La cerveza oscura tiene más alcohol que la clara, la cerveza engorda y debe beberse directo de la botella… Estas sólo algunas de las frases que hemos escuchado acerca de una de las bebidas más populares del mundo. En este texto de compartimos los mitos y realidades de la cerveza para celebrar su día.

Ciudad de México, 2 de agosto (SinEmbargo).- El primer viernes de agosto se celebra el día de la cerveza, la bebida favorita de muchos que acompaña una buena plática, reunión con amigos y hasta con la familia. El día de la cerveza se festeja desde el año 2007 y comenzó en un pequeño bar de Santa Cruz, California, Estados Unidos; actualmente se celebra en aproximadamente 50 países.

En torno a la cerveza se escuchan diversas frases como que es mejor beberla directo de la botella o que entre más fría mejor, así que consultamos a un especialista para presentarte los cinco mitos más comunes de la cerveza:

LA CERVEZA OSCURA ES “MÁS FUERTE” O CONTIENE MÁS ALCOHOL QUE LA CLARA

Este es un mito cervecero muy arraigado y la realidad es que esto es falso: el tono de la cerveza no dicta el nivel de alcohol. Existen diversos tipos de cervezas en las que intervienen distintas variables y una de ellas es la temperatura a la que se fermentan, por ejemplo, las cervezas Ales se fermentan a temperatura alta y las Lagers a temperatura más baja. Al final el nivel de alcohol no depende del color de la bebida.

“Lo que le da la coloración a la cerveza es el tostado de las maltas, lo que le da mayor graduación alcohólica es la cantidad de maltas que se usan. Pasa que hay cervezas claras como una IPA, o doble IPA que puede tener hasta 10 grados o más de alcohol porque para hacer estos estilos se necesita mucho más malta; hay cervezas oscuras como una Porter que tienen 5 grados o llegan a tener menos”, explicó Celso Guzmán, director de marketing de Cervecería Wendlandt.

El color de la cerveza no determina el nivel de alcohol de la bebida. Foto: Facebook WendlandtCerveceria

 

LA CERVEZA NO SE PUEDE AÑEJAR

Podemos pensar que sólo el vino se añeja, sin embargo, actualmente se está dando un movimiento importante de añejamiento de cerveza.

“Ahorita hay un movimiento muy importante del añejamiento de la cerveza. No todos los estilos se pueden añejar, hay cervezas que se deben tomar frescas; esas cervezas que tienen mayor cantidad de lúpulo por ejemplo una IPA o una Pale Ale no son buenas para añejar porque van perdiendo propiedades, pero hay otros estilos que son muy buenos para añejar, por ejemplo las Porter se añejan muy bien, sobre todo ahorita hay cervecerías que las están añejando en barricas de bourbon, de whiskey o hasta de ron , en algunos casos tequila y mezcal, entonces pueden pasar hasta 3 o cuatro meses en estas barricas”, contó Guzmán.

Esto también puede darse en las cervezas ya embotelladas. “Ya embotelladas hay cervezas que se pueden seguir añejando y van agarrando mejor sabor, siempre y cuando se mantengan en las condiciones correctas: que no les pegue el sol, que no estén a temperaturas muy altas”, dijo el director de marketing de Cervecería Wendlandt, agregó que las Porter, las Stout y algunas cervezas belgas son las que suelen añejarse.

De acuerdo con la página de Cerveceros de México, las IPAs aromáticas, las lagers, y las cervezas de trigo se toman frescas y las cervezas oscuras que además presenten un elevado grado de alcohol benefician su sabor con el paso del tiempo. Uno de los ejemplo que aparecen en la página web es la cerveza de Chimay de etiqueta azul en Bélgica, que son famosas justamente por su delicioso sabor añejado.

LA MEJOR FORMA DE BEBER UNA CERVEZA ES DIRECTO DE LA BOTELLA

Falso. Lo cierto es que resulta más cómodo beber una cerveza directo de su envase pero no es la mejor forma; al servirla en un vaso o tarro permitimos que la nariz perciba los olores, y este es un punto importante que influye en el sabor que degustamos.

“Siempre en vaso. Siempre va a ser la mejor opción, una botella o una lata es simplemente el medio de transporte y comercialización de la cerveza. Cuando se sirve en un vaso y de la manera indicada ayuda a que los aromas de la cerveza se liberen y podamos apreciar todos sus aromas a la máxima potencia; además, si te tomas una cerveza directo de la lata o de la botella no rompes las burbujas de CO2 y esto es lo que hace responsable a que nos sintamos ’empanzonados’, al momento de servirla en un vaso vas a tronar estas burbujas de CO2 y va a ser más ligera, no te va a caer pesada”, refirió Celso Guzmán.

La mejor forma de disfrutar una cerveza es en un vaso o tarro bien lavado. Foto: EFE

ENTRE MÁS FRÍA MEJOR

Siempre hemos escuchado que la cerveza debe estar lo más fría posible para poder degustarla pero esto no es lo correcto.

