GRANDES TEMAS

PAN: 12 AÑOS PARA PERDER

02/07/2012 - 1:39 am
Foto: bicentenario.gob.mx

El 2 de julio de 2000, el panista Vicente Fox ganó las elecciones presidenciales y sacó al PRI de Los Pinos, luego de 71 años de predominio priísta.

Doce años después, el PRI retorna a la Presidencia y además lo hace con el apoyo del panista que prometió sacarlos de Los Pinos a patadas.

Ese mismo panista es el mismo que durante la actual campaña pidió apoyo para el candidato priísta Enrique Peña Nieto. Su apoyo es sintomático de la crisis que atraviesa Acción Nacional y que dos sexenios después, dos mandatos presidenciales después, lleva al partido fundado por Manuel Gómez Morín a ser oposición a nivel federal.

A diferencia de hace 12 años, se percibe a un partido diferente del que ganó la histórica elección del 2000. El partido del bien común sufrió una mutación en estos dos sexenios. Dicha transformación forma parte de las causas por las que perdió ayer los comicios.

Las expectativas de cambio generadas por el PAN en 2000 fueron incumplidas. Las esperanzas de cambio en las formas de gobernar se estrellaron con la repetición de viejas prácticas, que antes de aquella elección se consideraban propias sólo de los priístas.

Si bien la marcha de la economía en estos 12 años dejó de ser una montaña rusa como en las últimas administraciones priístas del siglo pasado, que incluían devaluaciones sexenales, los beneficios para los ciudadanos de a pie siguen pendientes.

Lejos quedaron las promesas foxistas de un vocho y un changarro para todos, y en cambio queda el recuerdo de los intentos de la pareja presidencial de perpetuarse en el poder.

Quedó también la percepción de corrupción en negocios encabezados por los hijos de la esposa de Vicente Fox, Marta Sahagún.

Pero sobre todo, el factor que más pesará en el recuerdo negativo de las administraciones panistas será la guerra contra el narcotráfico. Alrededor de 60 mil muertos, 5 mil 395 desaparecidos a octubre de 2011, de acuerdo con el propio presidente Felipe Calderón, además de zonas del país gobernadas por el crimen organizado.

Sin embargo pidió a especialistas en política compartieran sus puntos de vista sobre las razones que han llevado al PAN a perder la presidencia.

LA INCONGRUENCIA COSTÓ LA PRESIDENCIA

Carlos Romero Deschamps y Vicente Fox. Foto: Cuartoscuro

Los panistas traicionaron la confianza de la ciudadanía, afirma tajante Édgar Cortez, integrante del Instituto Mexicano de Derechos Humanos y Democracia.

Activista veterano, recuerda que cuando los panistas llegaron a Los Pinos con Fox y se dio la alternancia, había expectativas de que llamaran a cuentas a personajes priístas ligados con casos de corrupción y transformaran las instituciones creadas por priistas para fines corporativistas.

“La realidad es que renunciaron casi de inmediato a la vocación transformadora y se apropiaron de estructuras de priistas y se aprovecharon de ellas, y eso hizo que se renovaran pactos de impunidad”, señala.

Para reforzar su tesis, recuerda que en 2003 en plena resolución de los escándalos de Pemexgate y Amigos de Fox, ambos por financiamiento ilegal para las campañas del PRI y la alianza PAN PVEM en el 2000, no hubo los castigos que se esperaban.

“Creo que Fox ratificó el pacto de impunidad entre priistas y panistas, de no rendir cuentas entre ellos, y las cosas seguirán igual”, prevé.

Brindar un manto de impunidad y protección a personajes cuestionables llevó a Tatiana Clouthier a renunciar a su militancia panista en 2005.

La hija de quien fuera candidato del PAN a la presidencia en 1988, Manuel J. Clouthier, Maquio, observó además que se les daban espacios dentro del partido.

“Lo que me tocó vivir en ese momento, los problemas del hijo de Marta Sahagún que son muy obvios y la corrupción emanada del hijo de Marta, el tema de Adalberto Madero, ex alcalde de Monterrey, el caso tan turbio, y no se sabe si fue federal, local, municipal, o coordinado de los órganos de gobierno, y ya no se diga de las prácticas que veo más que como escándalos, simulaciones, alianzas que hicieron PAN con el PRD para buscar gobiernos de coalición con priistas al frente”.

La falta de apego a sus principios y repetir conductas del partido que tanto se criticó durante muchos años, será otra causa atribuible a la derrota panista, considera por su parte el ex presidente del PAN, Manuel Espino.

“La gente esperaba consistencia en su conducta, por eso la gente suele decir que el PAN rápido aprendió las malas practicas del PRI, y no solo eso, se afirma que en algunos lugares son peores que las del viejo PRI, la incongruencia les está costando la presidencia”, afirma el político que en este proceso electoral brindó su apoyo al candidato del PRI, Enrique Peña Nieto.

