La protagonista mandó un mensaje de ánimo a la familia de Floyd y comparó la situación actual con algunos flasbacks que mostró la serie basados en hechos reales.

MADRID, 2 de junio (Europa Press).– Las protestas contra la violencia policial racista tras la muerte de George Floyd continúan en Estados Unidos, donde se ha decretado el toque de queda en varias ciudades para frenar la batalla entre manifestantes y autoridades. Sobre este escenario han hablado recientemente la actriz Regina King, protagonista de Watchmen, y el creador de la ficción de HBO, Damon Lindelof.

Ambos han reflexionado sobre la escalada en la tensión racial vivida estos días tras la muerte de George Floyd a manos de la policía y las evidentes comparaciones con la lucha racial contra un grupo de supremacistas blancos que plantea la serie, el papel de la policía en esta batalla y también como la situación actual también encuentra resonancia en muchos de los pasajes de aclamada novela de gráfica de Alan Moore en la que se basa la serie de HBO. No en vano la frase más célebre de la obra, publicada entre 1986 y 1987, es “¿Quién vigila a los vigilantes?”.

   “Me rompe el corazón”, admitió la intérprete durante una entrevista concedida a Fox. La protagonista mandó un mensaje de ánimo a la familia de Floyd y comparó la situación actual con algunos flasbacks que mostró la serie basados en hechos reales. “Hace 100 años, la masacre de Tulsa que mostramos en el episodio piloto, fue una de tantas. Probablemente en ese punto fuera la tercera gran masacre que había ocurrido”, señaló.

“Mucha gente cree que la demanda de que nuestras voces sean escuchadas es algo que nos estamos inventando, algo nuevo”, lamentó. “Me siento honrada de ser parte de una historia que plantea este problema y a la vez entretiene”, dijo.

Los disturbios raciales han sido los más graves desde el asesinato de Martin Luther King. Foto: HBO

“COMO HOMBRE BLANCO CREÍA QUE NO ESTABA PREPARADO”

   King no fue la única en dar su opinión sobre las protestas. Damon Lindelof, showrunner de Watchmen, también comentó lo sucedido en relación a la ficción. “Cuando estaba contemplando por primera vez cómo sería Watchmen 30 años después de los eventos de los años 80, sentí que era realmente importante reconocer que aunque la de Watchmen era una realidad alternativa, lo que está sucediendo en nuestra historia es real”, argumentó en una entrevista con ComicBook.com.

   El creador admite que pensó que “como hombre blanco no estaba preparado para contar esta historia con autenticidad” por lo que optó por “aprender y permitir que otros la contaran”. “Esta combinación junto a mi descubrimiento de la masacre de Greenwood me pareció que adquiría el lenguaje de los cómics”.

 

Con idas y venidas en su timeline, la trama de Watchmen arranca 1921 relatando los eventos de la masacre de Tulsa, cuando un grupo de supremacistas blancos masacró a decenas de personas en un brutal ataque. Antes de ser masacrados por el Ku Klux Klan, los padres de un niño negro le ponen a salvo y consiguen sacarlo de la ciudad en llamas. Ese joven será, años después, un personaje clave en la historia armada por Frank Miller y cuyo pasado y presente también relata la serie-secuela de Lindelof.

La trama de la ficción de HBO continúa en 2019, en el Estados Unidos alternativo de los Watchmen -con Doctor Manhattan exiliado en Marte y Robert Redford como presidente del Gobierno- cuando un oficial de policía negro recibe un disparo de un grupo de supremacistas blancos llamado Séptimo de Caballería, quien toma las armas contra la policía de Tulsa, de nuevo, por la cuestión racial.