Ahora la familia Alemán sólo mantiene el cargo honorífico como fundadora de la compañía, que la Profeco asegura está cerrada temporalmente, y se ha deshecho de aeronaves y hasta adeuda combustible.

Interjet reconoció la aportación de Alejandro del Valle para la capitalización de la aerolínea con lo que puede “hacer frente a los compromisos laborales, fiscales y con proveedores de la empresa”, que “permitirá comprar más aeronaves y desarrollar una campaña de relanzamiento ara recuperar la confianza de los pasajeros”.

Ciudad de México, 2 de diciembre (SinEmbargo).– Alejandro del Valle fue designado como presidente del Consejo de Administración de Interjet y Carlos Rello continúa como Director General de la aerolínea. El empresario mexicano recibe una compañía que este miércoles hila cinco días de cancelaciones de vuelos y que la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) asegura está cerrada temporalmente.

“Interjet informa que se llevó a cabo una asamblea general de accionistas de la aerolínea, en la que se aprobó designar al señor Alejandro del Valle como Presidente del Consejo de Administración, y ratificar a Carlos Tello como director general de la empresa”, citó la compañía en un comunicado.

La empresa mexicana afirmó que desde julio, Del Valle se desempeñó como su presidente y que, ahora, Miguel Alemán Velasco y Miguel Alemán Magnani sólo tienen “cargos honoríficos” como fundadores de Interjet.

En la asamblea se reconoció la aportación de Del Valle por la cobertura de hasta el 90 por ciento del capital social que Interjet recibió el 13 de julio de 2020, cuando anunció una nueva etapa de capitalización por más de 150 millones de dólares ante la “coyuntura crítica” que provoca la pandemia de la COVID-19.

comunicado-interjet-del-valle

Comunicado emitido por la empresa. Fuente: Interjet.

“Este capital permitirá hacer frente a los compromisos laborales, fiscales y con proveedores de la empresa, además de generar capital de trabajo para potenciar el crecimiento de la aerolínea”, expresó Interjet y agregó que “permitirá comprar más aeronaves y desarrollar una campaña de relanzamiento ara recuperar la confianza de los pasajeros”.

Interjet se disculpó en el comunicado por “los contratiempos generados en los últimos días”, pues hasta este 2 de diciembre son cinco días de cancelaciones de viajes, de acuerdo con información de medios nacionales recibida por la tripulación de la aerolínea. Además, la Profeco aseguró el martes en una alerta que la proveedora ABC Aerolíneas S.A de C.V. (Interjet) “sus oficinas se encuentran cerradas temporalmente hasta nuevo aviso”.

La dependencia, a cargo de Ricardo Sheffield, recomendó a las personas consumidoras “valorar el riesgo de establecer relaciones comerciales con la proveedora”, pues determinó que flota aérea se redujo, suspendió rutas, realiza cancelaciones recurrentes, entregó vouchers que no se han hecho efectivos hacer efectivos por nuevas cancelaciones, además del impago de indemnizaciones (del 25 por ciento del precio del boleto) y la falta de liquidez para “una mínima capacidad operativa respecto del pago de combustible”.

La Profeco recordó que el pasado 3 de noviembre emitió una alerta sobre el riesgo de establecer relaciones comerciales con la aerolínea, debido a “los reiterados incumplimientos a las disposiciones jurídicas en perjuicio de los derechos humanos de las y los consumidores”. Hasta el martes, Profeco tenía registradas mil 542 quejas en contra de esta aerolínea y 904 se encontraban en trámite. Finalmente, invitó a los usuarios afectados a adheriste a la acción colectiva en contra de Interjet.

El 2 de noviembre el Procurador Ricardo Sheffield Padilla aseguró que la aerolínea “prácticamente está en quiebra” y hasta podría ser embargada por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP). De acuerdo con el Procurador, esta empresa es la única de su tipo que ya tiene una acción colectiva ante un juzgado, debido al alto número de quejas acumuladas.

“Es una empresa que está al borde de la quiebra, que ya mañana emitimos una alerta a todos los consumidores en el país, que les recomendamos no comprar boletos”, dijo durante una entrevista con la periodista Azucena Uresti en Telediario.

El lunes, el Subsecretario de Transporte de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), Carlos Morán Moguel, explicó que la dependencia “Aeropuertos y Servicios Auxiliares (ASA) que suministra el combustible no se los está proporcionando ahorita [turbosina], hasta que no haya la regularización de pago de lo que en este momento ellos operan”.

La compañía se encuentra en un proceso de negociación con acreedores y está embargada por el Servicio de Administración Tributaria (SAT). Además, arrastra adeudos al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y al Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit).

La aerolínea aseguró en febrero que la información de sus deudas al fisco era “imprecisa” y aseguró que hizo pagos pendientes de manera oportuna y en abril confirmó un acuerdo con el Servicio de Administración Tributaria (SAT). La jefa del SAT, Raquel Buenrostro, argumentó el mes pasado que el “único acuerdo” es que Interjet debe pagar el adeudo que tiene desde 2013.

La importancia de Interjet, fundada en 2005 en Ciudad de México, es una de las cuatro principales aerolíneas del país al atender a cerca de 14 millones de pasajeros cada año, en 55 destinos en 10 países, con una participación de mercado mayor al 11  por ciento.

CONFLICTO LABORAL

El 3 de noviembre cientos de trabajadores de la aerolínea se manifestaron en las instalaciones del AICM, argumentando que la empresa no les ha pagado su salario correspondiente en los últimos dos meses. De acuerdo con los primeros reportes, alrededor de 500 empleados de distintas áreas se reunieron con pancartas afuera de la Terminal 1 para exigir que se les pague el dinero de las últimas cuatro quincenas.

Los trabajadores afiliados a la Sección 15 de la Confederación de Trabajadores de México (CTM) denunciaron falta de pago de sus salarios y prestaciones, por lo que emplazaron a huelga a la compañía para las 12:48 horas del 19 de noviembre. De acuerdo con información de El Universal buscan ya una solución al adeudo de cuatro quincenas, vales de despensa y otras prestaciones.

Paralelamente, siguió con un proceso jurídico ante la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje para exigir el pago de las prestaciones adeudadas y otros derechos laborales violentados. A través del voto, sus empleados podrían emplazar a huelga el próximo viernes 4 de diciembre.

-Con información de EFE