AQUELLA VICTORIA TAN ESTRECHA

Foto: Cuartoscuro

El proceso electoral del 2006 será recordado como uno de los más disputados comicios presidenciales. El panista Felipe Calderón ganó oficialmente por un estrecho margen de 0.56 por ciento por arriba del perredista Andrés Manuel López Obrador.

Empero, su triunfo quedó en entredicho para gran parte del electorado, y el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación legitimó las elecciones, pero también dejó claro que el entonces presidente Vicente Fox había puesto en riesgo el proceso, por su constante intervencionismo y ataques en contra del candidato perredista Andrés Manuel López Obrador.

Calderón, cuya principal promesa durante su campaña fue convertirse en el presidente del empleo, a los pocos días de asumir la presidencia sorprendió al anunciar una guerra contra el crimen organizado, con ayuda del Ejército y la cual dio inicio en su propio estado, Michoacán.

Desde entonces, la guerra ha resultado costosa en vidas humanas, en la expansión de grupos criminales, en la cesión de zonas al crimen organizado, y la incertidumbre de que el poder de los narcotraficantes vaya en disminución, tal como era uno de los objetivos de dicha guerra.

Foto: Cuartoscuro

La actual situación ha llevado a que México esté considerado entre los países más violentos del mundo. De acuerdo con el Instituto para la Economía y La Paz, de 158 países evaluados, se encuentra en el lugar 135 de los que menos paz tienen en su territorio.

Para Eduardo Huchim, Calderón buscó con la guerra contra el narco legitimarse con las armas. Agrega que este fue uno de los principales factores perniciosos para la campaña de la candidata panista Josefina Vázquez Mota, para que no despegara en la dirección deseada.

“Siendo una candidata interesante, tuvo que cargar con dos sexenios insatisfactorios para la mayor parte del electorado, tanto de Vicente Fox como de Felipe Calderón. Recordemos que a Calderón le fue adjudicada la presidencia por un estrecho margen oficial de ventaja y comenzó su mandato con un fuerte cuestionamiento, con un no reconocimiento de las tres principales fuerzas políticas del país y con ello un sector del electorado.

“Esta fragilidad de edificio de mandato de Calderón fue la principal razón que lo motivó a declarar la guerra a sangre y fuego contra el narco como una manera de legitimarse, pero no solo no lo hizo sino que sumió al país en una orgía de sangre y no ha tenido reducción de flujo de drogas a Estados Unidos y a cambio, aparte de la sangre generó una guerra irracional, una gran desestabilización en grandes zonas del país y en estas circunstancias lo que tenemos es que (Vázquez Mota) tuvo que cargar con ese fardo terrible aunque ella no es ni remotamente responsable”.

A cinco años, el dolor tiene sumidas a miles de familias, que lamentan las muertes o desapariciones de seres queridos. Son las víctimas de la guerra calderonista.

“Por otro lado estaría el tema de las víctimas ciudadanas de esta violencia, familiares de desaparecidos, familias obligadas a desplazarse de sus lugares de origen, además todas estas víctimas han venido siendo abiertamente menospreciadas por el gobierno. Se ha hablado de ellas como de daños colaterales sin que haya respuesta clara para hacer frente a las necesidades de miles de víctimas”, dice el ex director del Centro Pro de Derechos Humanos, Édgar Cortez.

A ello se aúna el problema de la descomposición de las instituciones. La expectativa era que con los panistas se mejorara su funcionamiento, pero actualmente las instituciones están en entredicho.

Así lo considera el miembro del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la Universidad Nacional Autónoma de México, Ernesto Villanueva.

“Otro elemento fundamental es la disolución gradual de las instituciones del Estado. Hoy la Procuraduría General de la República, las fuerzas del orden han incurrido en errores graves, el más reciente es el de la detención del supuesto hijo del Chapo (en realidad Félix Beltrán León, y no José Alfredo Guzmán, como habían presumido las autoridades) y esto ha generado una falta de credibilidad en la seriedad (de las instituciones) y ha erosionado la confianza en los gobiernos del PAN”, dice el también especialista en temas de transparencia.

También cuestiona que se haya querido tener mayor transparencia de los ciudadanos y opacidad de gobierno.

“Debería ser al revés, como fue el caso de la cédula ciudadana (propuesta por el gobierno calderonista) y afortunadamente el IFE intervino y dijo que era mejor en poder del IFE que en manos de la secretaría de Gobernación, que podía haberlos dados a gobiernos de estados extranjeros, interdependencias. Lo hubiera hecho con la mano en la cintura y hubiera sido negativo eso para extranjeros y menores”.

PARTIDO EN DESCOMPOSICIÓN

Victoria del PAN en el 2000. Foto: Cuartoscuro

En 2000 Acción Nacional traía una ola ganadora y la victoria de Vicente Fox fue el punto culminante. Aunque durante el sexenio del guanajuatense el PAN sumó gubernaturas, en el Congreso ya no repitió los resultados del 2000. Fue un factor para que Fox justificara la falta de reformas en su mandato.

