El Ministerio de Producción y Trabajo de Argentina informó en un comunicado que esa cartera “están avanzando en gestiones con el Gobierno brasileño para definir una posición y acciones conjuntas”.

Bolsonaro expresó en declaraciones a los periodistas que, en caso de ser necesario, podría incluso llamar directamente a Trump después del encuentro que tiene previsto mantener este mismo lunes con su ministro de Economía, Paulo Guedes, para discutir el tema.

Buenos Aires, 2 de diciembre (EFE).- El Gobierno saliente de Argentina trabaja para iniciar un diálogo con el Ejecutivo de Estados Unidos tras el anuncio del Presidente Donald Trump de establecer aranceles sobre la importación de acero y aluminio desde Brasil y Argentina, informaron este lunes a Efe fuentes del Ministerio de Producción y Trabajo.

El Presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, afirmó este lunes que hará uso del “canal abierto” que mantiene con su homólogo estadounidense para discutir la decisión de EU de retomar los aranceles cobrados sobre la importación de acero y aluminio brasileños.

El titular de Producción y Trabajo argentino, Dante Sica, se reunió con el canciller Jorge Faurie -ambos funcionarios del Ejecutivo de Mauricio Macri, que el próximo 10 de diciembre cederá el poder al peronista Alberto Fernández– para tratar una decisión que desde su cartera tacharon de “inesperada” y que, afirmaron, se tomó sin “ninguna señal” a los Gobiernos argentino y brasileño ni al sector privado.

Los altos funcionarios se comunicaron con la Embajada estadounidense en Buenos Aires para hacerles llegar sus peticiones: una conversación con el Secretario de Comercio de EU, Wilbur Ross, que tendría a Sica como interlocutor, y con el vicesecretario del Departamento de Estado, John Sullivan, con quien hablaría Faurie.

El embajador argentino en Washington, Fernando Oris de Roa, también se comunicó con la Secretaría de Comercio estadounidense para “entender la magnitud de esta declaración y cómo cambian los acuerdos” comerciales ente los dos países.

Asimismo Sica contactó a representantes del sector privado para “evaluar el impacto sobre sus niveles de producción y exportación, y activar sus contactos internacionales con las cámaras representativas”.

Por otra parte, el Ministerio de Producción y Trabajo informó en un comunicado que esa cartera “están avanzando en gestiones con el Gobierno brasileño para definir una posición y acciones conjuntas”.

BOLSONARO BUSCA A TRUMP

Bolsonaro expresó en declaraciones a los periodistas que, en caso de ser necesario, podría incluso llamar directamente a Trump después del encuentro que tiene previsto mantener este mismo lunes con su ministro de Economía, Paulo Guedes, para discutir el tema.

“Voy a hablar ahora con Guedes y, si es el caso, llamo a Trump, porque tengo un canal abierto con él”, afirmó Bolsonaro a los periodistas enfrente a su residencia oficial en Brasilia.

Las declaraciones del mandatario brasileño se producen poco después de que Trump anunciara, a través de su cuenta de Twitter, que reimplantará “inmediatamente” los aranceles sobre todas las importaciones de acero y aluminio desde Brasil y Argentina.

El líder estadounidense igualmente acusó a los dos países suramericanos de haber aplicado “una devaluación masiva de sus monedas”, lo cual, según Trump, no sería “bueno” para los agricultores de su país.

“Por lo tanto, de manera inmediata, restauraré los aranceles sobre todas las importaciones de acero y aluminio enviadas a Estados Unidos desde estos países”, indicó el mandatario en mensajes colgados en su cuenta de Twitter.

Preguntado sobre la posibilidad de revertir la decisión anunciada por Estados Unidos, Bolsonaro recalcó que, ante todo, discutirá el tema con su consejero económico.

“Hablo con Paulo Guedes y después les doy una respuesta, para que no tenga que recular”, dijo.

Según los analistas, la depreciación del real brasileño obedece a una serie de factores externos, como la incertidumbre sobre la economía mundial y las tensiones comerciales entre China y Estados Unidos, y otros internos, como la reducción de la tasa básica de interés.

La moneda estadounidense acumula un alza de alrededor del 5 por ciento en el mes y del 8 en lo que va de año frente al real brasileño.

ANUNCIO DE TRUMP

El Presidente Trump dijo este lunes que reimplantará inmediatamente los aranceles sobre todas las importaciones de acero y aluminio desde Brasil y Argentina, y reclamó de la Reserva Federal una bajada de los tipos de interés.

“Brasil y Argentina han aplicado una devaluación masiva de sus monedas lo cual no es bueno para nuestros agricultores”, indicó el Presidente en mensajes en su cuenta Twitter.

“Por lo tanto, efectivo inmediatamente, restauraré los aranceles sobre todas las importaciones de acero y aluminio enviadas a Estados Unidos desde estos países”, añadió.

En 2018, Washington había anunciado que impondría aranceles al acero (25 por ciento) y al aluminio (10) y por entonces Argentina logró queda exceptuada de la medida al acordar cupos de exportación libres de arancel con un tope de 180 mil toneladas anuales para el aluminio y el acero.

“Este acuerdo posicionó a Argentina entre los pocos países que, junto con Australia, Brasil, Canadá, México y Corea del Sur, consiguieron algún tipo de excepción para esta medida”, recordó este lunes el Gobierno argentino.

Esta excepción permitió que en 2018 Argentina realizara exportaciones de esos bienes por 700 millones de dólares al mercado estadounidense, cumpliendo casi en su totalidad con las cuotas de exportación acordadas.

En lo que va de 2019, Argentina ha concertado colocaciones de acero y aluminio en Estados Unidos por 520 millones de dólares.