracional, sino cuidar la naturaleza, cuidar nuestro medio ambiente”, insistió.

CRÍTICAS POR DEFORESTACIÓN

El pasado 10 de marzo, el Presidente López Obrador prometió investigar la presunta deforestación de 73 mil hectáreas causada por su programa Sembrando Vida en el sur del país, según un reporte divulgado del World Resources Institute (WRI).

Cuestionado en su rueda de prensa matutina, el mandatario dijo que “claro que sí” habría una investigación, pero descalificó los hallazgos del reporte al afirmar que “Sembrando Vida es el programa de reforestación más importante que se está aplicando en el mundo”.

“No estoy de acuerdo con esa apreciación, no se está destruyendo el monte alto, para empezar ya no hay selva, desgraciadamente, es muy poco lo que queda de selva tropical, es monte alto lo que hay y desde luego hay que cuidarlo, pero ese dato es erróneo, no se apega a la realidad“, expresó.

El Presidente respondió a la investigación del WRI, que primero difundió Bloomberg, que reporta que campesinos del sur de México han quemado 73 mil hectáreas de árboles para acceder a los apoyos de Sembrando Vida, uno de los programas sociales emblemáticos de López Obrador.

La deforestación equivale al promedio anual de área forestal perdida por el cambio de uso de suelo y por la tala ilegal de árboles en la misma región, según WRI.

Pero Andrés Manuel cuestionó los contenidos del reporte.

“Es plantar más de mil millones de árboles en un millón de hectáreas y se están beneficiando 420 mil sembradores, entonces no es para afectar la naturaleza, mucho menos para afectar a los campesinos, es para proteger el medioambiente”, aseguró el Jefe del Ejecutivo federal

El Presidente señaló que la inversión anual de Sembrando Vida es de mil 200 millones de dólares, mientras que Estados Unidos invierte, según él, sólo 300 millones de dólares en reforestación.

El líder izquierdista también negó los reportes de la falta de inspección y de la siembra de árboles no nativos de las zonas, pese a que el propósito del Gobierno es cultivar árboles frutales y maderables.

“Yo no tengo esta información, la gente está muy contenta con Sembrando Vida”, insistió.

El programa ya ha recibido críticas de grupos ambientalistas en el pasado por la falta de resultados.

Pero López Obrador lo presume como uno de sus emblemáticos programas sociales e, incluso, lo ha compartido con los países del triángulo norte de Centroamérica como parte de su plan de desarrollo para evitar la migración.

-Con información de EFE