“A pesar del optimismo en torno a una más rápida recuperación económica, el mercado petrolero continúa frágil, puesto que la demanda por petróleo sigue estando muy por debajo del nivel del año anterior, mientras que la oferta continúa estando sumamente amplia”, afirmó Gabriela Siller, analista de Banco Base.

La mezcla mexicana cotiza aún más de 20 dólares por abajo del dato con el que inició el año.

Ciudad de México, 2 de junio (SinEmbargo).- La expectativa de mayores recortes a la producción de crudo internacional, así como un mayor apetito por riesgo en los mercados de capitales debido a las reaperturas económicas en diferentes países a lo largo del globo, que incentivan el uso del hidrocarburo, animaron este martes los precios del petróleo.

La mezcla mexicana de exportación se vende en 32.40 dólares por barril, una apreciación diaria de 4.04 por ciento equivalente a 1.26 dólares en una sola jornada.

El barril de crudo nacional se ha mantenido a lo largo de dos sesiones por encima de la barrera de los 30 dólares por barril, un dato no visto desde marzo de este año, cuando comenzó el declive en el sector producto de los cierres de actividades económicas para frenar la pandemia del nuevo coronavirus.

Aún está 3.35 dólares por abajo de su mayor punto anterior, el 6 de marzo, cuando se vendió en 35.75 dólares por barril. Pero se ha recuperado 34.77 dólares desde su punto histórico más bajo alcanzado el 20 de abril, en medio de la guerra de petroprecios, que se desató a la par de los cierres por el nuevo coronavirus, entre Rusia y Arabia Saudí.

La mezcla mexicana de exportación inició el año en un precio de 56.67 dólares por barril, con ello este martes la cotizción se encuentra 24.27 dólares por abajo del dato.

En la segunda jornada de la semana los precios de las mezclas internacionales de petróleo cerraron al alza, ante la posibilidad de que esta semana los países de la Organización de Países Exportadores de Petróleo y sus aliados (OPEP+) decidan extender, al menos un mes más, el acuerdo de recortes a la producción petrolera.

La OPEP+ anunció que su reunión oficial, planeada para el 9 y 10 de junio, se adelantó al 4 de junio.

El WTI cerró la sesión cotizando en 36.91 dólares por barril, lo que equivale a un aumento en su precio de 4.15 por ciento, mientras que el precio del Brent aumentó en 3.50 por ciento y cerró cotizando en 39.66 dólares por barril.

“A pesar del optimismo en torno a una más rápida recuperación económica, el mercado petrolero continúa frágil, puesto que la demanda por petróleo sigue estando muy por debajo del nivel del año anterior, mientras que la oferta continúa estando sumamente amplia”, afirmó Gabriela Siller, analista de Banco Base.

El mercado se mantendrá a la espera de las estadísticas del Instituto Americano del Petróleo (API, por sus siglas en inglés), las cuales se publicarán al cierre de la jornada y se espera puedan afectar la cotización del crudo durante la sesión asiática. Dichos datos servirán al mercado para especular sobre la información del reporte semanal de la EIA que se publicará mañana a las 9:30 horas.