De acuerdo con los reportes, Aeroméxico presentó un descenso del 91.1 por ciento en abril en el número de pasajeros transportados, comparado con el mismo mes de 2019.

Ciudad de México, 2 de junio (SinEmbargo).- La calificadora Moody’s redujo la calificación corporativa de Aeroméxico por la caída en el tráfico de pasajeros que la aerolínea mexicana ha experimentado desde marzo pasado.

Con ello, la calificación de Aeroméxico pasó de “B2” a “Caa1”.

El tráfico de pasajeros de la aerolínea mexicana cayó desde finales de marzo pasado, debido a las restricciones que los países impusieron para evitar la expansión de contagios relacionados con la COVID-19.

Por ejemplo, el paseo 13 de marzo, Aeroméxico anuncio la reducción del 40 por ciento de su capacidad de vuelos internaciones por el cierre de varias fronteras en el mundo.

“Esta reducción causará una contracción en el mercado doméstico que está siendo identificado. Esta cifra podría aumentar si continúa el cierre de fronteras y declaraciones de emergencia en otras naciones”, señaló el director de la compañía, Andrés Conesa.

Incluso, la aerolínea acordó un recorte del 50 por ciento de los salarios de los pilotos, con el fin de paliar el descenso en el número de vuelos internacionales.

“Para situaciones extraordinarias se deben tomar medidas extraordinarias y en un hecho inédito los pilotos de ASPA demostramos que la determinación con la que negociamos mejoras salariales es la misma con la que vamos a apoyar a las empresa con las que tenemos contratación colectiva. Hoy nos solidarizamos responsablemente con Grupo Aeroméxico”, informó la Asociación Sindical de Pilotos Aviadores en un comunicado.

De acuerdo con los reportes, Aeroméxico presentó un descenso del 91.1 por ciento en abril en el número de pasajeros transportados, comparado con el mismo mes de 2019.

La aerolínea reportó que en abril transportó a 151 mil pasajeros, en comparación con el millón 687 mil registrados en abril del año pasado.

“El descenso ‘Caa1’ refleja una disminución más pronunciada en el tráfico de pasajeros de lo previsto inicialmente y una recuperación más lenta”, detalló Moody’s en su reporte.

Según la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA, por sus siglas en inglés), la industria aérea mexicana podría perder 117 mil empleos y 6 mil 400 millones de dólares este año, 45 por ciento menos ingresos que en 2019, por el impacto del coronavirus.

Mientras se estima que las aerolíneas latinoamericanas habrían perdido hasta 18 mil millones de dólares durante el primer semestre del año.

El vicepresidente de la IATA para las Américas, Peter Cerdá, también señaló hoy durante una conferencia telefónica con medios de comunicación que prevé que el sector aéreo se recuperará dos años más tarde que el producto interior bruto (PIB) y que hasta el año 2023 no se volverá a los niveles de 2019.