“Quisiéramos tener una realidad diferente. Cuando México recibe a la epidemia de COVID-19, la recibe con su realidad. La recibe con estas condiciones de salud deterioradas”, explicó Hugo López-Gatell, titular de la Subsecretaría de Prevención y Promoción de la Salud. 

Ciudad de México, 2 de julio (SinEmbargo).– Hugo López-Gatell, titular de la Subsecretaría de Prevención y Promoción de la Salud, dijo esta noche que México recibió a la COVID-19 con una gran carga de carencias. 

“Quisiéramos no tener una epidemia, ni en México ni en el mundo. Quisiéramos que la epidemia se pudiera detener de un momento al otro. Quisiéramos evitar todas las muertes, pero esto no es posible”, dijo el funcionario.

“Quisiéramos no tener contaminadas nuestras cuencas hídricas. Quisiéramos tener un sistema de salud competente, también quisiéramos no tener una epidemia enorme de enfermedades crónicas, como la obesidad, el sobrepeso, la diabetes, la hipertensión”, agregó.

“Quisiéramos tener una realidad diferente. Cuando México recibe a la epidemia de COVID-19, la recibe con su realidad. La recibe con estas condiciones de salud deterioradas. Su principal motor es el consumo de productos industrializados, todo lo que viene empaquetado y no son productos naturales”, señaló.

“Como hemos dicho, tenemos un sistema de salud que no creció a la velocidad que se necesitaba, que fue deteriorando sus instalaciones por falta de servicio. Es importante no ver sólo la COVID. Es COVID en una población con carencias, con enormes desigualdades y sociales. Los datos son clarísimos: la mitad de la población en México vive en la pobreza, y tiene dificultades para enfrentar esa vida todos los días. La razón es el modelo económico que México adoptó hace 30 o 40 años”, expuso.

Hugo López-Gatell recordó que México está entre los primeros países con más desigualdades. “México es un país profundamente desigual. La mayoría de las familias tienen pocos recursos”.

México se acercó hoy al número de contagios que se han reportado en Italia, que en su momento fue la región más afectada del mundo por la COVID-19; además se quedó muy cerca de Francia en el número de decesos causados por la enfermedad que se habría originado en Wuhan, China.

De acuerdo con la Universidad Johns Hopkins, Francia reporta hasta este jueves 2 de julio 29 mil 878 muertes por la COVID-19. Es decir, 689 arriba de México, que reportó hoy 29 mil 189 defunciones.

En contagios, Italia tiene registrados 240 mil 961 casos confirmados acumulados, mientras que México llegó a 238 mil 511 casos  confirmados acumulados.

Al 2 de julio de 2020, en México hay 238 mil 511 casos confirmados, 25 mil 565 confirmados activos y 76 mil 423 sospechosos por COVID-19. Se han registrado 295 mil 561 negativos, 29 mil 189 defunciones confirmadas, 2 mil 185 defunciones sospechosas y fueron estudiadas 610 mil 495 personas, informaron autoridades federales de salud.