“Las carpetas por delitos de alto impacto después de una revisión, una por una, pasaron en 2018 de 32 mil 506 a 56 mil 527, es decir, 74 por ciento más delitos de los que se reportaban”, denunció  la mandataria Sheinbaum Pardo durante la presentación de acciones de fortalecimiento de la Estrategia de Seguridad en la capital.

Ciudad de México, 2 de julio (SinEmbargo).– La Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum Pardo, reiteró que la Procuraduría General de Justicia maquilló las cifras de delitos de alto impacto en 2018, durante el mandato de José Ramón Amieva, quien reemplazó a Miguel Ángel Mancera.

Sheinbaum Pardo explicó que luego de revisar carpetas de investigación se encontró que los registros fueron disminuidos en un 74 por ciento, por lo que calificó al sistema de información en el registro como “totalmente vulnerable”.

“Se encontró un sistema de información en el registro de las carpetas de investigación totalmente vulnerable, una orientación desde los altos mandos para catalogar como denuncia de hechos, muchos delitos mayores con el objeto de maquillar las cifras de delitos de alto impacto. Con sólo mencionar que en un ejercicio enviado por la Procuradora recientemente, al Sistema Nacional de Seguridad, las carpetas por delitos de alto impacto después de una revisión, una por una, pasaron en 2018 de 32 mil 506 a 56 mil 527, es decir, 74 por ciento más delitos de los que se reportaban”, dijo la mandataria durante la presentación de acciones de fortalecimiento de la Estrategia de Seguridad en la capital.

La morenista denunció que al inicio de su administración también se detectaron otras irregularidades como la disminución de policías y la reducción de sus salarios.

Explicó que en el caso de la Secretaría de Seguridad Pública, hoy Secretaría de Seguridad Ciudadana, la Policía Preventiva estaba conformada solamente de 16 mil 850 elementos operativos, cuando entre 2006 y 2012 eran cerca de 28 mil.

La morenista denunció que desde el inicio de su administración también se detectaron otras irregularidades como la disminución de policías y la reducción de sus salarios. Foto: Gobierno de la CdMx.

Lamentó que el salario de los policías pasara de ser de los mejores del país en 2012 a uno de los peores en 2018. “Se había generalizado un sistema de cuotas ilegales por uniformes, gasolina, vacaciones, la elección de mandos de sector a partir de amiguismos, venta de plazas, en vez de por formación y por méritos”, afirmó.

Dijo que también se encontró con patrullas en mal estado y con la desiginación de policías en los ministerios públicos que desmotivaban a la gente para denunciar, lo que habría relajado la disciplina y aumentó la corrupción.

“35 por ciento de las patrullas, motopatrullas en mal estado, reubicación a la mayor parte de la policía en estaciones en vez de sus cuarteles, que aparentaban mayor seguridad pero que son sumamente reducidas, de tal forma que los elementos no tenían ni siquiera suficiente espacio para almacenar y guardar sus pertenencias. Instalación de policías llamados imaginarias que convencían al ciudadano cuando llegaba al Ministerio Público de no poder denuncia, para artificialmente disminuir índices delictivos”, explicó.

MEDIDAS CONTRA ROBOS DE CELULARES

Claudia Sheinbaum informó que su Estrategia de Seguridad también incluye crear un sistema de evaluación policial, una línea anticorrupción y cambiar las leyes para prohibir la venta de celulares en tianguis.

Afirmó que con el Congreso capitalino trabajan en manejar el robo de celular como un agravante. “El incremento en el robo de celulares, que es el incremento al robo a transeúnte, lo estamos trabajando en dos vías: una vía que ya presentaremos la próxima semana, que es atajar el mercado. Y eso lo estamos trabajando con las principales empresas de telefonía celular y los principales operadores telefónicos. No solamente en términos de la venta del servicio, sino también del software que utilizan los distintos teléfonos celulares”, expuso.

La morenista aseguró que no cree que el robo de celulares sea algo sin importancia, pues “está acabando por robarse la identidad de un ciudadano”, por lo que defendió agravar el delito  y evitar la venta ilegal.

“Vamos también a fortalecer el que no se pueda vender un equipo celular en cualquier lugar, tiene que haber lugares específicos en la Ciudad de México”, afirmó.