Los científicos advierten que una erupción en ese área podría significar una potencial amenaza tanto para la navegación como para los residentes de la zona costera, aunque señalan que es necesario estudiar en más detalle estas estructuras volcánicas para evaluar el nivel real de peligro que puedan constituir.

Ciudad de México, 2 de agosto (RT).– Seis volcanes hasta ahora desconocidos para la ciencia han sido descubiertos en una zona mediterránea muy transitada por embarcaciones, a pocos kilómetros de las costas de la isla de Sicilia (Italia), gracias a una investigación geofísica cuyos resultados fueron reportados en la revista Marine Geology.

El hallazgo fue posible gracias a los datos batimétricos y las mediciones magnéticas y sísmicas de alta resolución recabadas con ayuda del buque oceanográfico OGS Explora, que llevó a cabo dos misiones de investigación en agosto de 2017 y febrero de 2018.

Los autores del trabajo detectaron de este modo seis edificios volcánicos a una profundidad máxima de 133 metros y ubicados a una distancia de entre 7 y 23 kilómetros de la línea costera siciliana.

HALLAZGO INESPERADO 

“Quedamos bastante sorprendidos sobre esto, porque estábamos realmente muy cerca de la costa”, expresó Emanuele Lodolo, autor principal del estudio e investigador del Instituto Nacional de Oceanografía y Geofísica Experimental de Italia, recoge National Geographic.

Su edad estimada corresponde al Cuaternario tardío y se estima que todos ellos entraron en erupción por única vez hace unos 20 mil años. Solamente uno de ellos muestra signos de actividad magmática posterior al Último Máximo Glacial. Se trata del bautizado como Actea, que presenta un rastro de un flujo de lava que se extiende por aproximadamente 4 kilómetros.

¿UNA AMENAZA BAJO EL MAR?

El grupo de volcanes cuenta con relativamente poca altura: su tamaño varía entre los 16 y los 120 metros desde la base hasta la cresta. El pico del Actea, el más elevado de ellos, se encuentra a apenas 33 metros por debajo del nivel del mar.

Los científicos advierten que una erupción en ese área podría significar una potencial amenaza tanto para la navegación como para los residentes de la zona costera, aunque señalan que es necesario estudiar en más detalle estas estructuras volcánicas para evaluar el nivel real de peligro que puedan constituir.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA RT. VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.