Gracias a la decisión del Tribunal, la aerolínea podrá garantizar el pago de salario a los empleados de manera habitual. Además, los boletos, reservaciones, vouchers y Puntos Premier no sufrirán afectaciones.

Ciudad de México, 2 de julio (SinEmbargo).- El Tribunal del Distrito Sur de Nueva York, encargado del proceso voluntario de reestructura iniciado por Grupo Aeroméxico para adherirse al Capítulo 11 de la Ley de Quiebras de Estados Unidos, aprobó todas las peticiones presentadas en la audiencia inicial de ayer 1 de julio.

Aeroméxico podrá continuar sus operaciones durante el proceso de reestructura, destacaron medios nacionales. Andrés Conesa, director general de Aeroméxico, expresó su satisfacción por la decisión del Tribunal.

Gracias a la aprobación de las peticiones, señalaron medios, la aerolínea podrá garantizar el pago de salario a los empleados de manera habitual. Además, los boletos, reservaciones, vouchers y Puntos Premier no perderán validez o sufrirán afectaciones. También realizará el pago por bienes y servicios a sus proveedores.

Aeroméxico mantiene actualmente conversaciones para conseguir un nuevo financiamiento DIP, otorgado a empresas en proceso de reestructuración bajo la Ley de Quiebras, con el que cumplirá sus obligaciones mientras se recupera el tráfico aéreo en México.

Aeroméxico añadió que durante el mes de julio prevé realizar más del doble de vuelos nacionales y cuatro veces el número de vuelos internacionales que en junio.

AEROMÉXICO INICIA PROCESO DE ACOGIDA A LA LEY DE QUIEBRAS DE EU

Grupo Aeroméxico anunció el 30 de junio a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) que inició un “proceso voluntario de reestructura”. Apenas el 19 de junio la empresa negó estar en un proceso de solicitud de acogida bajo el Capítulo 11 de la ley de bancarrota de Estados Unidos, sino que identifica fuentes adicionales de financiamiento para fortalecer sus flujos operativos.

“La compañía y algunas de sus filiales iniciaron un proceso voluntario de reestructura financiera bajo el Capítulo 11 de la legislación de los Estados Unidos de América (“Capitulo 11”), el cual se llevará a cabo mientras continúa operando como negocio en marcha, y ofreciendo servicios a sus clientes con la misma calidad que le caracteriza”, citó el comunicado que envió a la BMV.

Aeroméxico utilizará, dijo, las ventajas que el Capítulo 11 significan para fortalecerse económicamente y tener liquidez para proteger y preservar sus operaciones y activos. Además, para poder implementar los ajustes operativos para enfrentar el impacto de la COVID-19.

El Código de Bancarrota en EU establece en su capítulo 11 la reorganización, que generalmente involucra a una corporación o sociedad para mantener vivo un negocio y pagar a los acreedores con el tiempo. Un caso presentado bajo el capítulo 11 del Código de Bancarrota de los Estados Unidos se conoce con frecuencia como quiebra de “reorganización”.