Deportes

Atletas afganos se veían en los Paralímpicos, pero llegó el Talibán. Así lo lograron

02/09/2021 - 9:52 am

La conquista de Kabul por parte de los talibanes dejó fuera de los Juegos Paralímpicos a Zakia Khudadadi y Hossain Rasouli, al menos hasta que una operación que los llevó por Francia les permitiera estar hoy en Tokio representando a Afganistán.

Por Alex Sinclair

París, Francia, 2 de septiembre (RFI).- La taekowondista afgana Zakia Khudadadi (Herat, 1998), descubrió su vocación mirando por televisión los Juegos Olímpicos de Pekín en 2008. Con tan sólo 10 años, vio cómo este deporte le daba a Afganistán su primera medalla olímpica. La disciplina, que utiliza principalmente las piernas, podía permitirle a ella, que tiene un brazo atrofiado, realizarse más allá de los prejuicios.

Sin infraestructura pero con el apoyo de su familia, entrenó en su casa, aprendió rápido y logró calificarse para los Juegos Paralímpicos de Tokio. Sin embargo, cuando los talibanes tomaron Kabul el 15 de agosto, sus sueños quedaron en suspenso. Su vuelo había sido cancelado y la población se hallaba confinada. Entonces, la mujer tomó su teléfono celular y envió un mensaje de video a la agencia de noticias Reuters.

“Atleta paralímpica afgana, actualmente estoy encerrada en este apartamento, no puedo salir, y los familiares que me acogen aquí no tienen suficiente comida para alimentar a sus propios hijos, así que les pido que me ayuden, que me echen una mano”.

Su botella al mar movilizó a afganos en el exterior, organizaciones deportivas y diplomáticos, que terminaron organizando su exfiltración. Zakia Khudadadi se mezcló en la multitud que buscaba escapar de Afganistán y logró subirse a un avión con destino París. Allí, durante una semana pudo practicar en el centro de entrenamiento de alto rendimiento del Ministerio de Deportes de Francia. De Francia, voló a Tokio, donde competirá este jueves, convirtiéndose en la primera mujer en participar en este certamen.

Zakia Khudadadi de Afganistán ingresa a la arena durante su partido de Taekwondo K44 49kg femenino contra Ziyodakhon Isakova de Uzbekistán en los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020. Foto: Shuji Kajiyama, AP.

Junto a ella, otro afgano, el atleta Hossain Rasouli, también escapó en la operación secreta vía París e hizo su aparición este martes en los Juegos Paralímpicos.

El joven de 26 años no llegó a tiempo para competir en su categoría predilecta, los 100 metros planos T47, pero pudo hacerlo en salto largo, una categoría en la que jamás había participado en grandes eventos.

El afgano, que perdió su mano izquierda por la explosión de una mina, saltó a la pista saludando a los responsables del equipo presentes en un casi vacío Estadio Olímpico y después se señaló con orgullo el emblema del Comité Paralímpico de Afganistán en su uniforme. Quedó último, pero eso era lo de menos.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE RADIO FRANCIA INTERNACIONAL. VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.

en Sinembargo al Aire

Opinión

Opinión en video

más leídas

más leídas