El sexto mes de 2020 la AMIA reportó una leve mejora mensual en la venta de automóviles, luego de que en abril y mayo, meses del Gran Confinamiento, las comercializaciones se colocaron en mínimos históricos.

Ciudad de México, 2 de julio (SinEmbargo).- Las ventas de autos ligeros durante el primer mes de la “nueva normalidad” fueron de casi 63 mil unidades. El registro administrativo de la industria automotriz de vehículos ligeros reportó en junio un repunte, después de hilar descensos en abril y mayo.

Con datos de la la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA), el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) se vendieron 62 mil 837 unidades, lo que representó un descenso anual de 41.1 por ciento, pero un repunte de mensual de 49.5 por ciento.

Durante la primer mitad de 2020 se vendieron 436 mil 445 autos, un descenso de 31.9 por ciento frente al mismo periodo de 2019, cuando se habían colocado en el mercado 640 mil 510 autos.

En abril y mayo, la AMIA informó la venta de 34 mil 903 y 42 mil 028 automóviles, respectivamente. El descenso en las transacciones pudo haberse debido a la suspensión de actividades no esenciales derivada de la pandemia de coronavirus, debido a que las agencias automotrices no pertenecen a las actividades esenciales.

La AMIA había estimado que para abril y mayo los descensos anuales serían mayores al 92 por ciento, lo que implicaría vender solo cerca de 7 mil vehículos por mes, sin embargo, los números fueron mejores.

Sin embargo, desde diciembre de 2017, la venta de automóviles hiló dos años y seis meses a la baja. El mejor dato observado fue de 159 mil 218 vehículos vendidos. En medio de este periodo, diciembre de 2019 anotó el mejor dato con cifras superiores a los 130 mil y antes de ello los datos de noviembre de 2018.