En el 2000, Acción Nacional consiguió 207 diputados federales, uno menos que el PRI; en 2003 ya no refrendaron esas cifras, y obtuvieron 148 posiciones en la Cámara de Diputados. En 2006 recuperaron posiciones con 206 diputados, y en 2009 volvió a bajar a 142 legisladores en la Cámara Baja.

Si bien en 2006 refrendaron la presidencia, lo hicieron entra acusaciones de fraude. El declive inició con Calderón, considera Espino.

El PAN por décadas trabajó una línea de acción congruente con postulados históricos, doctrinas, tesis de cómo hacer política pública y en estos últimos cinco años eso se fue por la borda, se comenzaron a reinstalar practicas que el partido combatió antes del 2000, reitera quien fuera presidente del blanquiazul en la competida elección del 2006.

Eso se notó en la pérdida de espacios, añade.

“Eso ya le había costado Yucatán, Querétaro, San Luis Potosí, Tlaxcala y cerca de 200 presidencias municipales, y perdieron más de 60 diputados federales (en 2009). Ya había señales de advertencia”, apunta.

A pesar de las palabras de Fox, de que su administración había sido la mejor de la historia, declaradas hace unos días al diario español El País, la decepción por el PAN inició en su sexenio.

Así lo considera Tatiana Clouthier, hija del legendario Majuel J. Clouthier, Maquío, candidato presidencial panista en la cuestionada elección de 1988.

Tatiana Clouthier renunció en 2005 a su militancia panista de 15 años, luego de detectar que las practicas de su partido no se distinguían de las de los priístas.

Desde el gobierno de Fox se ponían a candidatos a puestos de elección popular vinculados con corrupción y en el partido se les apoyaba o se les pedía apoyarlos, y en el Congreso la línea era no proceder contra ellos, recuerda.

La pérdida de espacios está relacionada con la tapadera de impunidad y corrupción en que se fue convirtiendo el partido, señala Clouthier.

“Fueron tolerando la compra (de espacios) al interior del partido para que ganara fulanito y fulanito en las internas y este tipo de cosas fueron descomponiendo. Pero para mí una de los motivos más grandes que me llevaron a la renuncia fue la conjugación de cosas que vi en delitos y corrupción federal, la tapadera de estos como con gobiernos municipales emanados de Acción Nacional, un poco cómo mandaba el PRI en el Congreso federal y mandaban (en el PAN), me quiero referir cómo se enteraban ellos primero de muchísimas cosas que se iban a votar y nos querían dar línea de cómo votar ‘ah caray’ y la otra de compra de votos, como hacía el Partido Revolucionario Institucional”, dice Clouthier.

Luego, en este sexenio calderonista, le tocó observar, ya fuera del partido, las alianzas entre el PAN y PRD, como las realizadas en Sinaloa y Oaxaca, para apoyar a ex priístas. Eso ocasionó críticas y la posterior renuncia al partido de Fernando Gómez Mont, perteneciente a una de las familias fundadoras e ideólogas de Acción Nacional.

EL FUTURO DEL PAN

El PAN tiene dos opciones: corregir a fondo o simplemente maquillarse para sobrevivir un tiempo más, dice su ex presidente nacional, Manuel Espino.

“Entró a una espiral autodestructiva, de señalar culpables y puede entrar a una desesperación muy destructiva si no reconocen los enormes errores que lo descarrilaron e hicieron a los ciudadanos que le dieran la espalda”, prevé.

Para el periodista Eduardo Huchim, el partido está desvirtuado respecto a aquel con sólidos principios democráticos, y debido a la inflexibilidad a ciertos manejos oscuros, el partido de Adolfo Christlieb Ibarrola y Manuel Gómez Morín es muy distinto a lo que han hecho neopanistas.

“Después de la derrota deberá hacer una mirada introspectiva que lo lleve a una conclusión de reconstrucción para recuperar principios, practicas que fueron una oferta legítima al electorado pero que ahora no tiene nada que ver. Incluso en la campaña interna presidencial vimos cochupos, compra del voto, (el PAN) tiene que verse hacia adentro”, opina el ex consejero electoral.

Clouthier es más pesimista. Su pnto de vista es que no es sólo el PAN, sino todos los partidos los que están agotados como entes.

“La manera como se manejó la partidocracia, nos secuestran, que nos tengan agarrados donde a cada quien le duele, han hecho del país un caos y por eso la reforma política es importante y los partidos la requieren y en cuanto se disminuya su presupuesto y se transparenten habremos de retomar un rumbo, no hablo sólo del PAN, todos los partidos están en crisis”, concluye.

……………………………………………………………………………………………………………

……………………………………………………………………………………………………………