Meses antes del asesinato de Arturo Beltrán Leyva, el “Botas Blancas”, su cártel controlaba gran parte del estado de Guerrero, excepto Petatlán, que mantenía Rogaciano Alba cercano a Ismael Zambada, el “Mayo”, y la Costa Chica colindante con Oaxaca, que controlaba el cártel de los Carrillo Fuentes.

Desde la muerte de Beltrán y sus sicarios la guerra por el control del estado ha continuado; un solo grupo se convirtió en 10 años en al menos 18 células delictivas que pelean los territorios.

Por Lenin Ocampo Torres

Chilpancingo, Guerrero, 3 de enero (ElSur).- El 16 de diciembre de 2009 Arturo Beltrán Leyva, el “Botas Blancas”, fue asesinado durante un operativo de la Marina Armada de México en los departamentos Altitude de Cuernavaca, Morelos; ese día comenzó la fragmentación del cártel que encabezó y una guerra entre nuevos grupos delincuenciales que de ahí surgieron por control de los territorios de Guerrero.

Diez años después, la división dio lugar a 18 grupos del crimen organizado que ahora actúan en el estado.

Meses antes de su asesinato, el cártel de los Beltrán Leyva controlaba gran parte del estado, excepto Petatlán que mantenía Rogaciano Alba cercano a Ismael Zambada, el “Mayo” y la Costa Chica colindante con Oaxaca que controlaba el cártel de los Carrillo Fuentes.

Una fuente consultada por El Sur y que pertenecía al grupo de Los Rojos, revela que “la guerra comenzó en el mes de septiembre cuando Arturo Beltrán ordena el asesinato de Alberto (“El Borrado”) y Mario Pineda Villa (“MP”) presuntamente por una traición interna”.

El Borrado y su hermano aparecieron muertos en septiembre del 2009 en Morelos y de “ahí vino la primera ruptura con la gente de Tierra Caliente que comenzó a tener acercamientos con la Familia Michoacana”.

Alberto y Mario, son hermanos de María de los Ángeles Pineda Villa, esposa de José Luis Abarca, implicados en la desaparición de los 43 estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa en septiembre del 2014.

En Cuernavaca, con Arturo Beltrán Leyva, mueren además siete integrantes del cártel del sinaloense que eran jefes de gran parte de las plazas del estado de Guerrero.

Dentro de los muertos destacan su jefe de sicarios, Miguel Ángel Araujo Moreno, “el Buche”, encargado de la plaza de Acapulco y Jesús Nava Romero, “el Rojo”, encargado de la zona centro y norte del estado.

Desde la muerte de Beltrán y sus sicarios la guerra por el control del estado ha continuado; un solo grupo se convirtió en 10 años en al menos 18 células delictivas que pelean los territorios.

EL ROJO EN EL CENTRO

“En el 2005 “El Rojo” toma el control de las zonas serranas de Guerrero, entre ellas las sierra de Heliodoro Castillo, Leonardo Bravo, Apaxtla, San Miguel Totolapan, Teloloapan y parte de Atoyac, comienzan a tener el control de la compra de la goma de opio y la producción de amapola con el cobijo de los Beltrán Leyva” menciona la fuente que pide el anonimato por seguridad.

En esa época el grupo de Jesús Nava comienza a controlar el precio de la goma y la compra del producto, acapara las zonas más productivas y paga “un buen precio” a los campesinos.

El precio en ese año era de 30 mil a 25 mil pesos por kilo de goma, no se podía venderle a nadie más como lo hacían antes los campesinos.

“El problema comienza cuando matan al “Botas Blancas”, de ahí se viene la primera guerra por el control que dejaron los jefes de las plazas, miembros de la familia de Jesús Nava pelean entre ellos, principalmente entre hermanos, sobrinos y cuñados”.

Además pretendieron pelear el puerto de Acapulco que en ese momento estaba al mando de “La Barbie” (Edgar Valdez Villarreal), “hay enfrentamientos intensos entre los grupos y al final de cuentas ‘Los Rojos’ no llegan al puerto”.

La pelea interna entre los hermanos Nava y sobrinos divide sus territorios, Leonor Nava, “El Tigre”, se apodera de gran parte de Heliodoro Castillo y la zona serrana; un cuñado de él, de apodo “La Bocina”, controla Leonardo Bravo, Eduardo Neri y Chilpancingo; se dan los primeros enfrentamientos entre las familias por el control del territorio.

GUERREROS UNIDOS

Un sobrino de “el Rojo”, apodado “El Botas”, se queda con la plaza de Iguala, posteriormente “es traicionado por los hermanos Cassarrubias que con ayuda de la Familia Michoacana se quedan con la plaza de Iguala, Cocula, Apaxtla y Teloloapan, ahí nacen los Guerrero Unidos”.

