El sector privado añadió 4.74 millones de empleos, el manufacturero sumó otros 356 mil puestos y la Administración gubernamental 33 mil en junio.

El promedio de solicitudes de las prestaciones por desempleo fue de 1.5 millones hasta el 28 de junio.

Washington, 2 de julio (Europa Press).- La tasa de desempleo de Estados Unidos experimentó un descenso de más de dos puntos porcentuales durante el mes de junio, hasta situarse en el 11.1 por ciento, después de que el mercado de trabajo registrara su peor dato histórico en abril, según las cifras publicadas este jueves por la oficina de estadísticas laborales del Departamento de Trabajo estadounidense.

Pese a que la situación generada por la COVID-19 todavía no se desvaneció por completo en el sexto mes del año, la apertura gradual de la economía provocó la creación de 4.8 millones de empleos en junio, tras los 2.7 millones de mayo. En abril, la pandemia destruyó de golpe 20.8 millones de puestos de trabajo.

Pese a la mejoría de los dos últimos meses, la tasa de paro todavía sigue en máximos históricos. En octubre de 2009, el pico de la crisis financiera mundial iniciada en 2008, la tasa de paro de Estados Unidos llegó al 10 por ciento, mientras que el máximo histórico hasta este año se situaba en diciembre de 1982, cuando alcanzó el 10.8 por ciento. De esta forma, la tasa de paro aún sigue situada en niveles sin precedentes desde que los registros comenzaron en 1948.

El shock de marzo y abril fue tan severo que el nivel de ocupados en junio todavía se sitúa en mínimos desde 2014. El peor mes para el empleo tras la crisis de 2008 y antes de la del coronavirus se produjo en marzo de 2009, cuando se destruyeron 800 mil empleos.

La cifra de parados de larga duración, aquellos que han permanecido en situación de desempleo durante un mínimo de 27 semanas, se elevó hasta 1 mil 391 millones de personas, lo que equivale a un incremento de 227 mil desempleados. Su peso con respecto al total de desempleados se elevó en más de dos puntos porcentuales, hasta el 7.9 por ciento.

De su lado, la cifra total de personas en el paro fue de 17.75 millones, por lo que descendió en 3 mil 235 millones de desempleados en junio. Por su parte, la tasa de participación en el mercado laboral creció en siete décimas, hasta el 61.5 por ciento. Con respecto a mayo, la población activa creció en 1.7 millones de personas.

Por grupos de trabajadores, la tasa de paro entre las mujeres se redujo hasta el 11.7 por ciento, casi tres puntos menos, mientras que entre los hombres descendió asta el 10.6, lo que equivale a un punto y medio porcentual menos. El desempleo entre los jóvenes se redujo hasta el 23.2 por ciento, desde el 29.9 del mes de mayo.

En el sexto mes del año, el número de empleados en el sector del turismo y el ocio creció en 2 mil 088 millones de personas, mientras que el comercio minorista contrató a 739 mil 800 personas y el sector de la salud contrató a 474 mil 900 personas.

desempleo-argentina-mujer-coronavius-tienda

La pandemia del coronavirus ha tenido un “impacto más negativo” de lo esperado, dijo el FMI. Foto: EFE, Juan Ignacio Roncoroni, Archivo.

La duración de la semana laboral media descendió en dos décimas, hasta las 34.5 horas en junio. Al mismo tiempo, los ingresos medios por hora cayeron en 35 centavos respecto al mes anterior, hasta los 29.37 dólares.

Asimismo, el Departamento de Trabajo ha informado de que el número de empleos destruidos durante el mes de abril se ha revisado al alza, hasta 2.8 millones de personas (100 mil más), mientras que el dato de mayo se ha ajustado hasta 2.7 millones de empleos creados (90 mil más).

PETICIONES DE SUBSIDIO

Este jueves se ha publicado otra estadística laboral que presenta la fotografía completa del mercado de trabajo estadounidense. Durante la semana que finalizó el pasado 27 de junio se registraron 1 mil 427 millones de peticiones de subsidio por desempleo.

De esta forma, sumando los datos de las últimas 16 semanas, se puede observar que la crisis generada por la COVID-19 ha afectado a 48.9 millones de puestos de trabajo. “El virus COVID-19 sigue impactando en el número de peticiones de subsidio de desempleo”, ha explicado de nuevo el Departamento de Trabajo.

El número de parados receptores del subsidio de desempleo en la semana que finalizó el pasado 20 de junio experimentó un ligero descenso, hasta situarse en los 19.29 millones de beneficiarios. Esto representa una caída semanal de 59 mil personas.

La aparente divergencia entre los datos de la tasa de paro y de subsidios por desempleo es similar se debe a las diferentes formas de cuantificar los datos. Mientras que para el desempleo se realiza una encuesta durante dos semanas y los encuestados tienen que cumplir una serie de criterios para contar como parados, los datos de subsidios únicamente cuentan las peticiones realizadas, sin tener en cuenta ningún otro parámetro.