ATENCIÓN: ESTA NOTICIA CONTIENE SPOILERS

Dragon Ball Super: Broly conquistó la taquilla japonesa, en América Latina también lo logró superando a Aquaman, Bumblebee y Spider-Man: Un nuevo universo, y ahora se enfila para superarla en países de Europa.

MADRID, 3 febrero (Europa Press).– Dragon Ball Super: Broly sigue dando de qué hablar después de arrasar en taquilla en varios países del mundo, incluido Estados Unidos. La presentación oficial en el canon de Broly, el brutal Super Saiyan al que se enfrentarán Goku y Vegeta, viene con un interesante subtexto con el que Akira Toriyama, creador de la saga y guionista de la película, ha querido relacionar el destino con el karma de los personajes.

Ya se sabía de antemano que Broly iba a tener un subtexto relacionado con el destino y el karma. Esto surge en lo referente a la muerte de Paragus, coronel del planeta Vegeta y padre de Broly, el Super Saiyan de fuerza incontrolable. Sus actos en la película están estrechamente ligados con su destino y tienen que ver con la muerte de un personaje de la cinta.

Al empezar la película, el rey Vegeta III descubre que el pequeño Broly posee una fuerza sobrenatural que supera a la de su hijo, el príncipe Vegeta. Al saber también que su poder es inestable, decide enviar al niño al exilio, al inhóspito planeta Vampa. Esto provoca que su padre, el coronel Paragus, lleno de odio y venganza, robe una nave y marche hasta Vampa para salvar a su hijo.

La presentación oficial en el canon de Broly, el brutal Super Saiyan al que se enfrentarán Goku y Vegeta, viene con un interesante subtexto. Imagen: Especial

Lo que pasa es que, al robar el bimotor, se lleva consigo a un Saiyan de rango menor, Beets, que estaba haciendo labores de mantenimiento. Cuando aterrizan en Vampa y rescatan a Broly, descubren que la nave está estropeada y que se han quedado atrapados en el planeta. Para aprovechar mejor las provisiones, Paragus mata de un tiro en el corazón a Beets.

Como se ha comentado antes, en esta película, Toriyama quería jugar con la conexión entre el karma y el destino. Con lo cual, Paragus paga por su crimen de la misma forma. Después de ser rescatado por los soldados de Freezer, se alía con el villano para que Broly vaya a la Tierra y culmine su venganza luchando contra Vegeta.

Cuando Freezer se da cuenta de que el incontrolable poder de Broly no ha llegado a su máximo nivel, recuerda cómo logró que Goku, en un anterior combate, lograse una mayor transformación Saiyan, que fue matando a su fiel amigo Krillin. Por ello, decide asesinar de un tiro en el corazón a Paragus, teniendo el mismo destino que Beets.

Sin duda, Akira Toriyama no da puntada sin hilo. Ese concepto de la relación entre el destino y el karma, entre otros muchos factores, ha hecho de Dragon Ball Super: Broly se convierta en la película más taquillera de la franquicia cinematográfica. Dirigida por Tatsuya Nagamine y distribuida por Selecta Visión, la cinta está disponible en cines desde este 1 de febrero.