Gilda Austin llegó la mañana de este sábado a la Ciudad de México procedente de la ciudad de Munich, luego de aceptar ser extraditada desde Alemania para enfrentar el proceso en su contra por los presuntos delitos de operaciones con recursos de procedencia ilícita y asociación delictuosa.

Ciudad de México, 2 de noviembre (SinEmbargo).- Gilda Margarita Austin y Solís, madre de Emilio Lozoya Austin, ex director de Petróleos Mexicanos (Pemex), fue vinculada a proceso por los delitos de asociación delictuosa y lavado de dinero.

Gilda Austin llegó la mañana de este sábado a la Ciudad de México procedente de la ciudad de Munich, luego de aceptar ser extraditada desde Alemania para enfrentar el proceso en su contra por los presuntos delitos de operaciones con recursos de procedencia ilícita y asociación delictuosa. La madre de Lozoya, a petición de su defensa, permanecerá en arraigo domiciliario

Además se determinó retirarle el pasaporte. Gilda Austin permanecerá vigilada todo el tiempo, dentro y fuera de su casa. Durante la audiencia también se solicitó que la madre de Lozoya portara un brazalete electrónico, pero finalmente esa medida no fue aprobada por el Juez.

Sobre el plazo del juicio, se determinó que serán seis meses para que se lleve a cabo la investigación complementaria. Dicho plazo fue solicitado por la Fiscalía General de la República (FGR), concluirá el próximo tres de mayo de 2020.

En la audiencia celebrada este sábado en  el Reclusorio Norte, se exhibieron pruebas como la apertura de una cuenta en 2009, en la que la madre del ex funcionario habría recibido depósitos de recursos ligados a presuntos sobornos de Odebrecht.

La cuenta aperturada en 2009 también habría sido utilizada por Emilio Lozoya, y según datos de la acusación, recibió hasta siete depósitos entre noviembre de 2010 y junio de 20015.

El pasado 20 de septiembre, Gilda Austin presentó una solicitud para ampliar el juicio de garantías y cancelar la orden de aprehensión en su contra.

La madre de Lozoya Austin fue detenida el pasado 24 de julio por elementos de Interpol Alemania, cuando la mujer vacacionaba en la isla de Quist en compañía de sus nietos. Posteriormente quedó en libertad.

El hecho derivó de una ficha roja solicitada por la FGR para que la mujer fuera detenida y extraditada, a fin de ser puesta a disposición de un juez.

Con base en la causa penal 261/2019, del Centro de Justicia Penal Federal del Reclusorio Norte, a Austin se le imputa en particular haber recibido dos depósitos de Lozoya por un monto total de 7.4 millones de pesos, entre 2010 y 2012, desde una cuenta que la FGR relaciona con la recepción de los sobornos de Odebrecht.

LA DETENCIÓN EN ALEMANIA

El 24 de julio pasado, Gilda Margarita Austin y Solís fue detenida por la Policía Internacional (Interpol) en Alemania.

Interpol expuso que la supuesta detención “está vinculada con las acciones emprendidas por la Fiscalía General de México, a través del Ministerio Público Federal (MPF), quien solicitó y obtuvo de un Juez de Control la orden de aprehensión en contra de la persona mencionada y cuatro más, de las cuales se obtuvo también Ficha Roja de Interpol”.

Javier Coello Trejo, abogado de Emilio Lozoya, confirmó entonces la detención y precisó que Gilda Austin se encontraba de vacaciones en una isla alemana.

Coello Trejo aseguró que Gilda Margarita es inocente: “Es una persona de 71 años de edad y su único delito es que su hijo le mandó dinero para pagar abogados e impuestos”.
Posterior a su detención, la señora Austin y Solís solicitó a un Juez federal en México el amparo y protección de la justicia contra la orden de aprehensión girada en su contra por lavado de dinero y asociación delictuosa.

La demanda de garantías fue turnada a Patricio Leopoldo Vargas Alarcón, Juez Décimo de Distrito en Amparo Penal de la Ciudad de México. El Juez admitió esa demanda y se le otorgó la suspensión provisional contra la orden de aprehensión.

Con la suspensión provisional, Gilda Margarita no fue ser detenida por la Fiscalía General de la República (FGR) a su llegada al país, ya que los delitos que se le imputan son operaciones con recursos de procedencia ilícita y asociación delictuosa, no ameritan prisión preventiva oficiosa.