“En teoría cada tipo de cerveza debe tomarse a una temperatura diferente. Las cervezas Lager como la mayoría de las cervezas industriales o una Pilsen deben servirse entre 3 a 4 grados, jamás en un punto de congelación y mucho menos en un vaso o tarro congelado porque lo que hace el tarro congelado es que afecta los sabores de la cerveza y esta capa de hielo que se le hace al tarro cuando empieza a derretirse es un añadido de agua que puede llegar a cambiar el sabor de la cerveza; también muchas veces estos tarros absorben aromas que hay en un refrigerador se pasan al vaso y pueden obstruir loa aromas de la cerveza”.

En teoría cada tipo de cerveza debe tomarse a una temperatura diferente. Foto: Pixabay

Guzmán señaló que cervezas como Ale y Pale Ale se deben servir entre 7 y 8 grados centígrados; mientras que las Stout, Porter o cervezas belgas  pueden servirse en hasta 10 o 12 grados.

Dave Engbers, co-propietario de Founders Brewing Co. dijo a The beer times que la mejor temperatura de consumo está entre los 7 y 10 grados centígrados. “Los sabores se pierden cuando la cerveza está muy fría”.

LA CERVEZA ARTESANAL SE PREPARA DE MANERA RUDIMENTARIA

En realidad una cerveza artesanal no debe estar preparada obligatoriamente en ollas en la casa del maestro cervecero. Lo artesanal se refiere a no pertenecer a los grupos dominantes de la producción en el país.

Una cervecería artesanal debe cumplir con tres principios: “el primero que su producción no debe rebasar los 6 millones de barriles al año, esto es muchísimo, es una cantidad que prácticamente sólo las cervecerías industriales lo logran; número dos, debe mantenerse independiente a las grandes cervecerías industriales o en caso de tener una inversión no puede rebasar el 25 por ciento; el tercer punto es que los ingredientes que se usan para la producción de la cerveza deben mantenerse en la mayoría posible con los ingredientes tradicionales que son los granos como la cebada, el lúpulo, levadura y agua”, destacó Celso Guzmán.

“No es necesario que una cervecera sea rudimentaria para poder llamarse artesanal, cervecerías como en este caso Wendlandt cuentan con la tecnología y procesos avanzados para la elaboración de las cervezas con lo que así mantenemos los mejores estándares de calidad y mantenemos una constancia en todos los sabores, por lo que podemos competir con la cerveza artesanal de Estados Unidos, obviamente sí hay algunos procesos más manuales, hay cervecerías más pequeñas que si tiene el proceso rudimentario pero en general esos son los tres puntos que se debe considerar para que sea artesanal”.

Wendlandt ganó el premio de “Mejor Cervecería del año” en Cerveza México. Foto: Facebook WendlandtCerveceria

Además consultamos a Paulina Magaña Carbajal, Coordinadora de Salud Alimentaria de El Poder del Consumidor,quién nos compartió algunas realidades de la cerveza:

Tomar cerveza puede provocar sueño. “El lúpulo es una planta comúnmente usada en la elaboración de la cerveza. De sus flores ya secas, se extrae la lupulina que es el elemento que proporciona el sabor amargo y el aroma de la cerveza. Tradicionalmente fue conocida como una planta tranquilizante por la actividad sedante que provocan sus ácidos amargos, los cuales actúan sobre un neurotransmisor inhibidor del sistema nervioso central”, explicó Magaña.

La cerveza contiene vitaminas y minerales. De acuerdo con la experta, la cerveza contiene pequeñas cantidades de vitaminas del complejo B, provenientes de del grano de la cebada, sin embargo parte de ellas se pierden durante el tostado.

La cerveza es alta en calorías y puede tener efectos sobre el aumento de peso corporal si se consume en exceso. Todo en exceso resulta perjudicial para la salud y la cerveza no es la excepción; “el valor calórico de la cerveza proviene en gran parte de su contenido de alcohol, entre más alto sea este, mayor es su aporte calórico”, refirió Paulina.

“Por lo que algunas cervezas pueden ser altas en calorías, representando un mayor riesgo ya que estas calorías están contenidas en un volumen pequeño de líquido el cual no proporciona saciedad. Por lo que exceder su consumo presenta un mayor riesgo de aumentar de peso”.

La cerveza es una de las bebidas más populares. Foto: AP

Como dato curioso, Paulina Magaña Carbajal explicó que 1 lata de cerveza contiene aproximadamente 153 kcal, lo que equivale a 2 tortillas de maíz (tamaño regular) que portan 140 kcal; o a 1 taza de 240 ml de elote desgranado (140 kcal); 1 taza de también 240 ml de frijol cocido 120 kcal o 6 piezas de nopales: 150 kcal.