En el 2013 revienta la violencia en Heliodoro Castillo y Leonardo Bravo entre “’los Rojos’, ahí nace un grupo comandado por Carlos Moreno, ‘La Calentura’ (primo del secretario de Desarrollo Social, Mario Moreno Arcos), que controla los pueblos de Izotepec, Jaleaca y Yextla, luego de que mataran a un jefe de la zona en Chilpancingo”.

El grupo se hace independiente de los Rojos y comienzan hacer alianzas con pueblos de la parte serrana de Chilpancingo y Heliodoro Castillo, entre ellos Juan Castillo, “El Teniente”, muerto en un enfrentamiento en el mes de junio de este año en Corral de Piedra contra la Policía Comunitaria de Heliodoro Castillo.

A mediados del 2013 “El Tigre toma el control del corredor de Filo de Caballos y comienza avanzar a Chichihualco y Chilpancingo, controlado por La Bocina, se hace una guerra y es ahí cuando aparece Isaac Navarrete Celis, ‘El Señor de la I’, que apoyaba a ‘La Bocina’”.

A finales de ese año detienen a Leonor Nava, “matan a ‘la Bocina’ en un hospital de (la Ciudad) de México e Isaac Navarrete comienza a surgir en la zona de Leonardo Bravo”.

En ese mismo año un hermano de Onésimo Marquina, “el Nencho”, era el encargado de Heliodoro Castillo, “muere de una enfermedad y Onésimo se queda con la zona”.

EL CONTROL DE LA ZONA MINERA

En el 2014 surge el Cártel del Sur o Sierra Unida, se asocian Ángel Villalobos, “el Señor de la A”; Isaac Navarrete y la gente de Jaleaca.

“Hay una especie de tregua, se unen con Guerreros Unidos y en ese tiempo llega un poco de tranquilidad a la zona, hasta que la gente de Tlacotepec le declara la guerra a los de Iguala por el control de la zona minera de Mezcala y de ahí viene otra pelea”.

Los Guerreros Unidos se debilitan luego de la desaparición de los 43 normalistas, la gente de Onésimo toma el control de la zona minera que mantiene hasta ahora.

En el 2016 comienzan los problemas entre Ángel Villalobos contra Isaac Navarrete y se dividen “las áreas de producción de los pueblos, la razón fue que ‘el Señor de la A’ quería ser el jefe de todos ellos, fue por un problema de jerarquía y comienzan secuestros, extorsiones, inicia la guerra en el corredor (Casas Verdes-Filo de Caballos) y Ángel le pide apoyo a los de Tlacotepec para tener el corredor, empiezan a tener problemas y surge un problema entre Izotepec, Yextla, Jaleaca y Pueblo Viejo, controlada por “El Teniente”, en ese año matan en Jalisco a Carlos Moreno, “La Calentura” y la gente de Juan Castillo rompe con los de Jaleaca, se arma otra guerra”.

A mediados de 2016 detienen a Ángel Villalobos “y desde ese año no hay tregua en la sierra de Chilpancingo, Leonardo Bravo, Heliodoro Castillo, parte de Apaxtla, San Miguel Totolapan y Atoyac”.

Hay enfrentamientos entre la gente de “Heliodoro Castillo y el corredor del Filo, donde cerraron el paso a la población de Tlacotepec” y fue abierto en noviembre de 2018 con la incursión de la Policía Comunitaria de Heliodoro Castillo que surge en ese año.

Aunado a esta guerra, el precio del kilo de la goma de opio ha afectado a gran parte de la población que tiene que salir por la violencia y la crisis económica que se vive en la zona.

“Ya no hay negocio, no hay mercado, se terminó la siembra y el kilo de goma lo están comprando en tres mil pesos, ya no da para más” finaliza la fuente que relata la década de guerra que se ha vivido en la sierra de Guerrero.

Actualmente hay una lucha por el control de Chilpancingo, Eduardo Neri y Leonardo Bravo entre los grupos del Cartel del Sur, comandado por Navarrete Celis, y el grupo de Tlacotepec, de Onésimo Marquina Chapa, lo que ha provocado decenas de muertes y desplazamiento humano de las comunidades de la sierra.

LOS 18 CÁRTELES

A 10 años de la muerte de Beltrán Leyva han surgido al menos 18 grupos delincuenciales: Los Rojos, Los Ardillos, Cártel del Sur, Comando Suicida, Guerreros Unidos, Familia Michoacana, Gente Nueva, Caballeros Templarios, Los Tequileros, Cártel de Jalisco Nueva Generación, Los Granados, Guardia Guerrerense, Sangre Nueva Guerrero, Cártel Independiente de Acapulco (CIDA), Los Añorve, Los Marín, Los Carrillo y Beltrán Leyva.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE EL SUR. VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.