En 2019, AAA anunció dos equipos en los deportes electrónicos en juegos de pelea: uno para Super Smash Bros y otro en Street Fighter, escuadras que participaron en un programa piloto durante la temporada de Lucha Capital.

Por Rodrigo Corona

México, 3 de enero (EFE).- Lucha Libre AAA está incursionando en los eSports con el desafío de llevar la cultura del mexicano al mundo, dijo este viernes a Efe Óscar Díaz, director digital de la empresa.

“Los eSports son una forma de llevar la cultura mexicana al mundo, son un gran vehículo para llevar las máscaras y los personajes de la Lucha Libre, además de llegar a nuevas audiencia”, dijo Díaz.

En 2019, AAA anunció dos equipos en los deportes electrónicos en juegos de pelea: uno para Super Smash Bros y otro en Street Fighter, escuadras que participaron en un programa piloto durante la temporada de Lucha Capital, en donde por Facebook la empresa transmitió batallas de eSports antes de combates de Lucha Libre.

Por los buenos resultados que consiguió la fase Beta, Díaz aseguró que habrá noticias positiva en 2020 para ya no hacer sólo partidas de exhibición, sino competir en torneos nacional e internacionales.

“Vemos el programa piloto como algo positivo, empezó abajo, pero en cuanto comenzó a avanzar la temporada, creció el interés. Han sido números sorprendentes para nosotros de una nueva audiencia que se conectó a través de nuestra base de fans y nos deja un mensaje importante hacia el futuro”, agregó Erik Baeza, jefe de contenido y media partnerships de AAA.

La idea de unirse a la oleada de eSports fue de Dorian Roldán, director general debido a que su información interna les decía que una parte de sus aficionados podía interesarse por los eSports y al final de la primera experiencia los números les dan la razón.

Díaz aseguró que más del 50 por ciento de las personas que visualizan las partidas en la plataforma de streaming Twitch son seguidores habituales de Lucha Libre.

AAA es consciente de que las audiencia que siguen su producto habla un lenguaje diferente ya que en cuanto al deporte espectáculo, la pasión se traspasa generacionalmente, mientras que en los eSports son personas nuevas.

“Vemos a los eSports como algo que conviva con la Lucha Libre, no lo vemos como una competencia, sino que nosotros aprendemos de los eSports así como ellos aprenden de nosotros”, explicó Díaz.

ARENA GG LIDERA EL PROYECTO

AAA eligió a la empresa especializada en gestión de equipo de eSports, Arena GG para encabezar el proyecto.

El español Nacho Ortiz fue el encargado de hacer el proceso de scouting y quien está más cerca de los jugadores; tiene como reto principal unir la lucha del futuro con la lucha tradicional.

“Los eSports no dejan de ser deportes, al igual que la Lucha Libre. La apuesta fue por los juegos de lucha, por el nexo que existe, es algo natural que tengas luchadores en la vida real y que te estés preparando para tener tus propios luchadores digitales”, dijo Ortiz.

El equipo de Smash Bros está integrado por Bryan Z y Big Boss, quienes entrenan con el campeón del mundo mexicano, MKLeo, y en Street Fighter están El Tigre y Eightgrade.

Como en la Lucha Libre, los equipos están formados por rudos y técnicos.

En el caso de Smash, Bryan es el malo, Ortiz lo define como “un pillo, un tramposo dentro de lo que las reglas que el juego permite”.

En cuanto a Boss, “juega limpio, no utiliza ninguna jugada turbia, es una persona que te gana de forma honesta”.

A cada gamer se le diseñó una máscara de luchador de acuerdo con su personaje y personalidad.

“Estamos buscando tener una gaming house en donde los chicos viviesen, les controlemos la dieta, las horas de descanso, qué cosas les estresan y los roles que mejor pueden desempañar”, comentó Ortiz.